Es noticia
Menú
Cronología del caso Piqué y la Supercopa: así llevó con Rubiales el fútbol español al desierto
  1. España
Supercopa Files

Cronología del caso Piqué y la Supercopa: así llevó con Rubiales el fútbol español al desierto

Del supuesto propósito de ayudar a la mujer saudí a admitir que el objetivo era el dinero, El Confidencial reconstruye la sucesión de declaraciones, actos y gestiones previos a jugar el torneo en Arabia Saudí

Foto: Una mujer saudí, con la Supercopa de España. (EFE/Julio Muñoz)
Una mujer saudí, con la Supercopa de España. (EFE/Julio Muñoz)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Queremos ayudar a la juventud saudí, a que la mujer mejore, y lo vamos a hacer sobre el terreno". Un exultante Luis Rubiales anunció así su decisión de llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí. Dos meses después, en enero de 2020, el estadio King Abdullah de Yeda acogió el torneo inmerso en la polémica por disputarse en un país cuyos dirigentes no respetan los derechos humanos. Recién terminada la final, el mismo Rubiales atendió a una radio a la que concedió una justificación más prosaica: “Hemos venido aquí por negocio”. Esta es la cronología de hechos que llevaron el fútbol español hasta el régimen de los Suad y que encierran una cara oculta en la que el futbolista Gerar Piqué jugó un papel clave para llevarse 24 millones de comisión por intermediar en el acuerdo.

Mayo de 2018. Luis Rubiales salió elegido presidente de la RFEF por mayoría absoluta tras casi 30 años de mandato de Ángel María Villar, detenido el año anterior por corrupción en la operación Soulé. Rubiales se presentó a los comicios tras su paso por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), el sindicato que representa a los jugadores. El propio Rubiales se retiró de los terrenos de juego en 2009 tras militar en las filas de diversos equipos de Primera y Segunda División. En su primer discurso como electo, se refirió así al futuro de la Supercopa: "Me vais a permitir que haga un paréntesis. Es un asunto que forma parte de una situación que todos conocemos".

[La Supercopa de España junto a la Copa del Rey son las dos competiciones que organiza la Federación Española. Se disputó por primera vez en 1982 y siempre enfrentó al campeón de la Liga con el vencedor de la Copa en un doble partido en cada estadio. Sus primeras ediciones se disputaron a mediados de temporada, pero la dificultad por encontrar fechas la desplazó al inicio del curso. En plena pretemporada, esos dos partidos con media España todavía en la playa suponían el pistoletazo de salida del año futbolístico.]

placeholder Luis Rubiales y su homólogo marroquí, durante la presentación de la Supercopa de España en Marruecos. (EFE)
Luis Rubiales y su homólogo marroquí, durante la presentación de la Supercopa de España en Marruecos. (EFE)

Julio de 2018. Rubiales anuncia el primer cambio en la Supercopa: se seguiría jugando en verano, pero en Marruecos y a partido único. Por primera vez se celebró fuera de España. La disputaron en Tánger el Barcelona contra el Sevilla. La Federación se comprometía a repartir 6.000 entradas a cada club y a sufragar el desplazamiento de sus aficionados hasta África. "Esto es solo un primer paso. Estamos seguros de que será el inicio de una larga colaboración y servirá para unir a ambos países y ambas aficiones", dijo el mandatario. No hubo segunda edición en el país magrebí.

Tras Tánger, 'final four'

Febrero de 2019. El presidente de la Federación anunció por primera vez que la Supercopa de España cambiaría de formato el siguiente verano para convertirse en una 'final four' entre los dos primeros clasificados de La Liga y los finalistas de la Copa del Rey. Además, se disputaría de nuevo fuera de España. Más adelante, Rubiales tachó el torneo como “poco más que un bolo de verano” tal y como se venía organizando y se felicitó por haberlo transformado en “un torneo muy importante”.

(Cara B) Marzo de 2019. La documentación a la que ha tenido acceso este periódico demuestra que al menos en esas fechas ya estaban en marcha las gestiones entre Piqué y Rubiales con sus contactos saudíes. Ambos compartían la información que les trasladaban y trazaban líneas de actuación. El nivel de detalle de las negociaciones en ese momento llegaba hasta el punto de hablar de cantidades y de cómo pagar las comisiones. La cifra que barajaban recibir era de 25 millones, aunque no tenían el apoyo total del Real Madrid.

placeholder Aficionados saudíes en el King Fahd International Stadium de Riad, en Arabia Saudí, durante la última edición de la Supercopa. (EFE)
Aficionados saudíes en el King Fahd International Stadium de Riad, en Arabia Saudí, durante la última edición de la Supercopa. (EFE)

Los blancos preferían explotar el mercado norteamericano, exigían jugarla en enero y no querían firmar por menos de ocho millones para sus arcas. El plan que estaba en mente de Rubiales y Piqué en ese momento era darle ocho millones al Real Madrid, otros ocho al Barça, no más de dos a los otros dos participantes y los seis millones restantes, para la Federación. Contaban con que el tiempo les permitiría forzar a los árabes a subir su oferta para que la federación y la empresa de Piqué, Kosmos, ingresasen más. Esta última por medio de una comisión que pagaría Arabia Saudí, concretamente una empresa llamada Sela, ligada a la famlia real saudí.

Abril de 2019. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol reconoció públicamente por primera vez como “opción” jugar la Supercopa de España en enero en Arabia Saudí, aunque manifestó su impresión de que sería "difícil" que los saudíes pagasen "30 millones". La cifra y el destino los había adelantado en primicia el programa de radio 'El partidazo de COPE'.

(Cara B) Abril de 2019. Uno de los contactos árabes quería saber una fecha para poder presentar el torneo en su país por todo lo alto. Desde Arabia Saudí, proponían hacer coincidir el anuncio con una rueda de prensa en la que se iba a confirmar que el país asiático acogería también desde 2020 el mítico 'rally' París-Dakar. El calendario que manejaban los árabes iba mucho más rápido que el de Rubiales y Piqué.

Ambos concertaron verse en el Camp Nou el último fin de semana de abril, aprovechando que al Barcelona solo le quedaba ganar el partido de esa jornada para alzarse con la Liga el 27. Rubiales, como presidente de la Federación, tenía que estar allí por si le tocaba entregar el trofeo a la plantilla.

Ese mismo mes de abril, Piqué y Rubiales iniciaron una maniobra para acomodar el calendario de la Liga a sus intereses comerciales. Su objetivo era encajar la Supercopa en enero y no en agosto, como se venía celebrando décadas. En verano, las condiciones climatológicas y el calor son extremos en Arabia Saudí. Se pusieron en contacto con la AFE para ganarse su apoyo en contra de la Liga, reacia a parar el campeonato en invierno. En sus planes, usaron la imagen de Leo Messi para convencer al sindicato de futbolistas.

(Cara B) Agosto de 2019. Aquel verano, Rubiales se planteó echarse atrás con la opción de Arabia Saudí tras una fuga de información. Los detalles de las gestiones y el destino habían salido del círculo de discreción y el presidente de la Federación temía las reacciones. Piqué le convenció para que siguiera adelante. Entre otros argumentos, le recordó que ya se había barajado Arabia Saudí como posibilidad. En esas fechas veraniegas, ya habían acordado sellar el acuerdo por 30 millones. La empresa de Piqué, Kosmos, se llevaría cuatro millones por cada una de las seis ediciones pactadas.

(Cara B) Septiembre de 2019. El 14 de septiembre de ese mes se hizo firme el acuerdo entre la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y Arabia Saudí para que los ciudadanos del país asiático pudieran disfrutar en directo de algunos de los mejores futbolistas del mundo a cambio de una elevada cantidad de dinero. Rubiales y Piqué se felicitaban por que sus gestiones se hubiesen materializado.

placeholder Luis Rubiales y el presidente de la Autoridad Saudí de Deportes, Abdulaziz bin Turki al Faisal al Saud. (EFE)
Luis Rubiales y el presidente de la Autoridad Saudí de Deportes, Abdulaziz bin Turki al Faisal al Saud. (EFE)

Noviembre de 2019. Por fin, en un acto formal celebrado en la Federación Española de Fútbol de Las Rozas, Rubiales anunció que Arabia Saudí sería la sede de la siguiente edición de la Supercopa de España. Por primera vez en décadas, no se había disputado el verano anterior. Tendría lugar en enero de 2020 y en la región saudí de Yeda. Los primeros clasificados fueron Barcelona, Valencia, Atlético de Madrid y Real Madrid.

Según dijo Rubiales, "muchos llamaron" para organizar el torneo con un "interés a nivel económico similar", pero se decidió por el país asiático por “el reto de ayudar a que los niños y las niñas de Arabia Saudí pudieran mejorar por medio del deporte”. También admitió que uno de los cuatro equipos, el Valencia, no estaba de "acuerdo" con el reparto económico, pero aceptó "la salida amistosa" de ir a un arbitraje para resolver el problema. En el acto, no se ofrecieron detalles de las cantidades pactadas.

"Nuestra obligación es recibir dinero, cuanto más mejor, para dedicarlo a lo que lo hemos dedicado"

Ese mismo mes, Rubiales concedió una entrevista a la Cadena Cope en la que le preguntaron expresamente si la empresa Kosmos de Gerar Piqué cobraba alguna comisión por el acuerdo. Rubiales admitió que fue Kosmos la que les puso en contacto con los árabes pero negó que la Federación le pague ninguna cantidad porque su departamento de Compliance se lo desaconsejó. Repreguntado acerca de si es Arabia Saudí la que paga directamente a Kosmos, Rubiales echó balones fuera. "Yo trabajo para la Federacion, no trabajo para los demás ni conozco ese extremo", contestó ocultando el acuerdo que sí conocía. Después de que este lunes El Confidencial haya desvelado las negociaciones secretas que mantuvo con Piqué, la Federación dicen estar tranquilos porque todo lo que hicieron fue legal.

(Cara B) Diciembre de 2019. A pesar de que el proyecto ya está lanzado, Piqué no estaba seguro. A finales de año, a escasas semanas de que el balón echase a rodar en el estadio King Abdullah de Yeda, el central del Barcelona hizo saber su disconformidad con que la Federación y él no recibiesen al mismo tiempo el dinero pactado. Su desconfianza llegó hasta el punto de pedir al máximo mandatario del fútbol español que suspendiera un viaje allí hasta que no les pagasen a todos.

Enero de 2020. Al final el torneo se jugó la segunda semana de enero. Justo el día que terminó, Rubiales concedió una entrevista a la Cadena COPE. Uno de los periodistas le trasladó su impresión de que la motivación de haberla jugado en aquel país era el negocio. El presidente del fútbol español le confirmó que así era: “Es acertado. Hemos venido aquí por negocio, igual que tú cobras tu salario en la radio, igual que el que trabaja de médico o de albañil cobra. Y nuestra obligación es recibir dinero, cuanto más mejor, para dedicarlo a lo que lo hemos dedicado”.

“Y aquí —añadió— sí quiero remarcar dónde va a ir cada euro de lo que la Federación ha conseguido en esta Supercopa, que son 16 millones de euros para la Federación. Eso es lo que se lleva la Federación. Hay otros tres millones que son por televisión y los otros 21 millones van íntegramente para los clubes. Esta es la historia. Hay un contrato de Supercopa por 30 millones y hay otro contrato de 10 millones por servicios en el que vamos a formar entrenadores, vamos a formar mujeres y hombres para que compitan, también tenemos colaboradores que van a ayudar con una cantidad económica importante para el fútbol femenino… Aquí es muy fácil criticar”. El acuerdo incluía también que Arabia Saudí pagase hasta 24 millones de euros en concepto de comisión a la empresa de Gerard Piqué a lo largo de seis ediciones. En aquella entrevista, tampoco lo detalló.

"Queremos ayudar a la juventud saudí, a que la mujer mejore, y lo vamos a hacer sobre el terreno". Un exultante Luis Rubiales anunció así su decisión de llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí. Dos meses después, en enero de 2020, el estadio King Abdullah de Yeda acogió el torneo inmerso en la polémica por disputarse en un país cuyos dirigentes no respetan los derechos humanos. Recién terminada la final, el mismo Rubiales atendió a una radio a la que concedió una justificación más prosaica: “Hemos venido aquí por negocio”. Esta es la cronología de hechos que llevaron el fútbol español hasta el régimen de los Suad y que encierran una cara oculta en la que el futbolista Gerar Piqué jugó un papel clave para llevarse 24 millones de comisión por intermediar en el acuerdo.

Luis Rubiales Real Federación Española de Fútbol Arabia Saudí FC Barcelona Cronología Real Madrid Playa Leo Messi Ángel María Villar Fútbol Femenino Atlético de Madrid Valencia CF
El redactor recomienda