Es noticia
Menú
Pedro Sánchez pacifica la Moncloa tras la salida de Redondo y da galones a Antonio Hernando
  1. España
Movimiento de piezas en Presidencia

Pedro Sánchez pacifica la Moncloa tras la salida de Redondo y da galones a Antonio Hernando

El nuevo número tres de Presidencia se incorpora al 'consejillo' de ministros, junto a Félix Bolaños, Óscar López y Francesc Vallès. Carmen Calvo apartó a su predecesor por su cercanía a Iván Redondo

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los cambios en la nueva Moncloa ya se empiezan a notar. Tres meses y medio después de la crisis de Gobierno, Pedro Sánchez da por completada la remodelación de su gabinete para culminar la legislatura. El equipo que ha configurado se conoce y es del PSOE, en su inmensa mayoría. El giro comporta novedades respecto a la etapa de Iván Redondo. Las fuentes consultadas concluyen que con los últimos movimientos el presidente consigue pacificar las relaciones en el palacio presidencial, unos equilibrios que, como se está comprobando en los últimos días, nunca fueron fáciles.

Sánchez cerraba el pasado jueves la reorganización de su gabinete a través del BOE. El Boletín publicaba el decreto de modificación de la estructura de la Presidencia del Gobierno donde dejaba claro cuáles son los nuevos focos de poder en el gabinete monclovita. Sánchez ha configurado en torno a él un triunvirato con diferentes funciones. El papel de Óscar López como jefe de gabinete está claro. Como primer secretario de Estado todo seguirá pasando por él, asumiendo el papel de estratega clave del presidente. La novedad en esta etapa es que López también colabora en actos del partido y, por ejemplo, tuvo un papel protagonista en el 40 Congreso Federal de Valencia. Es imposible imaginar a su predecesor, Iván Redondo, moverse por un acto multitudinario del PSOE. Sí celebró las victorias electorales en Ferraz, pero poco más.

Otra novedad en el día a día en Moncloa tiene que ver con Antonio Hernando. El nuevo jefe de gabinete adjunto al presidente está configurando sus equipos y se ha incorporado a la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, el famoso 'consejillo de ministros' que se suele reunir los jueves por la tarde bajo la presidencia de Félix Bolaños y donde se preparan los asuntos que luego aprobarán los primeros espadas del Gobierno los martes. Hernando ya asistió a su primer 'consejillo' la pasada semana.

Foto: Toma de posesión de los nuevos altos cargos de la Presidencia del Gobierno.

Que Hernando participe, junto con López, Francisco Martín Aguirre, secretario general de Presidencia, y Francesc Vallès, secretario de Estado de Comunicación, en este cónclave supone una novedad en el día a día monclovita. Según explican fuentes de Presidencia, el número dos de Redondo, Francisco Salazar, no acudía a ellos por expreso deseo de Carmen Calvo, la exvicepresidenta primera que los presidía. Calvo reclamó que Salazar no formara parte de esas reuniones para, según las mismas fuentes, reducir el poder de Redondo, que ya estaba presente en las citas con los números dos de los ministerios y a las que también acudía Félix Bolaños, que entonces era secretario general de Presidencia. El hoy presidente del Hipódromo de la Zarzuela era un hombre de partido, andaluz, como Calvo, pero su cercanía a Redondo lo apartó de estas convocatorias. Llanos Castellanos, que ocupó el cargo de Hernando durante algo más de dos meses, sí comenzó a asistir a los 'consejillos', y Andrea Gavela, primera directora adjunta de gabinete de Redondo, también lo hacía.

Por el despacho de Hernando ya están pasando asuntos clave en Moncloa. Depende de él el Departamento de Políticas Públicas, cuyo titular es José Alarcón, que fue asesor del exportavoz parlamentario socialista en el Congreso. También manda ya sobre el Departamento de Asuntos Institucionales, el de Asuntos Exteriores, el de Unidad de Mensaje y el de Comunicación con la Ciudadanía.

Calvo reclamó que Salazar no participara en el 'consejillo' para reducir el poder de Redondo

Una de las novedades plasmadas en el citado BOE es la creación de la Oficina de Coordinación para la Presidencia Española de la Unión Europea, bajo la dependencia de Óscar López. A España le toca presidir la UE en el segundo semestre de 2023, en el final de la legislatura. Esto no significa que Sánchez no pueda adelantar las elecciones o, incluso celebrarlas en este periodo de tiempo, ya que en Francia, por ejemplo, coincidirán las presidenciales y la presidencia rotatoria de la unión.

Esta oficina para la presidencia de la UE se encargará de la "preparación, planificación, coordinación, seguimiento e impulso de las actividades necesarias para la organización y el desarrollo de los eventos". Asimismo será la responsable del "asesoramiento y la asistencia al presidente del Gobierno en los asuntos relacionados con la Unión Europea y con las relaciones bilaterales con los países europeos, y proporcionará al presidente del Gobierno la información necesaria para el ejercicio de su participación en el Consejo Europeo, llevando a cabo el análisis y seguimiento de los programas y acciones de la Unión Europea". En ella se fusiona el Departamento de la Unión Europea que dirige Aurora Mejía.

Foto: Óscar López y Pedro Sánchez, en la Moncloa. (EFE)

Todos estos cambios en Moncloa han llevado aparejados una pacificación en el equipo que rodea al presidente. Sánchez tiene ahora a su alrededor a altos cargos y asesores que, al menos en un principio, no mantiene relaciones de desconfianza como sí ocurría en el pasado, indican diferentes fuentes. Los equipos empiezan a rodar mejor, añaden, y no hay esa tensión que existía, por ejemplo, hasta julio entre el gabinete y el Ministerio de la Presidencia. Lo ha reconocido la propia Carmen Calvo, que aseguraba en la Cadena SER hace unas semanas sentirse sorprendida después de que Redondo afirmara que era "una de las personas de las que más he aprendido, que siempre me ha respetado en mi esfera y yo en la suya". El veto impuesto al dos de Redondo en el 'consejillo' es un ejemplo de que una relación tan franca no existía.

Con Adriana Lastra, habitual durante mucho tiempo en los maitines de Moncloa, también había roces: "Hace poco escuchaba en una entrevista que yo era la gran desconocida para Iván Redondo. Y tiene razón. Nunca hemos tenido ni una relación fluida ni constante porque yo con quien hablaba era con el presidente del Gobierno, no con el jefe de gabinete", confesó la vicesecretaria general del PSOE.

Cambios en la relación con Unidas Podemos

La relación entre PSOE y Unidas Podemos está cambiando. No solo por el trato que está dando Sánchez a Yolanda Díaz, más distante que el que tuvo con Pablo Iglesias, sino porque el documento de funcionamiento firmado no se está respetando. En ese acuerdo se contemplaba que Óscar López y Francesc Vallès, como responsable de comunicación de la coalición, hubieran participado en la solución parcial a la crisis por la reforma laboral. Pero no estuvieron en ningún momento en las reuniones celebradas en el Congreso y en Moncloa. En Presidencia del Gobierno reina la paz, pero ahora los socialistas a quienes empiezan a mirar de reojo es a sus socios morados.

Los cambios en la nueva Moncloa ya se empiezan a notar. Tres meses y medio después de la crisis de Gobierno, Pedro Sánchez da por completada la remodelación de su gabinete para culminar la legislatura. El equipo que ha configurado se conoce y es del PSOE, en su inmensa mayoría. El giro comporta novedades respecto a la etapa de Iván Redondo. Las fuentes consultadas concluyen que con los últimos movimientos el presidente consigue pacificar las relaciones en el palacio presidencial, unos equilibrios que, como se está comprobando en los últimos días, nunca fueron fáciles.

Moncloa Yolanda Díaz Unión Europea Carmen Calvo
El redactor recomienda