Es noticia
Menú
Ramón, el Manitas: "Soy inocente. Esther López ha estado muchas veces en mi casa"
  1. España
Desaparecida desde el 12 de enero

Ramón, el Manitas: "Soy inocente. Esther López ha estado muchas veces en mi casa"

El detenido por la desaparición de Esther López en Valladolid niega tener nada que ver, pero el Juzgado de Instrucción 5 de la localidad ha ordenado mantener la situación de detención 72 h más

Foto: Efectivos de la Guardia Civil inspeccionan la vivienda de Ramón. (EFE/Nacho Gallego)
Efectivos de la Guardia Civil inspeccionan la vivienda de Ramón. (EFE/Nacho Gallego)

Hay pocos indicios que hasta ahora soporten la detención de Ramón el Manitas. Son tres y ninguno tiene peso específico: el primero de ellos es que la antena a la que se conectó el teléfono de Esther por última vez antes de que se apagase definitivamente tiene en su radio de acción la casa del sospechoso, pero no la señala directamente y hay otras edificaciones en el entorno.

El segundo indicio es que Ramón mintió a los investigadores. Cuando le preguntaron cuál fue la última vez que habló con Esther por teléfono, él respondió con una fecha. El día concreto que señaló fue el día siguiente a la desaparición de Esther. Falso. Imposible. Por entonces, el móvil de la joven hacía horas que estaba apagado.

¿Fue la burda y grosera mentira de un culpable o un error por despiste en las fechas? El tercero de los indicios es su negativa a entregar voluntariamente su teléfono a los investigadores. Otros vecinos a los que la Guardia Civil se lo ha solicitado sin orden judicial no han tenido ningún inconveniente en permitir que los especialistas de la Benemérita hiciesen un clonado del contenido, pero Ramón se negó en redondo. ¿Porque es culpable? ¿Porque se dedica presuntamente al menudeo de droga y no quiere que le pillen traficando? ¿Porque le gusta conservar su privacidad?

Foto: Búsqueda de Esther López. (EFE/R. García)

La Policía Judicial de la Guardia Civil le detuvo por la suma de estos indicios y cuando confirmó el rumor de que Ramón estaba pensando abandonar España y viajar a Cuba, un país sin tratado de extradición. La presunta intención de fuga, podría considerarse un indicio, pero El Confidencial ha podido saber que el sospechoso tenía programado viajar a la isla con mucha antelación, no a raíz de la desaparición. Y pensaba hacerlo para contraer matrimonio. De hecho, estos días se debería haber casado, pero al estar detenido ha tenido que suspender el enlace.

Este martes, a la una de la tarde, se cumplían las primeras 72 horas desde que fuera detenido. Se trataba del plazo máximo antes de ponerle a disposición judicial. No obstante, el detenido ha pasado este martes a disposición judicial y el Juzgado de Instrucción 5 de Valladolid ha ordenado mantener la situación de detención durante 72 horas más

Todo el peso de las pesquisas recae ahora sobre el ECIO (Equipo Central de Inspecciones Oculares). Solo si estos especialistas localizan restos de sangre de Esther en algún lugar sospechoso, se abrocharía un poco más la sospecha en torno a Ramón. De momento, el hecho de encontrar ADN de la joven en casa del detenido no implicaría su culpabilidad, ya que el joven les explicó a los investigadores desde el primer momento que Esther frecuentaba con cierta asiduidad su vivienda: “Soy inocente. Esther ha estado muchas veces en mi casa, incluso en alguna ocasión se ha quedado a dormir un rato”.

Con esta simple explicación se podría justificar el hallazgo de ADN de la joven en la casa del sospechoso. Otra cosa es que se localizara sangre en algún lugar comprometido.

Paralelamente, según informa la letrada del detenido, Ramón se ha negado a declarar ante la Guardia Civil y ha iniciado una huelga de hambre en protesta por su arresto. "Jura" que él no ha hecho nada, ha explicado la letrada, quien se ha entrevistado con el detenido este martes sobre la una de la madrugada en la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid.

Hay pocos indicios que hasta ahora soporten la detención de Ramón el Manitas. Son tres y ninguno tiene peso específico: el primero de ellos es que la antena a la que se conectó el teléfono de Esther por última vez antes de que se apagase definitivamente tiene en su radio de acción la casa del sospechoso, pero no la señala directamente y hay otras edificaciones en el entorno.

Guardia Civil ADN Valladolid
El redactor recomienda