Sánchez entrega la cabeza de Iván Redondo a Ferraz tras la remodelación del Gobierno
  1. España
CRISIS DE GOBIERNO

Sánchez entrega la cabeza de Iván Redondo a Ferraz tras la remodelación del Gobierno

El nuevo jefe de gabinete del presidente será Óscar López, PSOE pata negra, que estaba actualmente en Paradores y ocupó la secretaría de Organización del PSOE hasta 2014 y la portavocía del grupo en el Senado hasta 2016

placeholder Foto: Pedro Sánchez e Iván Redondo en 2019. (EFE)
Pedro Sánchez e Iván Redondo en 2019. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sustituido a su hombre fuerte, su jefe de gabinete y hombre para todo, Iván Redondo. La relación entre Ferraz y Moncloa, con Redondo al frente, se había hecho insostenible durante los últimos meses y cuando se acerca el 40 congreso del PSOE, Sánchez ha elegido priorizar el partido al asesor que lo acompaño en la reconquista de la secretaria general del PSOE, primero, y del Ejecutivo, después. El pasado sábado se celebró un comité federal, el primero presencial desde la pandemia, donde se pudo ver cómo Sánchez apostaba por la portavoz del PSOE en el Congreso y vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, y a Félix Bolaños, en su batalla con la persona que hasta ahora ha estado a los mandos de la sala máquinas de Moncloa. Ambos abandonaron la cita, junto, por un lado, mientras que el todavía secretario de Organización, José Luis Ábalos, lo hizo por otro. Este último será sustituido al frente de Transportes por la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez.

La promoción de Félix Bolaños, hasta ahora secretario general de la presidencia y único peón de Ferraz en el Palacio de la Moncloa, como ministro de la Presidencia, competencias que tenía la ya ex vicepresidenta primera Carmen Calvo, responde a la misma estrategia. El nuevo jefe de gabinete del presidente será Óscar López, PSOE pata negra. Sánchez recupera a López, actualmente en Paradores, quien ocupó la secretaría de Organización del PSOE hasta 2014 durante la época de Alfredo Pérez Rubalcaba y la portavocía del grupo en el Senado hasta 2016. Bolaños, por su parte, ya fue uno de los principales autores de los informes sobre los indultos y por sus manos pasaban todos los proyectos de ley del Ejecutivo. Se encargará además de la ponencia marco del 40 congreso del PSOE.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una sesión parlamentaria. (EFE)

La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, que sustituirá Bolaños, había perdido todos los pulsos que intentó con el Ministerio de Igualdad. Batallas que han ahondado en la división dentro del movimiento feminista y también del propio PSOE, principalmente la relacionada con la ley trans. Irene Montero logró hace unos días sacar adelante el anteproyecto en los términos que siempre defendió, esto es, con la autodeterminación de género como clave de bóveda.

Algo sobre lo que Calvo llegó a afirmar que era un "riesgo" para los españoles. Se impuso también la ministra de Igualdad respecto a la ley del 'solo sí es sí', que durante meses se bloqueó desde la vicepresidenta primera y que supuso el primer gran conflicto público del Ejecutivo de coalición. No eran pocas las miradas que apuntaban a su salida y desde su entorno ya habían deslizado el argumentario de que si abandona Moncloa es porque se lo pediría ella personalmente al presidente. Fue la primera sustitución en confirmarse de la crisis de gobierno que hoy mismo comunicará Sánchez a Felipe VI para posteriormente hacerla efectiva.

La bandera del feminismo está en juego. Este martes se aprobará en el Consejo de Ministros el proyecto de una de sus leyes estrella, la de memoria democrática. "La veo algo tocada", reconocía en privado sobre Calvo un importante ministro de la parte socialista.

Iván Redondo
El redactor recomienda