Es noticia
Menú
Feijóo sondeó a los letrados del Congreso para protagonizar el debate contra Sánchez
  1. España
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

Feijóo sondeó a los letrados del Congreso para protagonizar el debate contra Sánchez

El dirigente intentó confrontar de 'tú a tú' con el presidente, pero los servicios jurídicos de la Cámara frenaron ese deseo. La réplica la dará Cuca Gamarra, pero el gallego buscará foco desde el escaño presidencial del PP

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Partido Popular ha otorgado el rango de "prioridad máxima" al debate sobre el estado de la nación, que se celebrará tras siete años de parón los próximos 12, 13 y 14 de julio en el Congreso. En Génova entienden que es un escaparate óptimo para convencer a la opinión pública de que el PP ya no es "oposición" sino "alternativa" al Gobierno de Sánchez justo antes del descanso estival. El partido buscó poner toda la carne en el asador, pero no lo consiguió. Durante unos días, Alberto Núñez Feijóo pudo fantasear con la posibilidad de protagonizar el 'tú a tú' contra Pedro Sánchez en la Cámara Baja, pero los letrados del Congreso frustraron ese anhelo: "El reglamento no contempla esa opción".

Fue la respuesta que recibieron en el 13 de Génova el pasado viernes de parte de los servicios jurídicos del Congreso, a los que Feijóo sondeó para intentar ser él quien diese la réplica a Pedro Sánchez en una cita parlamentaria que entienden fundamental. Los populares veían cierta flexibilidad en la norma como para intentar que fuese el gallego, en condición de senador —cargo al que accedió el pasado 25 de mayo— y de presidente del Partido Popular, el que llevase la batuta contra el jefe del Ejecutivo en la Cámara Baja pese a no contar con escaño. La literalidad del artículo 196 establece que en el debate sobre el estado de la nación solo podrá hacer uso de la palabra "un representante de cada grupo parlamentario", sin aclarar que tenga que ser necesariamente un diputado. "Está abierto a interpretaciones", apuntaron fuentes populares en el Congreso cuando esa opción se comenzó a valorar.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo (EFE/Fernando Alvarado)

Sin embargo, los letrados del Congreso concluyeron que no cabía doble lectura posible y el partido asumió la decisión. La máxima que siempre se marcaron en Génova fue la de no "retorcer" el reglamento de la Cámara, por lo que Feijóo delegará el protagonismo en Cuca Gamarra, pero solo parcialmente: aunque no puede intervenir, el líder popular sí acudirá al hemiciclo a presenciar el debate, y no desde un sitio cualquiera: Feijóo se presentará como jefe de la oposición en el Congreso y ocupará el escaño presidencial del PP, el mismo en que se sentaba Pablo Casado hasta su despedida definitiva de la Cámara Baja el pasado 23 de febrero, ya en plena hecatombe del PP.

El debate del estado de la nación se celebrará entre el 12 y el 14 de julio

Feijóo no tendrá voz dentro del hemiciclo —podrá hacer declaraciones antes o después en las dependencias del Congreso—, pero con esta maniobra se asegura el foco durante el debate más importante de la política nacional. En Génova creen que lograrán una imagen potente antes de que finalice el actual curso político. "Lo que Sánchez tenga que decir, se lo tendrá que decir a Feijóo a la cara", subrayan fuentes populares.

Debate clave para el PP

En el PP entienden que la cita resulta "fundamental" para colocar su mensaje de "alternativa" política en el foro que suscita mayor interés mediático, normalmente muy por encima de la actividad en el Senado, donde Feijóo ha instalado su despacho de forma provisional. Fue precisamente en la Cámara Alta donde Sánchez y Feijóo mantuvieron el primer y único cara a cara directo el pasado 7 de junio, que se saldó con un fuerte malestar en las filas del PP por mencionar Sánchez que su partido era "un estorbo" para la gestión del Gobierno.

Tal es la importancia que le atribuyen en Génova que Feijóo reunirá este martes a las direcciones de los grupos parlamentarios del PP en el Congreso y en el Senado con el objeto de trazar de forma conjunta los "ejes" que guiarán la posición del partido la próxima semana. El líder popular está pilotando en todo momento el proceso e instruyendo a su portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, para que logre dar con la tecla en su último enfrentamiento con Sánchez antes de verano, en un momento, además, en que el clima entre Moncloa y Génova está especialmente enrarecido.

Aunque el PP debe definir aún las líneas maestras de su intervención, hay dos carriles por los que transitarán los populares. El primero, "como no podía ser de otra forma", es el de la economía, la bandera que Feijóo lleva agitando desde que aterrizó en Génova. La galopante inflación y las medidas "fracasadas" del Gobierno serán el esqueleto sobre el que Cuca Gamarra construirá su réplica, con la máxima de que a cada ataque contra el Ejecutivo seguirá una "propuesta" sobre la que afianzar esa imagen de alternativa.

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Quique García)

Una vez más, el PP evitará cuestiones de tinte ideológico, pero no cejará en evidenciar la "deriva extremista" en la que, entienden, se ha embarcado el Gobierno por el "asalto institucional" ejecutado por Sánchez en instituciones como el INE o Indra, cuyas cúpulas han experimentado fuertes turbulencias en las últimas semanas. En Génova han dolido especialmente las últimas intervenciones del jefe del Ejecutivo, en las que acusaba al PP de ser una "terminal de intereses oscuros", por no mencionar el impacto que han tenido en Génova las últimas declaraciones de la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, que elevó el tono señalando a Feijóo por una "estrategia de conspiración" equiparable a la del 11-M. "Quieren capitalizar el voto de Podemos siendo más radicales que ellos", resumen en la dirección.

El Partido Popular ha otorgado el rango de "prioridad máxima" al debate sobre el estado de la nación, que se celebrará tras siete años de parón los próximos 12, 13 y 14 de julio en el Congreso. En Génova entienden que es un escaparate óptimo para convencer a la opinión pública de que el PP ya no es "oposición" sino "alternativa" al Gobierno de Sánchez justo antes del descanso estival. El partido buscó poner toda la carne en el asador, pero no lo consiguió. Durante unos días, Alberto Núñez Feijóo pudo fantasear con la posibilidad de protagonizar el 'tú a tú' contra Pedro Sánchez en la Cámara Baja, pero los letrados del Congreso frustraron ese anhelo: "El reglamento no contempla esa opción".

Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda