Es noticia
Menú
Rubiales contrató detectives para espiar la "conducta" del líder del sindicato de futbolistas
  1. España
Supercopa Files | ordenó vigilancias a aganzo

Rubiales contrató detectives para espiar la "conducta" del líder del sindicato de futbolistas

El presidente de la Federación Española de Fútbol encargó a la agencia de detectives Cryptex Europa que investigara a David Aganzo en plena maniobra para desbancarlo de la asociación de jugadores mediante una moción de censura

Foto: David Aganzo durante el seguimiento. (EC)
David Aganzo durante el seguimiento. (EC)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Luis Rubiales contrató una agencia de detectives privados para investigar a uno de sus mayores enemigos en el mundo del fútbol, el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo. El espionaje se produjo en agosto de 2019, coincidiendo con un movimiento de Rubiales para tratar de echar a Aganzo del sindicato de jugadores mediante una moción de censura planteada por afiliados de su confianza. Durante cuatro días, un detective vigiló y grabó todos los pasos del exdelantero del Rayo Vallecano y Racing de Santander, entre otros equipos.

placeholder  Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

Las conclusiones del espionaje quedaron reflejadas en un documento “reservado” de 57 páginas al que ha tenido acceso El Confidencial y que forma parte de una nueva entrega de los Supercopa Files, una investigación periodística que ya ha permitido descubrir que Rubiales usó dinero de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para pasar seis días en Nueva York con una pareja sentimental, que presionó a Arabia Saudí para que pagara 24 millones de euros a Gerard Piqué por la celebración de la Supercopa en ese país y que estuvo cobrando de forma presuntamente irregular un plus de 3.100 euros mensuales para pagar el alquiler de un piso de lujo en la planta 29 de la Torre de Madrid, en la Plaza de España de la capital.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

Según los archivos en poder de este diario, Rubiales encargó el espionaje a Aganzo a la agencia Cryptex Europa SL, dirigida por un detective llamado José Luis González, con oficina en el número 10 de la calle de Velázquez y número de licencia del Ministerio del Interior TIP 2121, y que ya había realizado anteriormente otros trabajos para la Federación. El informe señala que el objetivo de Rubiales era únicamente “la observación de la conducta de don David Aganzo Méndez” y conocer “las actividades que realiza [el investigado] dentro del horario laboral”, pero no aclara los motivos por los que el presidente de la RFEF quería acceder a esa información.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

Las fechas dan una pista sobre las verdaderas razones del espionaje. El informe de Cryptex señala que las vigilancias a Aganzo tuvieron lugar entre el lunes 19 de agosto de 2019 y el jueves 22 de agosto del mismo año, justo después de que trascendiera que un grupo de afiliados a la AFE próximos a Rubiales había creado una plataforma interna para obligar al presidente del sindicato mayoritario de jugadores a convocar una asamblea extraordinaria del organismo. Ese era el paso previo para poder activar automáticamente una moción de censura para derrocarlo.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

El objetivo de Rubiales, que fue presidente de la AFE entre 2010 y 2017, era colocar al frente del sindicato a alguno de sus colaboradores para que esta entidad pasara a apoyar sistemáticamente su gestión en la RFEF y actuara como ariete contra los intereses de la LaLiga, su gran oponente. El informe de los detectives debía servir para obtener información comprometedora sobre Aganzo que redujera sus opciones de permanecer en el puesto y, al mismo tiempo, averiguar quiénes eran sus principales apoyos en un momento decisivo para su futuro al frente de la AFE.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

El espionaje de los detectives no comenzó en las oficinas del sindicato, sino en la puerta del domicilio personal de Aganzo, en una calle del centro de Madrid, aunque el informe no aclara cómo sabía Cryptex que el investigado vivía en ese inmueble. A las 8.24 horas del 19 de agosto apareció allí de incógnito un agente apoyado por “dos motocicletas” y otros “dos detectives a pie” para cubrir todas las posibles salidas del exdelantero. Una hora después, Aganzo abandonó su casa. “Observamos salir al informado, don David Aganzo Méndez, viste vaquero negro, polo blanco con cuello negro y zapatillas blancas, porta una mochila de color negro a la espalda”, recoge el informe, acompañando la descripción de un fotograma en el que se aprecia al presidente de la AFE consultando su teléfono móvil.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

Unos minutos después, Aganzo llegó a la sede del sindicato en el número 30 de la Gran Vía de Madrid. “Nos mantenemos cerca de la puerta de entrada del citado domicilio laboral (…) a la espera de ver salir al informado, algo que ocurrirá por la parte trasera de la calle del Desengaño, salida del garaje, donde se encuentra otra unidad de detectives”. Los detectives dejaron constancia de que, a la hora de la comida, conversó con dos chicas, una de las cuales parecía su pareja, y se dirigió posteriormente en solitario a un restaurante cercano. “Una vez en este local se reúne con varios caballeros que permanecen sentados en una de las mesas del fondo”, indica el informe, en el que también aparecen fotografías de varios de sus acompañantes.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

Los detectives grabaron al grupo saliendo del restaurante a las 16.50 horas y dirigiéndose a las oficinas de la AFE. Posteriormente, detectaron a Aganzo dirigiéndose a su casa y saliendo en compañía de su pareja hacia un MediaMarkt, en el que ambos permanecieron “mirando electrodomésticos y aspiradoras”, El Corte Inglés de Callao y un Starbucks, donde se sentaron “a tomar unas consumiciones”. Cualquier tipo de detalle fue reflejado en el documento. Instantes después, el presidente de la AFE y su pareja regresaron a su casa.

El equipo de detectives repitió la operativa al día siguiente, el martes 20 de agosto de 2019. Los profesionales de Cryptex llegaron a las 8.24 horas a la puerta de su casa y lo captaron enviando un mensaje con su teléfono móvil. Al instante, apareció otra persona que los investigadores identificaron como Diego Rivas, exjugador del Atlético de Madrid, Getafe y Real Sociedad y secretario general de la AFE. “En la calle Valverde giran y continúan por dicha calle hasta una cafetería del mismo nombre sita en el número 4. En este local, los vemos desayunar en la barra mientras conversan”. Según el documento, luego se dirigieron a la sede del sindicato y permanecieron en su interior hasta la hora de la comida, cuando Aganzo salió supuestamente en compañía de “varias personas”, entre ellas, “una mujer de cabello cano” y el entrenador Fernando Zambrano, para dirigirse a un restaurante en las inmediaciones de la Gran Vía. “Forman un grupo de cuatro personas y el informado”, expone el informe.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

Los detectives prestaron especial atención a la mujer de pelo cano. Aunque no lograron identificarla, tomaron numerosas imágenes por si Rubiales o alguno de sus colaboradores era capaz de ponerle nombre. También detectaron a Aganzo saliendo del garaje de la AFE en compañía de su pareja y al volante de un BMW modelo i3 de color gris. Las motos de Cryptex los siguieron por la Gran Vía hasta la Plaza de España, cogieron luego la M-30 y se dirigieron hasta Boadilla del Monte. En esta localidad madrileña terminaron estacionando frente a un chalé. La agencia anotó la matrícula de otro BMW aparcado cerca y tomó nuevas imágenes de Aganzo, en esa ocasión, mientras hablaba por el móvil en la puerta de esa otra vivienda.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

La vigilancia continuó el miércoles 21 de agosto. Los detectives y las motos de apoyo se apostaron nuevamente frente a la vivienda del presidente de la AFE en el centro de Madrid. A las 10.36 horas lo vieron saliendo a la calle y dirigiéndose a la sede del sindicato. “Nos mantenemos a la expectativa (…). No se observa ningún tipo de movimiento”. La primera novedad no se produjo hasta las 16.05 horas, cuando “la mujer mayor de pelo blanco” detectada el día anterior volvió a salir de las oficinas de la AFE. Aganzo abandonó el sindicato a las 16.53 horas en compañía del entrenador Fernando Zambrano y de otro “joven, alto y que viste con pantalones vaqueros cortos” que también fue fotografiado. Los detectives siguieron sus pasos hasta la Puerta del Sol. Después, Aganzo regresó a su casa, aunque a las 17.48 horas volvió a salir para dirigirse a un McDonald’s situado en la calle de Montera.

Los investigadores comenzaron el último día de vigilancia, el jueves 22 de agosto, apreciando supuestos “movimientos en las ventanas” de la casa del máximo responsable de la AFE. Finalmente, este salió a las 8.43 horas. Los detectives describieron su aspecto de forma meticulosa, aunque incluyeron otra vez imágenes de videocámara para sustentar sus observaciones. “Viste polo blanco con el emblema del sindicato de jugadores AFE, pantalón negro y a la espalda porta una mochila de pequeño tamaño. En la mano lleva una bolsa de papel con algo de poco peso”. Aganzo se dirigió luego a la oficina del sindicato, se subió a un BMW X1 acompañado de un “caballero de pelo canoso” y circuló por la A-3 hasta llegar al municipio madrileño de Villarejo de Salvanés, donde se encontró con una tercera persona en un restaurante.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

En el documento constan imágenes de Aganzo y los otros dos comensales. En un fotograma incluido en el informe, se ve incluso al presidente de la AFE mirando fijamente a la cámara de los detectives aunque no parece que llegara a descubrir su presencia. Tras tomar algo, los tres volvieron a subirse a un coche y pusieron rumbo hacia la Región de Murcia. Los detectives siguieron el vehículo a lo largo de más de 400 kilómetros.

El destino de Aganzo y sus acompañantes resultó ser el complejo deportivo de Pinatar Arena, en San Pedro del Pinatar (Región de Murcia), en el que se estaban celebrando esos días unas jornadas de la AFE. Desde allí, el grupo se dirigió a un hotel cercano, echó gasolina al coche en el que habían viajado desde Madrid y regresaron a la capital de España. “Mantenemos la distancia para no ser detectados y haciendo una observación a distancia”. El espionaje terminó tras la llegada de Aganzo a su vivienda.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

La agencia remitió a Rubiales unos días más tarde su informe con las conclusiones de sus seguimientos y numerosas imágenes. El presidente de la Federación pudo usar el resultado de las averiguaciones para afinar su operación para echar a Aganzo de la AFE. Sin embargo, sus planes acabaron fracasando. A finales de ese mismo mes de agosto se conoció que los críticos del sindicato no habían conseguido el apoyo mínimo del 10% de los afiliados necesario para convocar la asamblea extraordinaria en la que tenía que haberse planteado la moción de censura. Se quedaron un 6% y Aganzo continuó al frente de la institución.

Con todo, la hostilidad de Rubiales hacia Aganzo se prolongó durante los siguientes meses y persiste en la actualidad. Como ya contó El Confidencial, el presidente de la Federación y Gerard Piqué recurrieron incluso a Leo Messi para tratar de chantajear a Aganzo y que este diera su visto bueno a la celebración de la Supercopa de Arabia Saudí en pleno parón de la temporada en invierno. Desde entonces, se han sucedido numerosos choques.

Luis Rubiales contrató una agencia de detectives privados para investigar a uno de sus mayores enemigos en el mundo del fútbol, el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo. El espionaje se produjo en agosto de 2019, coincidiendo con un movimiento de Rubiales para tratar de echar a Aganzo del sindicato de jugadores mediante una moción de censura planteada por afiliados de su confianza. Durante cuatro días, un detective vigiló y grabó todos los pasos del exdelantero del Rayo Vallecano y Racing de Santander, entre otros equipos.

Luis Rubiales Real Federación Española de Fútbol Gerard Piqué
El redactor recomienda