Es noticia
Menú
El PP ve la mano de Sánchez en el terremoto de Indra y el INE y cuestiona futuras elecciones
  1. España
ASEDIO AL GOBIERNO

El PP ve la mano de Sánchez en el terremoto de Indra y el INE y cuestiona futuras elecciones

El PP prepara una ofensiva parlamentaria contra el Ejecutivo por el "asalto institucional" que se ha intensificado a raíz de las elecciones andaluzas: "Sánchez quiere asegurarse de que los ciudadanos no vuelven a equivocarse al votar"

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juanjo Martín)
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juanjo Martín)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El PP ha cambiado en pocos días la mano tendida por el asedio total a Pedro Sánchez. Además de la presión por la tragedia en Melilla, donde perdieron la vida al menos 23 personas, los populares han elevado la voz contra el Gobierno por el "asalto institucional" que, a su juicio, se ha intensificado a raíz del varapalo electoral que sufrió la izquierda en Andalucía. Desde el partido, señalan las maniobras en la Fiscalía General del Estado, el CIS o el Tribunal Constitucional, a lo que hay que sumar ahora el Instituto Nacional de Estadística (INE) e Indra, cuyo terremoto interno ha llevado al partido de Alberto Núñez Feijóo a agitar la sospecha sobre un posible "interés" por parte del Ejecutivo de coalición de influir en próximos procesos electorales.

La teoría que se extiende por los mentideros del PP es que la derrota de la izquierda el 19-J ha desatado la "furia" del presidente del Gobierno, que en apenas una semana se ha lanzado a "controlar todos los resortes del Estado". El malestar se ha instalado en un partido donde asistieron con "incredulidad" al giro de guion con el Tribunal Constitucional, pero que también mira con desconfianza los movimientos en el INE e Indra. La piedra la tiró primero Esteban González Pons este lunes, tras la habitual reunión del comité de dirección. "Mire, el CIS hace las encuestas, el INE el censo e Indra cuenta los votos", sugirió. Pero fue más allá. "Da la impresión de que, después de perder las elecciones, Sánchez ha decidido controlar a los españoles para asegurarse de que no vuelvan a equivocarse al votar".

El PP, sobre los cambios en Indra y el INE: "Sánchez ha decidido controlar a los españoles para que no vuelvan a equivocarse al votar"

La dimisión del presidente del Instituto Nacional de Estadística, Juan Manuel Rodríguez Poo, no cayó por sorpresa en la sede de Génova. Hace unos días, El Confidencial adelantó en exclusiva que el Ministerio de Economía, que lidera Nadia Calviño, tenía en mente relevar al actual director y colocar en su lugar al número dos de José Luis Escrivá, una "decisión política" que generó enorme malestar en la institución, donde se apuntó que la causa del cese tenía que ver con la revisión del PIB o la medición de la electricidad en el IPC.

Pero el terremoto de mayor magnitud se ha producido en Indra. El organismo que, entre otras funciones, centraliza los datos de los recuentos electorales que se realizan en las mesas electorales, ha sufrido una fuerte sacudida tras la salida de siete de los ocho consejeros con la etiqueta de independientes en el seno de la consultora tras el golpe de mano del Gobierno por la intervención de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que controla más del 25% de la entidad. Los miembros salientes consideran que su destitución estuvo motivada por una acción coordinada entre la SEPI y Amber, principal accionista del Grupo Prisa, que adquirió acciones de la consultora poco antes de la junta directiva donde ocurrieron los despidos.

Foto: Logo de Indra en su sede de Alcobendas (Madrid). (Reuters/Sergio Pérez)

En ese sentido, el partido que dirige Alberto Núñez Feijóo ve los "tentáculos" del Gobierno en el seísmo interno de Indra y ha intensificado su ofensiva contra el Ejecutivo por tratar de "asaltar" con afines las dos instituciones justo después de un duro varapalo electoral. El PP ha registrado en el Congreso tres peticiones de comparecencia: la de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; la del presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, y la de la presidenta de la SEPI, Belén Gualda. A la cascada de peticiones se suma la de Nadia Calviño, para que explique en este caso su presunta intervención en el INE.

Dimite el presidente del INE por 'motivos personales'

Durante la junta de portavoces de este martes, el Grupo Popular, capitaneado por Cuca Gamarra, intentó, sin éxito, cambiar la pregunta parlamentaria que dirigirá este miércoles el diputado Mario Garcés a María Jesús Montero. Según la versión de los populares, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas, "vetó" una modificación que los grupos parlamentarios pueden realizar en caso de que ese cambio venga motivado por un asunto de actualidad, como lo es el terremoto que sacude en estos momentos al consejo de Indra. "No está de actualidad", rechazaron los socialistas, una circunstancia que ha alimentado el malestar en el PP y que no evitará que sus diputados capitalicen el asunto este miércoles en el Congreso.

"Cuando un accionista mayoritario como es SEPI lleva a cabo un movimiento de esta envergadura, es para algo", insistía en el Congreso Cuca Gamarra, cuando era preguntada si el PP consideraba que el Gobierno pretende influir de algún modo en próximos comicios. "Hay algo, lo que no nos queda claro es el qué. Indra tiene una labor muy importante en procesos electorales", insistía. El malestar se ha instalado en Génova y en los grupos en el Congreso y Senado. Durante un acto con la patronal, Feijóo ponía el foco en cómo el "asalto" del Gobierno lastraría la "reputación" internacional de España en plena celebración de la cumbre de la OTAN. Mientras tanto, diputados y senadores se hacían también eco de la última "barbaridad" del Ejecutivo. "La democracia se desliza peligrosamente hacia el despeñadero".

Pero la maniobra que terminó de volar todos los puentes con el PP fue el sorpresivo movimiento del Ejecutivo para renovar unilateralmente el Tribunal Constitucional, sin esperar a un acuerdo con los de Feijóo para desbloquear el CGPJ. Según la versión del primer partido de la oposición, la negociación ya estaba "encarrilada". Esteban González Pons y Félix Bolaños intercambiaron mensajes por última vez sobre el asunto el pasado 15 de junio. Pero, una semana después, el PP se enteró por los medios de comunicación de la última estrategia del Gobierno: una reforma limitada de la ley del Poder Judicial para permitir al CGPJ hacer nombramientos, pero solo en lo que atañe al Tribunal Constitucional, con lo que podrá ejecutar un vuelco en la mayoría conservadora que actualmente prima en el organismo judicial.

El PP ha cambiado en pocos días la mano tendida por el asedio total a Pedro Sánchez. Además de la presión por la tragedia en Melilla, donde perdieron la vida al menos 23 personas, los populares han elevado la voz contra el Gobierno por el "asalto institucional" que, a su juicio, se ha intensificado a raíz del varapalo electoral que sufrió la izquierda en Andalucía. Desde el partido, señalan las maniobras en la Fiscalía General del Estado, el CIS o el Tribunal Constitucional, a lo que hay que sumar ahora el Instituto Nacional de Estadística (INE) e Indra, cuyo terremoto interno ha llevado al partido de Alberto Núñez Feijóo a agitar la sospecha sobre un posible "interés" por parte del Ejecutivo de coalición de influir en próximos procesos electorales.

Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda