Es noticia
Menú
Rubiales se escuda en un Mundial en España y sus contactos en la UEFA para blindarse
  1. España
Supercopa Files

Rubiales se escuda en un Mundial en España y sus contactos en la UEFA para blindarse

El presidente de la RFEF liga el éxito de la candidatura mundialista a su relación con Ceferin y acusa a quienes se hacen eco de sus escándalos de poner en peligro el proyecto que reportaría beneficios millonarios

Foto: El presidente de la FIFA, Gianni Infantino; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, en 2018. (EFE)
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, en 2018. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Si Luis Rubiales cae, España se quedará sin organizar el Mundial de fútbol en 2030. Este es uno de los mensajes que está deslizando el presidente de la Federación para blindarse contra la delicada situación que atraviesa desde que El Confidencial comenzó a arrojar luz sobre las irregularidades de su gestión. Tanto en público como en privado, Rubiales se ha parapetado en la candidatura hispanoportuguesa como sede mundialista y su influencia en la UEFA para lograrlo. "Se lo van a cargar ustedes con estas cosas", le recriminó a los medios de comunicación cuando compareció el mes pasado a dar explicaciones.

España impulsó en 2018 un proyecto conjunto con Portugal para organizar la cita mundialista que organiza la FIFA. Sería la segunda vez que se disputa en España desde 1982. El plan inicial incluía también a Marruecos, pero finalmente se quedó solo como una candidatura ibérica. Rubiales embarcó para este plan a las más altas instancias del Estado, empezando por el Gobierno socialista. Fue su vía de acceder a ciertos contactos más allá del mundo del fútbol, incluido el líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con el que se mensajeaba de manera directa. La vía de acceso era el Mundial, pero luego Rubiales recurrió a ese número para otras cuestiones.

Desde el Ejecutivo socialista le dieron luz verde para estrechar lazos con la federación portuguesa. Organizar el Mundial, la máxima competición del deporte más popular del planeta, reportaría a España decenas de miles de euros. Rubiales era consciente del interés que eso generaba y lo usó a su favor ligando el éxito de la iniciativa a su persona. En esa ecuación, el presidente español se encargó siempre de dejar claro su buena posición en los despachos del fútbol a nivel internacional casi desde que llegó al cargo. En algún arrebato provocado por sus guerras internas en el mundo del fútbol español, llegó a verbalizar que se habría marchado voluntariamente si no fuera por sus apoyos en las federaciones internacionales.

Foto: Luis Rubiales, antes de su última comparecencia. (EFE/Rodrigo Jiménez)

La Fiscalía Anticorrupción ha abierto ya una investigación para esclarecer si Rubiales delinquió en sus negociaciones con Gerard Piqué para vender la Supercopa a Arabia Saudí. Lo ha hecho a partir de una denuncia que le acusa de delitos castigados con cárcel. En su defensa alega que eso ha permitido avanzar en conquistas para las mujeres, pero en sus conversaciones con el central del Barça a las que ha tenido acceso este periódico ese tema ni siquiera se nombra. Más bien al contrario, Rubiales impulsó una declaración ante notario para blindarse frente un supuesto boicot al torneo por parte de colectivos de mujeres.

Otro de los argumentos que Rubiales viene repitiendo desde que le salpicó el escándalo es que su gestión ha reportado grandes beneficios económicos. Dice que, cuando él llegó a la Federación, había 146 millones de euros y ahora ingresan 400 millones. "Eso nos permite pelear por organizar un mundial. Y eso se lo van a cargar ustedes con estas cosas. No digo ustedes, ustedes al final replican lo que alguien con mala intención ha hecho; pero les pido que ya tienen mi versión. No hay más", se defendió en rueda de prensa tratando de desmentir las informaciones de El Confidencial.

Foto: Rubiales, que aparece reflejado en la pantalla del móvil, graba con otro terminal la conversación con Guirao. (El Confidencial)

Al menos en esa ocasión, las palabras y la actitud que mostró Rubiales en público coinciden con su forma de proceder cuando no están las cámaras. Este periódico ha recabado los testimonios de antiguos colaboradores o cargos políticos con los que trató, que describen al todavía máximo responsable del fútbol español como una persona obsesionada con sus enemigos.

La investigación en torno a los Supercopa Files ha revelado sus amenazas o el tono con el que le hablaba a una secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano, tras recibir un veredicto negativo por parte del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). "No creo en ninguno de los juristas que hay ahí", "mejor dar miedo que asco", "el TAD es un puto desastre", "voy a poner detectives"... Estas eran algunas de las expresiones que emanaban de su boca cuando entraba en erupción. En esa conversación también quiso dejar claro el apoyo que tenía del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Las fuentes consultadas aseguran que este tipo de llamadas eran frecuentes. "Era habitual tener que calmarle", dice un ex cargo gubernamental que prefiere mantenerse en el anonimato. Rubiales fue elegido para presidir la Federación española en mayo 2018. Sustituyó a Ángel María Villar, quien tras casi 30 años de mandato terminó arrestado por la Guardia Civil e investigado por corrupción. El salto definitivo de Rubiales llegó 12 meses después. En mayo de 2019, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, fue elegido nuevo vicepresidente de la UEFA durante la reunión del Comité Ejecutivo del organismo celebrada en Bakú (Azerbaiyán).

La baza de Ceferin

Rubiales fue propuesto por el presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, y elegido de manera unánime por los miembros del Comité Ejecutivo. "Cambiar cosas solo se puede hacer desde lugares donde uno tenga un respaldo político", dijo tras aceptar el cargo. En 2021, Rubiales cobró 634.518 euros, ocho veces el sueldo de un ministro y siete el de Pedro Sánchez. A esa cantidad se suma la remuneración extra que llega a su cuenta por ser vicepresidente de la UEFA, en torno a otros 250.000 euros anuales.

El máximo mandatario del fútbol español se encargaba de comunicar personalmente a sus contactos con poder su elección para ser vicepresidente de la UEFA. Ponía en valor su relación con el máximo mandatario del fútbol europeo, Ceferin, y su cargo como activo para España en su carrera para organizar el mundial. "Esto nos da mucha fuerza", escribió a un alto cargo del Gobierno.

Foto: El presidente de la Real Federación Española de Fútbol. (EFE/Rodrigo Jiménez)

A principios de este año, el camino de la candidatura de España y Portugal recibió una buena noticia, casi definitiva. Gran Bretaña, su principal rival, se apeó en febrero de la carrera para centrarse en organizar la Eurocopa de 2028. Siguen en la puja Argentina, Uruguay y Paraguay con otra candidatura conjunta. La actual situación económica y las condiciones de muchos estadios en Sudamérica convierten a España y a Portugal en la opción con más peso.

El CSD ha reaccionado a las revelaciones de El Confidencial abriendo la puerta a la inhabilitación de Rubiales. Estudiará las dos denuncias que ha recibido y si hay motivos para remitirlas al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), quien tomaría la decisión. Las denuncias tienen que ver con el cobro de 3.000 euros para pagar el alquiler de un piso de lujo en Madrid y con la orden de espiar al presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

Si Luis Rubiales cae, España se quedará sin organizar el Mundial de fútbol en 2030. Este es uno de los mensajes que está deslizando el presidente de la Federación para blindarse contra la delicada situación que atraviesa desde que El Confidencial comenzó a arrojar luz sobre las irregularidades de su gestión. Tanto en público como en privado, Rubiales se ha parapetado en la candidatura hispanoportuguesa como sede mundialista y su influencia en la UEFA para lograrlo. "Se lo van a cargar ustedes con estas cosas", le recriminó a los medios de comunicación cuando compareció el mes pasado a dar explicaciones.

UEFA Real Federación Española de Fútbol Pedro Sánchez Fiscalía Anticorrupción Internacional Consejo Superior de Deportes (CSD) Guardia Civil Gerard Piqué Reino Unido Eurocopa
El redactor recomienda