Ferraz reconquista Moncloa: 15 socialistas de carné copan los puestos de mando
  1. España
Quién es quién en la Presidencia

Ferraz reconquista Moncloa: 15 socialistas de carné copan los puestos de mando

Una quincena de cargos con trayectoria en el PSOE desembarcan en la 'fontanería' de Sánchez con rango de secretario de Estado, subsecretario, director o subdirector general

Foto: Toma de posesión de los nuevos altos cargos de la Presidencia del Gobierno.
Toma de posesión de los nuevos altos cargos de la Presidencia del Gobierno.

El PSOE ha tomado el mando de la 'fontanería' del Palacio de la Moncloa y ha desplazado prácticamente todo lo que tenía que ver con Iván Redondo. El nuevo núcleo de poder que rodea a Pedro Sánchez tiene ahora en común el carné de partido y cierto pedigrí socialista, según el nuevo organigrama interno de la Presidencia del Gobierno que ha ido conformando Óscar López tras los cambios de julio y al que ha tenido acceso El Confidencial. Son casi una veintena de altos cargos que confirman la reconquista del núcleo político del Ejecutivo por parte de Ferraz. Es el fin definitivo del 'redondismo', tras más de tres años en el poder, y el inicio del 'lopecismo'. Con este equipo de colaboradores, Sánchez intentará completar la legislatura.

López, Francesc Vallès, Francisco Martín, Llanos Castellanos, Manuel de la Rocha, José Alarcón, Iván García Yustos, José Domingo Roselló o Francisco de Borja, entre otros, a los que hay que sumar los nombres de Félix Bolaños o Rafael Simancas en el Ministerio de la Presidencia. La nueva Moncloa se ha llenado de militantes de la cantera socialista que, aunque en su día pertenecieron a diferentes familias del partido, hoy están unidos por un proyecto: el sanchismo. La primera conclusión que sacan fuentes de Moncloa es que se acabaron las "disfunciones" que existieron entre el equipo de Redondo y Ferraz, unos problemas que se multiplicaron en las semanas previas a la crisis de Gobierno y que ahora quedan, en principio, finiquitados.

Foto: El nuevo director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Óscar López. (EFE) Opinión

Comenzando por la cúspide, y siempre según el citado nuevo organigrama interno, la conocida como ala oeste de Moncloa cuenta ahora con siete miembros del PSOE a los que les une una amplia trayectoria en el partido. López, que fue secretario de Organización de Ferraz, y Vallès, exdiputado del PSC en el Congreso, son ahora los dos principales colaboradores de Sánchez ajenos al Consejo de Ministros. Sustituyen a Redondo y a Miguel Ángel Oliver, fichajes del presidente en 2018. Ya no hay 'outsiders' en ese primer nivel.

Por debajo de ellos se sitúan el nuevo secretario general de Presidencia, Francisco Martín Aguirre, que fue director de Administración y Finanzas del PSOE y que desde julio ocupa el segundo despacho de poder en el edificio de Semillas, el epicentro político de Moncloa, y la nueva directora adjunta del gabinete, Llanos Castellanos, exdiputada socialista en la Asamblea de Madrid y hasta julio presidenta de Patrimonio Nacional. En el equipo de Castellanos figura José Vicente Pérez, que estuvo con ella en Patrimonio, y que es el nuevo responsable de Mensaje y Comunicación con la Ciudadanía. Dependerá de la directora adjunta de gabinete.

López decidió amortizar la Vicesecretaría General, un cargo que ostentaba Hilda Jiménez, fichada por el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, como nueva directora general del Servicio Exterior. Jiménez dimitió tras la crisis de Gobierno por problemas internos con Martín, explican fuentes gubernamentales. También tuvieron alguna disfunción Bolaños y Francisco Salazar, exadjunto de Redondo, que ha acabado apartado en la presidencia del Hipódromo de la Zarzuela.

El ala oeste de Moncloa cuenta ahora con siete destacados miembros del PSOE

El plantel de socialistas en la cúspide del organigrama de la nueva Moncloa lo completan Manuel de la Rocha, responsable del Departamento de Asuntos Económicos, y los dos altos comisionados, Ernesto Gasco, para la lucha contra la pobreza infantil, y Francisco Polo, para España Nación Emprendedora, que dependen directamente de Sánchez.

Por debajo de ellos, el nuevo organigrama se ha copado de cargos con una estrecha relación con el PSOE o con gobiernos socialistas. Uno de los puestos más importantes en la nueva ‘fontanería’ monclovita lo ocupa ahora José Alarcón, director de Políticas Públicas del Gabinete de la Presidencia con rango de director general. Alarcón trabajó en Migraciones con Magdalena Valerio y para los grupos parlamentarios del Congreso y Senado. Hasta julio, formó parte del equipo de Miquel Iceta en Política Territorial y Función Pública.

De Alarcón dependerán cinco nuevos departamentos: "Unidad para la Igualdad y las Libertades", "para la Gobernanza y la Cooperación", "para la Cohesión Territorial", "de Políticas Públicas" y "Unidad para la Cohesión Económica". Se eliminan las unidades creadas por Redondo bajo el nombre de “Educación, Ciencia y Cultura”, de “Igualdad y Políticas Sociales”, de “Justicia e Interior”, de “Transición Justa y Medio Rural”, de “Transportes, Vivienda y Consumo” y de “Coordinación”. El anterior gabinete había activado, en definitiva, áreas que replicaban las funciones de diferentes ministerios y que ahora desaparecen.

Foto: Iván Redondo. (EFE)

Iván García Yustos, amigo personal de Sánchez y peso pesado en el PSOE de Madrid, continuará al frente del Departamento de Asuntos Institucionales con rango de director general. De él depende una unidad de Coordinación, con Gema Olivares al frente. Emma Aparici repite al frente del Departamento de Asuntos Exteriores, con la novedad de que Francisco de Borja, hombre vinculado a la Fundación Alternativas del PSOE, se hará cargo de la unidad de coordinación del área. Tendrá rango de subdirector general. Aurora Mejía, por su parte, seguirá al frente del Departamento de UE. Ambos, Exteriores y UE, pasan también a depender de Castellanos. Antes reportaban directamente a Redondo.

Otros mandos que han hecho trayectoria con el PSOE y que ocupan desde ahora cargos de alta responsabilidad en Moncloa son José Domingo Roselló, nuevo jefe de la Unidad de Políticas Macroeconómicas y Financieras en la Secretaría General de Asuntos Económicos y G-20, que ya trabajó en los ministerios de Economía e Industria durante los gobiernos de Zapatero, o Antonio Barba, que proviene de Ferraz y que ya está al frente de la Unidad de Información Nacional de la Secretaría de Estado de Comunicación. Dependerá directamente de Miguel Ángel Marfull, otro histórico de Ferraz.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la que dio a conocer la nueva composición del Gobierno, este sábado en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

Óscar López también ha introducido algunos cambios de funcionamiento interno en el nuevo organigrama de Moncloa. De esta forma, el Departamento de Análisis y Estudios, liderado por María Ramos, pasa a depender directamente de él. Hasta ahora, lo hacía del director adjunto de gabinete. En él se integra el equipo de Unidad de Estrategia y el de Unidad de Desarrollo, que sigue teniendo al sociólogo Jaime Miquel al frente. Directores generales como Antonio Hernández, director del Departamento de Asuntos Políticos, y Nuria Lera, al frente de Asuntos Nacionales, han desaparecido del 'staff' monclovita. Diego Rubio, por su parte, responsable de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, continuará ejerciendo de director general como responsable del plan España 2050.

En total, la renovada Presidencia del Gobierno cuenta con las mismas secretarías de Estado que en la época de Redondo (dos), idénticas subsecretarías (cinco), tres direcciones generales y dos subdirecciones generales menos. Ha habido, por tanto, un aligeramiento del organigrama de altos cargos.

El PSOE ha tomado el mando de la 'fontanería' del Palacio de la Moncloa y ha desplazado prácticamente todo lo que tenía que ver con Iván Redondo. El nuevo núcleo de poder que rodea a Pedro Sánchez tiene ahora en común el carné de partido y cierto pedigrí socialista, según el nuevo organigrama interno de la Presidencia del Gobierno que ha ido conformando Óscar López tras los cambios de julio y al que ha tenido acceso El Confidencial. Son casi una veintena de altos cargos que confirman la reconquista del núcleo político del Ejecutivo por parte de Ferraz. Es el fin definitivo del 'redondismo', tras más de tres años en el poder, y el inicio del 'lopecismo'. Con este equipo de colaboradores, Sánchez intentará completar la legislatura.

PSOE Moncloa Iván Redondo Pedro Sánchez Óscar López
El redactor recomienda