Es noticia
Menú
El ganadero gallego que ganó a la industria láctea y logró que le saliera 'a devolver'
  1. España
Recupera 14.000 euros

El ganadero gallego que ganó a la industria láctea y logró que le saliera 'a devolver'

Un laudo arbitral pionero en España le da la razón y condena a una multinacional a entregarle 14.000 euros por una penalización abusiva

Foto: Dos vacas, en una explotación ecológica. (EFE/Lavandeira Jr)
Dos vacas, en una explotación ecológica. (EFE/Lavandeira Jr)

Luciano (nombre supuesto) tiene alrededor de 60 años y lleva toda la vida dedicado a su pequeña explotación lechera de Lugo. Con poco más de 150 vacas, Luciano, como la gran mayoría de los ganaderos del sector, depende de la gran industria láctea para salir adelante. Ordeña dos veces al día, todos los días del año, junto a su mujer y su hijo y vende su leche a una empresa comercializadora que se la paga a 30 céntimos de euro el litro. Más o menos el mismo precio que le pagaban en el año 2000. Hasta que, en la primavera de 2020, un descuento que consideró injusto en su facturación mensual le indignó de tal manera que decidió arriesgar la venta y su sustento para reclamar la devolución de esa cantidad. Ha ganado.

Un laudo arbitral pionero en España le ha dado la razón y condenado a la multinacional a devolverle casi 14.000 euros. También tendrá que asumir las costas del procedimiento, cercanas a los 6.000 euros. La resolución es confidencial, aunque fuentes conocedoras del caso explican las líneas generales de lo ocurrido. El nombre de la empresa infractora ha quedado reservado, pero no así su actuación abusiva, que desató la protesta del ganadero afectado.

Foto: Desabastecimiento de leche en un súper de Zaragona. (EFE/Toni Galán)

Todo comenzó en abril de 2020. Como venía recogido en el contrato entre ambas partes, el ganadero entregó la producción de leche de sus vacas a la compañía y se encontró, poco después, con un aviso de detección de restos de antibiótico en esa remesa. No se le informó ni del destino de la leche ni de cuál habría sido la supuesta contaminación, simplemente se le aplicó una penalización sobre el precio, que pasaría a ser diez céntimos de euro inferior por cada litro.

Sin embargo, según especifica la resolución, la industria no se limitó a aplicar la disminución del precio a la muestra potencialmente contaminada y que había afectado exclusivamente a un ordeño, sino que la extendió a toda la leche del mes completo, dejando de abonar a Luciano una cantidad superior a 14.000 euros. Sin embargo, ninguna de las otras muestras del resto de recogidas del mes estaban contaminadas. Es más, la resolución especifica que la detección de esos restos de fármaco no impidieron la comercialización de esa producción puntual, debido a lo que los niveles se encontraban en los niveles permitidos. El laudo explica que la empresa fijó una penalización superior a lo que procedía.

Prácticas abusivas

Juristas expertos en reclamaciones contra cárteles y prácticas abusivas que tantas veces afectan al sector ganadero, aseguran que este caso ha destapado una práctica abusiva muy habitual en el sector lácteo: la imposición de penalizaciones injustificadas por parte de la industria láctea para reducir el precio de la leche, que los ganaderos no se atreven a reclamar por miedo a las represalias.

Foto: Imagen: EFE. Opinión

Así lo explica en declaraciones a El Confidencial Albert Poch, abogado del despacho Redi Abogados, que asegura que este tipo de actuaciones son una constante en un sector muy castigado por los bajos precios de la leche. "Su posición de dependencia económica respecto de las grandes multinacionales que controlan el mercado de la leche cruda, se ve agravada por el hecho de que es la propia industria quien emite las facturas por la leche que le venden los ganaderos, por lo que, en caso de pagar de menos, obliga a estos a iniciar un proceso judicial o arbitral contra la industria, para recuperar lo pactado", dice.

También critica que, en las pocas ocasiones en las que se llega a un laudo arbitral, este es, como el caso narrado, confidencial, lo que impide poner nombre a la empresa que ejerce las prácticas abusivas y fomenta que estas continúen, al no existir posibilidad de exposición pública de su actuación. "Resoluciones como esta representan un rayo de esperanza para un sector que, actualmente, lucha para que la industria cumpla con la ley de la cadena alimentaria y pague un precio justo por la leche", indica Poch.

Luciano (nombre supuesto) tiene alrededor de 60 años y lleva toda la vida dedicado a su pequeña explotación lechera de Lugo. Con poco más de 150 vacas, Luciano, como la gran mayoría de los ganaderos del sector, depende de la gran industria láctea para salir adelante. Ordeña dos veces al día, todos los días del año, junto a su mujer y su hijo y vende su leche a una empresa comercializadora que se la paga a 30 céntimos de euro el litro. Más o menos el mismo precio que le pagaban en el año 2000. Hasta que, en la primavera de 2020, un descuento que consideró injusto en su facturación mensual le indignó de tal manera que decidió arriesgar la venta y su sustento para reclamar la devolución de esa cantidad. Ha ganado.

Un laudo arbitral pionero en España le ha dado la razón y condenado a la multinacional a devolverle casi 14.000 euros. También tendrá que asumir las costas del procedimiento, cercanas a los 6.000 euros. La resolución es confidencial, aunque fuentes conocedoras del caso explican las líneas generales de lo ocurrido. El nombre de la empresa infractora ha quedado reservado, pero no así su actuación abusiva, que desató la protesta del ganadero afectado.

Leche Industria Lugo Jueces Ganadería
El redactor recomienda