Es noticia
Menú
Génova busca un chivo expiatorio: el recurso sobre Bárcenas desata un choque en el PP
  1. España
A CUATRO DÍAS DEL 19-J

Génova busca un chivo expiatorio: el recurso sobre Bárcenas desata un choque en el PP

La dirección de Casado niega que autorizase el recurso para absolver al extesorero del partido y la nueva dirección pone en la diana a los abogados del PP y al exsecretario de Justicia, Enrique López

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el exlíder del partido Pablo Casado. (EFE/Julio Muñoz)
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el exlíder del partido Pablo Casado. (EFE/Julio Muñoz)

El nombre de Luis Bárcenas ha vuelto a enturbiar la paz interna del PP. Y, de nuevo, a las puertas de una noche electoral. En la dirección nacional comandada por Alberto Núñez Feijóo se ha instalado un profundo malestar por la controversia suscitada a raíz de la presentación de un recurso al Tribunal Supremo pidiendo la absolución del extesorero popular y reclamando que anulase la sentencia de la Audiencia Nacional que condenó al partido por las obras en la sede de Génova. El problema radica en que el actual presidente nacional no tenía conocimiento de la iniciativa y se desayunó con la noticia el pasado lunes. La rectificación se formalizó tan solo unas horas después, a través de un recurso de desistimiento ante el Tribunal Supremo al que ha tenido acceso El Confidencial.

El vicesecretario institucional del PP, Esteban González Pons, señaló que la estrategia judicial respondía de forma unilateral a la anterior cúpula y rechazó que la nueva dirección tuviese conocimiento de una iniciativa que, además, no comparten. Pero el enredo amenaza con hacerse bola, porque dirigentes de la época de Pablo Casado aseguran que tampoco tenían constancia de la controvertida estrategia. Si el PP no conocía su propio recurso, ¿de dónde sale la iniciativa? En uno y otro equipo apuntan a que la responsabilidad corresponde en exclusiva a los servicios jurídicos del partido, pero otras fuentes recalcan que los abogados externos del PP, capitaneados por Alberto Durán, no trabajan de forma autónoma y es la dirección orgánica la que da luz verde a todos sus movimientos. En todo este asunto hay un nombre que se repite en las cuitas internas: Enrique López.

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE/Chema Moya)

Tras la crisis que se desató en el partido por la encarnizada batalla entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso y que se saldó con la muerte política del primero, el exsecretario de Justicia en Génova fue apartado por la dirección de Feijóo. El líder gallego no le reservó un hueco en el nuevo organigrama nacional y, en la práctica, algunas de sus funciones fueron asumidas por el eurodiputado Esteban González Pons, nuevo interlocutor con el Gobierno en materia de Justicia. Fuentes autorizadas que trabajaron junto a López en la anterior etapa aseguran que todos los asuntos jurídicos, incluido el polémico recurso de casación, pasaban por su despacho, y que el texto que pedía la absolución de Luis Bárcenas recibió su visto bueno antes de presentarse.

Sin embargo, fuentes bien relacionadas con el exsecretario de Justicia desmienten esta versión y rechazan que Enrique López tuviese responsabilidad alguna en un proceso que, mediante la absolución de Luis Bárcenas, buscaba también esquivar la pena que se impuso al PP como responsable civil subsidiario por el pago con dinero negro de las obras para remodelar Génova. Las mismas voces apuntan a que se trata de un asunto exclusivo del ámbito judicial del partido, donde no cabe estrategia política, y niegan que el anterior responsable de Justicia, de la máxima confianza de Casado, estuviese al tanto del asunto.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso. (EFE/Fernando Alvarado)

Del mismo modo, la actual dirección de Génova busca su particular chivo expiatorio para convencer de que Feijóo no conocía el contenido del recurso, a pesar de que fue ratificado el pasado 19 de abril, cuando el líder gallego llevaba más de dos semanas en el cargo. En primera instancia, González Pons enmendó la estrategia jurídica de la dirección de Casado. Al día siguiente, en una entrevista con Antena 3, el eurodiputado enfrió el tono contra la anterior cúpula y señaló exclusivamente a los abogados del partido por no facilitar a Feijóo el contenido de la iniciativa judicial tan pronto como se hizo con las riendas de Génova, sin juzgar si Casado estaba o no al corriente. "El PP no puede pedir la absolución de Luis Bárcenas", zanjó.

El asunto ha provocado el primer choque de trenes interno de la era Feijóo y un cruce de reproches soterrado sin una explicación clara. La nueva cúpula se defiende y apunta que la iniciativa comenzó a redactarse el pasado mes de noviembre y se formalizó 'ad cautelam' el pasado 28 de marzo, tres días antes del congreso nacional del PP que ratificó a Núñez Feijóo como presidente del partido. Para entonces, el PP estaba comandado por una dirección interina pilotada por Esteban González Pons y Cuca Gamarra. La anterior dirección también se desentiende y apunta que no conocía la maniobra judicial.

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE/Chema Moya)

La actual secretaria general del partido formaba también parte del anterior núcleo de confianza de Pablo Casado, pero Feijóo salva a su número dos y descarga toda la responsabilidad en el jefe de la asesoría jurídica de la formación, Alberto Durán, por no informar de la existencia de ese recurso, aunque algunas fuentes extienden esa responsabilidad a Enrique López como cabeza política de la sección de Justicia del PP. Génova no aclara si emprenderá alguna medida contra los abogados del partido por un malentendido interno que le ha costado la reactivación de la corrupción del partido a las puertas de unas elecciones en Andalucía.

"Filtraciones interesadas"

En el PP se ha instalado la máxima de dejar morir una polémica que vinculan a "filtraciones interesadas", a las que aseguran estar "acostumbrados", cuando se acerca una apertura de urnas. Sugieren que no es casualidad que haya trascendido a los medios la presentación de un recurso que se ratificó hace casi tres meses, justo en la recta final de la campaña de las elecciones andaluzas. Con el mismo argumento valoran en Génova la investigación abierta esta semana por una jueza andorrana contra Mariano Rajoy en el marco de la operación Cataluña.

Foto: Los seis principales candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía. (EFE/Julio Muñoz)

Como hizo su antecesor, Feijóo se sacude la responsabilidad respecto al calendario judicial de miembros del PP que "ya no participan en la vida activa del partido" y en la dirección aseguran estar "tranquilos" ante la posibilidad de que pueda afectarles en la recta final de una campaña crucial para el futuro del partido. "El caso Bárcenas comenzó en 2007. Rajoy lleva fuera del Gobierno y del PP cuatro años", argumentan en la cúpula popular, que ve la mano del Gobierno en estas informaciones con el objetivo de tratar de desestabilizar el buen ritmo de Juanma Moreno. "Van con todo", afirman.

El nombre de Luis Bárcenas ha vuelto a enturbiar la paz interna del PP. Y, de nuevo, a las puertas de una noche electoral. En la dirección nacional comandada por Alberto Núñez Feijóo se ha instalado un profundo malestar por la controversia suscitada a raíz de la presentación de un recurso al Tribunal Supremo pidiendo la absolución del extesorero popular y reclamando que anulase la sentencia de la Audiencia Nacional que condenó al partido por las obras en la sede de Génova. El problema radica en que el actual presidente nacional no tenía conocimiento de la iniciativa y se desayunó con la noticia el pasado lunes. La rectificación se formalizó tan solo unas horas después, a través de un recurso de desistimiento ante el Tribunal Supremo al que ha tenido acceso El Confidencial.

Luis Bárcenas Pablo Casado Partido Popular (PP)
El redactor recomienda