Es noticia
Menú
Las incógnitas que rodean el caso Esther López y lo que revela su autopsia
  1. España
creen que trasladaron su cuerpo

Las incógnitas que rodean el caso Esther López y lo que revela su autopsia

¿Cómo murió realmente Esther López? ¿Quién fue la última persona que la vio con vida? ¿El cuerpo pasó desapercibido para los agentes? Estas son algunas de las preguntas cruciales del caso

Foto: El Ayuntamiento de Traspinedo rinde homenaje a Esther López. Foto: Atlas
El Ayuntamiento de Traspinedo rinde homenaje a Esther López. Foto: Atlas

La desaparición de Esther López de la Rosa (35 años) desde principios de enero en Traspinedo (Valladolid) ha dejado muchas incógnitas sin resolver: ¿cómo ocurrió? ¿Quién fue la última persona en verla con vida? ¿El cuerpo pasó desapercibido para los agentes? Durante más de veinte días, vecinos, voluntarios y agentes de la autoridad se volcaron en la búsqueda de la joven, unas labores que llegaron a su fin en el momento en el que encontraron su cuerpo, junto a la carretera. Desde el principio se apuntó a una muerte violenta, una teoría que ha sido confirmada por el informe de la autopsia, donde se deduce que López pudo morir atropellada. Según el examen forense, la joven sufrió una rotura de cadera y múltiples magulladuras y ahora muchas dudas se centran en saber si el cuerpo estuvo ahí desde el principio o si, por el contrario, alguien trasladó su cuerpo a esa cuneta. Por el momento, solo se saben dos cosas: que las autoridades buscan un todoterreno azul y que aún permanecen abiertas otras dos teorías sobre lo que le pasó a Esther López aquella fatídica noche.

Según ha informado la Guardia Civil, en base a los resultados obtenidos de la autopsia, López sufrió una rotura de cadera y un latigazo cervical, dos lesiones que consideran una consecuencia de que la joven pudo ser arrastrada por un vehículo. Es más, las autoridades creen que la joven fue arrollada por la espalda en la misma curva en la que apareció su cuerpo. Ahora, tras conocer más detalles de su muerte, los investigadores buscan un todoterreno de color azul, pero hay una premisa que atormenta: los agentes creen que si alguien la hubiera auxiliado ahora seguiría viva.

La desaparición

El pasado sábado, 5 de febrero, un viandante encontró el cuerpo de la joven. Cuando la Guardia Civil llegó al lugar, se encontró con el cuerpo de una mujer con la misma ropa que llevaba al salir de casa y sin signos de violencia aparentes. Cerca del cadáver, estaban todas sus pertenencias. A falta de conocer los resultados definitivos de la autopsia, el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, adelantó ante los medios que "no se descarta nada, todo son elucubraciones". Asimismo, informó de que las cámaras de seguridad del restaurante La Maña, ubicado en la N-122 donde se encontró el cuerpo, podrán servir para esclarecer lo ocurrido. Lo que sí se conoce hasta ahora es que, debido al estado del cadáver, murió la madrugada de su desaparición y que la zona en la que fue encontrada no había formado parte de las batidas de búsqueda.

Fue el 18 de enero cuando las redes sociales se llenaron con la foto de López, una joven a la que describen como de estatura media (1,65 metros), pelo castaño largo y ojos castaños. Desde entonces, su nombre ya es conocido entre la prensa y el propio vecindario. Tal y como figura en los carteles informativos, la joven de 35 años fue vista por última vez el 12 de enero de madrugada en la localidad de Traspinedo, en Valladolid; el mismo lugar en el que reside. Por entonces, solo se conocía que López había salido con unos amigos esa noche para ver el partido del Barça-Madrid. Estuvieron tomando algo en un bar del mencionado municipio.

Más tarde, ella abandonó el local en compañía de otro amigo, con quien se metió en un coche para ir a casa de otro amigo, aunque después ambos se montaron en el vehículo para ir a casa de López. En este trayecto, según admitió el propio testigo en declaraciones recogidas por Europa Press, ambos amigos tuvieron una breve discusión porque la joven quería seguir saliendo de fiesta, pero él no, por lo que, finalmente, el joven que conducía el coche dejó a su amiga en las proximidades del restaurante de carretera La Maña, aún dentro de Traspinedo. Esa es la última pista que se tiene de su paradero.

Versiones "contradictorias"

"No sé qué ha podido ocurrir, pero es que no creo que haya nadie en este momento que se arriesgue a realizar una hipótesis. En principio sale con unos amigos, hasta ahí todo va bien, pero luego hay versiones contradictorias... Y lógicamente los investigadores están muy celosos en cuanto a no dar una pista para evitar desbaratar la operación si es que hay alguien implicado". Así lo explicó el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, quien ya entonces resaltó su "máxima preocupación" ante el enfoque que estaba tomando el caso.

Registran la casa de Ramón 'el manitas' en busca de alguna pista sobre el paradero de Esther

Algunas de esas contradicciones a las que el político hizo referencia es que, en un principio, algunos testigos alegaron que Esther se fue a Valladolid, aunque luego lo negaron. Pese a que los investigadores aún no lo tienen muy claro, sí adelantó que no era una desaparición voluntaria.

Su entorno, en el punto de mira

El pasado 22 de enero, tras 10 días de búsqueda infructuosa, la Guardia Civil detuvo a un hombre como presunto sospechoso. La delegada del Gobierno, en declaraciones recogidas por Europa Press, aseguró que "todavía no se puede aventurar nada concluyente" y que la Guardia Civil va a seguir "con todos los medios" para encontrar a la joven, al tiempo que desea que se "resuelva satisfactoriamente". "Es lo que todos deseamos y el pueblo de Traspinedo y Valladolid han demostrado su solidaridad y ganas de ayudar y apoyar a la familia en estos momentos de desazón y de incertidumbre. Las fuerzas y cuerpos de seguridad están dando todo para que así sea. Se van a poner a disposición del caso todos los medios que hagan falta para resolverlo", añadió.

placeholder Segundo registro en la casa del detenido por la desaparición de Esther López en Traspinedo. (EFE)
Segundo registro en la casa del detenido por la desaparición de Esther López en Traspinedo. (EFE)

Un día después de la detención, los investigadores accedieron al domicilio del presunto implicado para hacer un primer registro "de forma minuciosa". El mando del Instituto Armando avanzó a Europa Press que en el registro del domicilio, en el que ha estado presente el detenido, participa el Equipo Central de Investigaciones Oculares (ECIO) y su labor podría durar "varios días". Más tarde, los agentes volvieron a la casa para continuar con la inspección. Se trata de un hombre conocido como Ramón 'el manitas', de 40 años, bastante conocido en la zona por haber protagonizado un episodio violento en el bar donde desapareció la mujer; amenazó con un cuchillo a otro vecino.

Además, dijo a los agentes que él habló con Esther cinco días después de ser vista por última vez —no hay registros que lo demuestren—, su casa no está lejos de esta misma zona y cuando los agentes se personaron en su casa, Ramón estaba haciendo las maletas; aunque posteriormente se pudo confirmar que ese viaje a Cuba lo tenía planeado desde hace tiempo para contraer matrimonio. Lo que sí hizo sospechar a los agentes es la reticencia del sospechoso a entregarles su teléfono móvil para poder analizar su contenido, así como el hecho de que mintió al decir que él habló con la desaparecida un día después de ser vista por última vez, puesto que no hubo ningún registro que lo corroborara. Finalmente, tras comparecer ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid, el magistrado ha puesto en libertad a 'el manitas', aunque mantiene su condición de investigado con la obligación de comparecer todos los días ante el juez, le prohíbe salir de España y deberá comunicar cualquier cambio de domicilio.

Foto: padre-esther-lopez-desaparecida-traspinedo

De los registros practicados en la casa de quien estuvo detenido, los agentes sacaron al menos una decena de bolsas, dentro de las cuales, han hallado restos biológicos, aunque aún se desconoce si pertenecen a López. Pero, en mitad de estas indagaciones, los investigadores han dado con otros dos investigados más, dos personas que estuvieron con ella la noche del 12 de enero que ya han prestado declaración ante los agentes en más de una ocasión. Uno de ellos es el amigo que fue con ella en el coche y que presuntamente la dejó sola frente al bar. Durante una de los interrogatorios, uno de los amigos involucró al otro en la desaparición, según adelantó en Antena 3.

La desaparición de Esther López de la Rosa (35 años) desde principios de enero en Traspinedo (Valladolid) ha dejado muchas incógnitas sin resolver: ¿cómo ocurrió? ¿Quién fue la última persona en verla con vida? ¿El cuerpo pasó desapercibido para los agentes? Durante más de veinte días, vecinos, voluntarios y agentes de la autoridad se volcaron en la búsqueda de la joven, unas labores que llegaron a su fin en el momento en el que encontraron su cuerpo, junto a la carretera. Desde el principio se apuntó a una muerte violenta, una teoría que ha sido confirmada por el informe de la autopsia, donde se deduce que López pudo morir atropellada. Según el examen forense, la joven sufrió una rotura de cadera y múltiples magulladuras y ahora muchas dudas se centran en saber si el cuerpo estuvo ahí desde el principio o si, por el contrario, alguien trasladó su cuerpo a esa cuneta. Por el momento, solo se saben dos cosas: que las autoridades buscan un todoterreno azul y que aún permanecen abiertas otras dos teorías sobre lo que le pasó a Esther López aquella fatídica noche.

Sucesos
El redactor recomienda