Es noticia
Menú
La Guardia Civil incauta el coche gris que pudo atropellar a Esther López en Traspinedo
  1. España
En busca de su ADN

La Guardia Civil incauta el coche gris que pudo atropellar a Esther López en Traspinedo

Esta mañana un grupo de agentes se ha presentado en la casa de Óscar, la última persona que estuvo con Esther antes de su muerte, para llevarse su vehículo

Foto: Concentración en recuerdo de Esther López. (EFE/Iván Tome)
Concentración en recuerdo de Esther López. (EFE/Iván Tome)

No hay ninguna duda, Esther López fue embestida por un coche la noche en que desapareció. Su cuerpo fue localizado casi un mes después en la cuneta de una curva no muy lejos de su casa. La autopsia llevada a cabo por cuatro médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Valladolid estableció que las lesiones que la joven presentaba eran compatibles con las que se producen en un atropello. Lo cierto es que su fallecimiento se debió a un “politraumatismo torácico abdominal con hemorragia interna profusa que causó un shock hipovolémico”. El impacto debió ser fuerte porque su cuerpo presenta varias fracturas óseas y una luxación de cadera, es decir, que el golpe sacó la cabeza fémur de la pelvis.

En los días siguientes al hallazgo del cuerpo, la Guardia Civil detuvo a Ramón, un amigo de Esther. Tras pasar a disposición judicial, la magistrada lo dejo en libertad con cargos y le retiró el pasaporte para que no pudiera salir del país. Los investigadores también revisaron el coche de Óscar, el joven que la vio con vida por última vez. El vehículo fue procesado por agentes de criminalística buscando restos de sangre, pero el vehículo estaba muy limpio, pulcro, tanto que parecía recién lavado. Ahí quedó la cosa. Sin embargo, la investigación ha permitido obtener algunos indicios, más allá de sus contradicciones, que parecen señalar hacia Óscar.

Foto: María, la hermana de Ramón el Manitas, en su casa. (El Confidencial)

Por esa razón, varios agentes de la Benemérita se han personado esta mañana en los juzgados para que la titular del juzgado de Instrucción número 5, Soledad Ortega, les firmase una autorización para poderse llevar el Wolsvagen T-Roc del amigo de Esther. Se trata de un vehículo de color gris, no azul. A continuación, junto al letrado de la administración de justicia, han acudido al domicilio del investigado para llevarse el vehículo, que han trasladado en una grúa hasta dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid.

La Guardia Civil analiza el vehículo del único investigado por el atropello de Esther López

Los agentes sospechan que se puede tratar del vehículo que pudo haber atropellado a Esther aquella noche y pretenden desmontarlo, pieza a pieza si es necesario, en busca de ADN de la víctima. Están dispuestos a invertir todo el tiempo del mundo, incluso pidiendo colaboración a la marca del vehículo para detectar el más mínimo cambio. Peritos expertos en accidentes apuntan a que el fuerte impacto que le quitó la vida a Esther pudo hacer que haya restos de ADN de la joven en la estructura más interna del vehículo y que, si este se lavó, aunque se hiciera a conciencia, solo se eliminaran los restos más superficiales.

Los agentes sospechan que se puede tratar del coche que pudo haberla atropellado y pretenden desmontarlo, pieza a pieza si es necesario

También se ha preguntado en los talleres de la zona si tras la desaparición de Esther López, algún particular se había presentado en sus negocios pidiendo arreglar un golpe o cambiar alguna pieza. Incluso ofreciendo dinero en mano con cualquier excusa para que no quedase constancia del amaño. De momento, ninguna de estas gestiones ha resultado positiva, pero cuesta creer que el vehículo que atropelló a Esther hubiese quedado intacto tras el severo golpe.

De momento Óscar, aunque jamás ha sido detenido, consta en el procedimiento judicial como investigado y la última vez que se habló con él se le tomó declaración en presencia de su abogado para garantizar sus derechos. Tras la detención de Ramón y la ausencia de indicios que le relacionen con la muerte de Esther, todas las pesquisas se han centrado en Óscar y sus contradicciones. Ya lo avanzaba María, la hermana de Ramón, en El Confidencial: “Mi hermano es inocente. De eso no hay ninguna duda”. Y señalaba hacia otro lado: “Quizá si has matado a alguien lo que haces es no ir al trabajo al día siguiente o no abrir el negocio, pero es solo una opinión”. ¿Quién no acudió al día siguiente a trabajar o quién no abrió su negocio?

No hay ninguna duda, Esther López fue embestida por un coche la noche en que desapareció. Su cuerpo fue localizado casi un mes después en la cuneta de una curva no muy lejos de su casa. La autopsia llevada a cabo por cuatro médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Valladolid estableció que las lesiones que la joven presentaba eran compatibles con las que se producen en un atropello. Lo cierto es que su fallecimiento se debió a un “politraumatismo torácico abdominal con hemorragia interna profusa que causó un shock hipovolémico”. El impacto debió ser fuerte porque su cuerpo presenta varias fracturas óseas y una luxación de cadera, es decir, que el golpe sacó la cabeza fémur de la pelvis.

Guardia Civil ADN
El redactor recomienda