Es noticia
Menú
Antonio del Castillo: "El Cuco y su madre se han vuelto a reír de la Justicia"
  1. España
Caso Marta del Castillo

Antonio del Castillo: "El Cuco y su madre se han vuelto a reír de la Justicia"

Los dos reconocen abiertamente que mintieron en el juicio de mayores, cometieron un delito de falso testimonio, y se niegan a contestar a ninguna pregunta más

Foto: Francisco Javier García, 'el Cuco' (d), y su madre, Rosalía García (2d), sentados en la sala del juzgado de lo penal 7 de Sevilla. (EFE/Pool/Julio Muñoz)
Francisco Javier García, 'el Cuco' (d), y su madre, Rosalía García (2d), sentados en la sala del juzgado de lo penal 7 de Sevilla. (EFE/Pool/Julio Muñoz)

"Hay seres humanos que en realidad no lo son, dan vergüenza, son como alimañas rastreras a las que la sociedad debería darles la espalda siempre", asegura Antonio del Castillo tras ver lo sucedido en la primera sesión del juicio contra el Cuco y su madre, Rosalía Inmaculada García Marín. Lo que ha sucedido es que el Cuco se ha sentado en el banquillo de los acusados y ha reconocido que es un mentiroso, que la noche en que asesinaron a Marta y se deshicieron de su cadáver él estaba allí. También que a la 1:30 de la madrugada él no estaba en casa durmiendo, como aseguró en el juicio en el que se condenó a Miguel Carcaño. Su madre ha ocupado su sitio después y también ha reconocido ser una embustera.

En el juicio de mayores afirmó que llegó a su casa sobre la 1:30, 2:00 de la madrugada, abrió la puerta de la habitación de su hijo, lo vio en la cama, le dio un beso y cerró la puerta. Sin embargo, cuando la Fiscalía y la acusación particular han querido interrogarles, los dos se han negado a responder a ninguna pregunta, eliminando una vez más las escasas posibilidades de localizar el cuerpo de Marta de Castillo. "Su silencio malvado y deliberado", razona Antonio del Castillo, "está calculado para aumentar y perpetuar el dolor que en mi familia sentimos. Se han vuelto a reír de la Justicia".

Foto: Francisco Javier García, el Cuco (d), y su madre, Rosalía García (i), durante el juicio de hoy. (EFE/Julio Muñoz)

Lo que el padre de Marta argumenta es que se han negado a contestar preguntas básicas como: ¿estaba Francisco Javier Delgado en la casa cuando tú llegaste a León XIII? ¿Viste a su novia María García Mendaro allí? ¿Colaboraste a trasladar su cuerpo? ¿En qué coche lo metisteis? ¿Te amenazó Francisco Javier Delgado con hacerte daño si le señalabas? ¿Dónde está el cuerpo de Marta? "Una vez que ya han reconocido que son unos farsantes y que les van a condenar por ello, no les había costado nada responder la verdad, pero no lo han hecho para provocar que sigamos sufriendo", se muestra convencido Antonio, quien, junto a Eva Casanueva, su mujer y madre de Marta, tendrá que declarar mañana para que la jueza pueda tasar económicamente el daño moral que han sufrido por las mentiras. Un dinero, por cierto, que de ser condenados nunca pagarán, porque todavía deben abonar al Estado 90.000 euros por las labores de búsqueda del cuerpo de Marta a las que fue condenado el Cuco.

Como carambola a su estrategia de confesar, pero callar, han evitado que Miguel Carcaño declarase. ¿Qué podía decir Miguel que provocase el miedo del Cuco y de su madre? El Infiltrado sostiene que Rosalía le confesó que no tiene coartada para la hora del crimen de Marta y para las horas posteriores. ¿Acudió Rosalía a León XIII a ayudar a su hijo? Nunca lo podremos saber, porque ni ellos lo han contado ni tampoco se solicitaron los posicionamientos telefónicos de la mujer el día de los hechos.

En cualquier caso, las mentiras del Cuco en el juicio de mayores, en el que declaraba como testigo con obligación de decir verdad, sin duda han perjudicado la investigación y la posibilidad de conocer la verdad. Engañaron a los magistrados de la Audiencia Provincial de Sevilla, a los padres de Marta y a la sociedad entera. Y ahora, tras su confesión monosilábica, han vuelto a zancadillear a la verdad y a la justicia.

Foto: El Cuco y su madre, tras abandonar el juzgado en 2016. (EFE/Raúl Caro)

"Unas personas que se ríen y se burlan de la Justicia no se pueden beneficiar al mismo tiempo de la Justicia", explica Inmaculada Torres. Se refiere a que la defensa del Cuco y Rosalía va a pedir la atenuante de confesión. "Un circo si se la conceden", sentencia Antonio.

"Hay seres humanos que en realidad no lo son, dan vergüenza, son como alimañas rastreras a las que la sociedad debería darles la espalda siempre", asegura Antonio del Castillo tras ver lo sucedido en la primera sesión del juicio contra el Cuco y su madre, Rosalía Inmaculada García Marín. Lo que ha sucedido es que el Cuco se ha sentado en el banquillo de los acusados y ha reconocido que es un mentiroso, que la noche en que asesinaron a Marta y se deshicieron de su cadáver él estaba allí. También que a la 1:30 de la madrugada él no estaba en casa durmiendo, como aseguró en el juicio en el que se condenó a Miguel Carcaño. Su madre ha ocupado su sitio después y también ha reconocido ser una embustera.

Caso Marta del Castillo
El redactor recomienda