Es noticia
Menú
Por qué España blanquea a Arabia Saudí con la Supercopa y el "amigo Pedro" no dice nada
  1. Deportes
RUBIALES NO SE LO PONE FÁCIL A SÁNCHEZ

Por qué España blanquea a Arabia Saudí con la Supercopa y el "amigo Pedro" no dice nada

Los argumentos del presidente de la Federación Española de Fútbol para llevar la competición a Riad no convencen a nadie y generan un aluvión de críticas, tanto políticas como deportivas

Foto: Aficionados del Real Madrid, en el estadio Rey Fahd de Riad. (EFE / Julio Muñoz)
Aficionados del Real Madrid, en el estadio Rey Fahd de Riad. (EFE / Julio Muñoz)

Como dice un proverbio árabe, muy propio para el asunto que nos ocupa, antes de hablar, piensa bien lo que vas a decir y, después, mejor cállate. "A nivel ético, lo que estamos haciendo aquí es ayudar mucho al desarrollo de la mujer en el fútbol, que es nuestro cometido. Yo voy a seguir trabajando para que lleguen cambios. Aquí ya hay una liga femenina, las mujeres entran en los estadios, entran con hombres y se sientan con ellos... Los primeros en ponerlo en un contrato fuimos nosotros".

Foto: Florentino Pérez, con el Real Madrid femenino la temporada pasada.

Así, como gato panza arriba y con una argumentación más propia de la letra de una chirigota que del discurso del presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), se defiende Luis Rubiales de las críticas por llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí. Algo que, aunque parece que algunos han olvidado, ya hizo hace dos años. Solo la pandemia impidió que se repitiera el pasado, cuando tuvo que jugarse en Málaga, Córdoba y Sevilla, pero esta semana precisamente tres de los cuatro equipos que estuvieron en 2020, más el Valencia CF, han vuelto a tierras saudíes.

Además de una argumentación tan falsa como hipócrita, pues la única razón de jugar la Supercopa en Arabia son los millones que se meten en el bolsillo la RFEF (sin olvidar el porcentaje que cobra su presidente) y los cuatro clubes participantes, el problema es que con esta competición disputándose en Riad, España blanquea un régimen como el saudí. Es por esto que no estaría de más que en la próxima visita de Rubiales a su "amigo Pedro", como él llama al presidente del Gobierno cuando quiere impresionar, éste al menos se lo reprochara.

Como dijo la anterior secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano, "no es una decisión del Gobierno, pero Arabia no es el lugar donde yo organizaría la Supercopa. No tenemos que normalizar este tipo de espectáculos en países que vulneran los derechos humanos". Con afirmaciones como estas, no es de extrañar que, siguiendo su modus operandi habitual, Rubiales hiciera todo lo posible junto al presidente del Comité Olímpico Español (COE) para que Lozano fuera relevada de su cargo, como anteriormente sucedió con María José Rienda. Sí, casualmente las dos mujeres...

"Nosotros estamos haciendo un servicio para el fútbol español y también estamos preparándonos para organizar un Mundial y aquí puedo hablar con muchos otros presidentes", son otras de las peregrinas justificaciones del presidente de la RFEF. Sí, el mismo que se opone a jugar un partido de LaLiga en Miami y que no ha preguntado al fútbol modesto si el poco dinero que reciben de la Supercopa les compensa el bochorno de jugar esta competición en Arabia.

"Si todo lo que hacemos, lo hacemos pensando solo en el fútbol profesional, el fútbol humilde se muere", asegura Rubiales desde Riad, junto a casualmente los presidentes de los tres clubes que le tienen de aliado, léase Florentino Pérez, Joan Laporta y Aitor Elizegi. O al menos le tenían, pues el pasado día 4, tal y como informamos en El Confidencial, ya le traicionaron al someterse a la petición del CSD para intentar, por fin, profesionalizar el fútbol femenino. De nuevo las mujeres se cruzan en el camino del ya conocido como Rubiales de Arabia...

placeholder El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, durante su visita a Pedro Sánchez,
El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, durante su visita a Pedro Sánchez,

El zasca de Amnistía Internacional

"Si de verdad quieres hablar con alguien y no tener una proyección pública, tienes que mandar una carta y tener una reunión, no montar un lío mediático cuatro días antes", dijo Rubiales sobre las peticiones de Amnistía Internacional, a cuyos responsables acusa de desleales, de ahí que no tardaron en contestarle. "Sabemos que a Luis Rubiales y a la RFEF le preocupan los derechos humanos en Arabia Saudí. Por eso, queremos contarle un par de cosas sobre el país donde ha llevado la Supercopa". Este es el primer mensaje de un demoledor hilo de Twitter en la cuenta oficial de Amnistía Internacional.

"Arabia Saudí lleva más de seis años bombardeando Yemen, un conflicto que ha causado la muerte de más de 377.000 personas. Arabia Saudí es uno de los países que más ejecuciones lleva a cabo, muchas de ellas por decapitación pública. Decenas de activistas y defensoras/es de derechos humanos están detenidos y encarcelados por ejercer su derecho a la libertad de expresión. Algunos, como Jamal Khashoggi han pagado un alto precio: su vida. En Arabia Saudí los derechos de las mujeres son pisoteados constantemente. No pueden casarse, trabajar o estudiar sin el permiso de un hombre".

Y prosigue Amnistía Internacional: "El decálogo de valores de la RFEF establece su compromiso de liderar desde la Federación la lucha contra la discriminación y de defender y proteger a la mujer en el fútbol. La RFEF es una entidad con responsabilidades, y una de ellas pasa por respetar los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre empresas y Derechos Humanos. De todo esto y de qué medidas ha adoptado la RFEF para identificar los riesgos de derechos humanos asociados a la posible celebración de la Supercopa nos gustaría hablar con Luis Rubiales. ¿Qué nos dices? ¿Seguimos esperando?".

Pero, además de esta cuestión que Rubiales tilda de política, llevarse la Supercopa fuera de España priva a los aficionados de poder estar en las gradas animando a sus equipos. "Cuando critican, hablan de política, de cosas al margen del fútbol", dice el presidente de la RFEF, quien no debió de escuchar a Raúl García. "No tiene sentido irse hasta allí para jugar un partido que se tendría que jugar aquí. Ya no se piensa en el aficionado. Ahora lo que importa es generar dinero. Nos estamos olvidando de lo básico, que es el fútbol. De ese ambiente que hace que los partidos sean diferentes y la afición disfrute", dijo el jugador del Athletic.

Ver el campo prácticamente vacío en la semifinal que disputaron Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao sirvió para poner en duda que, como dijo Rubiales, "es aplastante el porcentaje de gente que está a favor". Por no hablar de tener que soportar que los mismísimos escudos de Real Madrid y FC Barcelona sean modificados por motivos religiosos y les quiten la cruz de la corona del madridista y la de San Jorge del catalán. Ya lo escribió Alejandro Dumas, el dinero es un buen siervo y un mal amo...

"Cuando fui elegido presidente, los clubes me pidieron que quitara la Supercopa y los aficionados no creían en ese torneo", recordó Rubiales. Es cierto que este formato es más atractivo, aunque curiosamente por tercera vez la final la juegan los dos equipos que no ganaron ni LaLiga ni la Copa y, por consiguiente, el ganador no lo habrá sido anteriormente de ninguno de los dos títulos que llevaban a disputarla. En 2020 fueron Real Madrid y Atlético de Madrid, en 2021 Athletic de Bilbao y FC Barcelona y este 2022 el Real Madrid y de nuevo el equipo bilbaíno.

Foto: El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, con el saudí Abdulaziz bin Turki Al-Faisal. (EFE) Opinión

Como guinda, la noticia que difundió la agencia Reuters sobre el hecho de que Arabia se habría saltado las normas de vacunación en su acuerdo con la RFEF, la misma que el pasado viernes quiso imponer a todos los periodistas españoles desplazados a Riad que se hicieran una prueba de antígenos como "requisito indispensable para embarcar en el charter de regreso", según el comunicado oficial, con el objetivo de "asegurar lo máximo posible la seguridad de todos los pasajeros del vuelo charter", y que "en el caso de dar positivo habrá que cumplir con las exigencias del país y guardar la cuarentena correspondiente". En un principio, la rebelión fue generalizada y, como la final de este domingo, veremos en qué queda...

Como dice un proverbio árabe, muy propio para el asunto que nos ocupa, antes de hablar, piensa bien lo que vas a decir y, después, mejor cállate. "A nivel ético, lo que estamos haciendo aquí es ayudar mucho al desarrollo de la mujer en el fútbol, que es nuestro cometido. Yo voy a seguir trabajando para que lleguen cambios. Aquí ya hay una liga femenina, las mujeres entran en los estadios, entran con hombres y se sientan con ellos... Los primeros en ponerlo en un contrato fuimos nosotros".

Real Federación Española de Fútbol Arabia Saudí Luis Rubiales Derechos humanos Pandemia Jamal Khashoggi