Los peritos de la CNMC: Iberdrola disparó sus beneficios inflando el precio de la luz
  1. España
investigación de la audiencia nacional

Los peritos de la CNMC: Iberdrola disparó sus beneficios inflando el precio de la luz

Los expertos del organismo supervisor determinan que la eléctrica tenía una posición vendedora durante las tres semanas en que presuntamente manipuló la producción de energía para elevar la tarifa

placeholder Foto: Sede de Iberdrola en Valencia. (iStock)
Sede de Iberdrola en Valencia. (iStock)

La primera investigación penal contra una eléctrica por subir presuntamente de forma intencionada el precio de la luz ha dado un salto, en plena escalada del coste de la materia prima, con la incorporación al sumario del caso de un nuevo informe. Los peritos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) designados por el instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, han concluido que Iberdrola obtuvo un beneficio directo con supuestas maniobras para provocar un alza artificial de la tarifa que pagan los hogares españoles.

Las diligencias, que se acercan ya a su final tras cinco años de instrucción, se centran en las últimas semanas de 2013. La electricidad alcanzó picos récord de 112 euros por MWh —este martes, ronda los 101,8 euros por MWh— que obligaron al Ejecutivo del PP a cancelar la subasta que iba a fijar el importe de la factura durante las primeras tres semanas de 2014. El dictamen de los técnicos de la CNMC, al que ha tenido acceso El Confidencial, desmonta el principal argumento esgrimido hasta ahora por la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán para rechazar cualquier tipo de alteración del mercado: que la propia Iberdrola resultó perjudicada por la subida del coste de la luz.

Foto: Imagen: EC.

Los expertos de la CNMC defienden lo contrario. Un primer informe del organismo supervisor alertó de irregularidades en la actuación de la multinacional con sede en Bilbao y forzó la apertura del procedimiento judicial. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ratificó posteriormente las sospechas iniciales señalando que el aumento de los precios se debió, en gran medida, a la decisión de Iberdrola de recortar voluntariamente su producción de energía hidráulica, la fuente de producción más barata, para que se engancharan al sistema sus plantas de ciclo combinado, mucho más caras. A juicio de la UCO, la medida carecía de lógica porque sus embalses tenían agua suficiente para seguir generando MWh y, por tanto, mantener la tarifa muy por debajo de los niveles en los que acabó cotizando.

Las averiguaciones de la Guardia Civil desencadenaron la imputación de Iberdrola Generación como persona jurídica y de cuatro de sus directivos. Diversos operadores le reclaman más de 40 millones por el perjuicio supuestamente ocasionado en las semanas bajo investigación. Pero la eléctrica rebatió las acusaciones con otro informe pericial en el que exponía que el cierre de los embalses respondió a razones objetivables, como la escasez de agua producible (la disponible para generación), y que no solo no alteró el coste de la energía, sino que además tampoco tenía ninguna motivación para hacerlo porque su posición neta en el mercado era negativa. Según la compañía, en esas semanas tuvo que comprar electricidad para poder suministrarla a sus clientes. Es decir, que el alza de los precios le generó un perjuicio económico.

Foto: Torre de Iberdrola, sede de la compañía, en Bilbao. (EFE)

El último informe de los peritos de la CNMC desmonta esa tesis. Los técnicos del organismo regulador repasan la posición que tenía la cotizada en diciembre de 2013 en cada una de las tecnologías que abastecen el sistema, desde solar a cogeneración, pasando por hidráulica nuclear y carbón, entre otras. Una de las principales novedades es que incluyen la energía eólica, que Iberdrola había dejado fuera de sus estimaciones a pesar de que empezó a computar en el verano de ese mismo año.

Según el documento remitido al Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, con la eólica incorporada y la valoración del resto de fuentes, el resultado es que la empresa que encabeza Sánchez Galán tenía en el periodo bajo sospecha una posición neta positiva (vendedora) de al menos 569.043 GWh. Por tanto, señalan los especialistas, no solo no perdió dinero, sino que la subida de la tarifa aumentó sus márgenes y le permitió incrementar sus beneficios.

No obstante, los peritos advierten de que se trata de un cálculo incompleto porque no disponen de las posiciones de Iberdrola en el mercado de futuros, que en esos momentos predecía precios más altos para los meses siguientes. Con esa información, la posición de la multinacional sería aún más vendedora. Sus beneficios reales fueron todavía más elevados. En esta ocasión, no hacen una valoración económica de la posible ganancia, pero en el expediente inicial consideraron que la presunta manipulación del mercado le granjeó unos ingresos extraordinarios de al menos 25 millones de euros.

La primera investigación penal contra una eléctrica por subir presuntamente de forma intencionada el precio de la luz ha dado un salto, en plena escalada del coste de la materia prima, con la incorporación al sumario del caso de un nuevo informe. Los peritos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) designados por el instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, han concluido que Iberdrola obtuvo un beneficio directo con supuestas maniobras para provocar un alza artificial de la tarifa que pagan los hogares españoles.

Audiencia Nacional CNMC Electricidad Ignacio Sánchez Galán UCO Bilbao Guardia Civil
El redactor recomienda