El exministro Soria testifica que Iberdrola infló el precio de la luz: "Hubo manipulación"
  1. España
investigación de la subasta de 2013

El exministro Soria testifica que Iberdrola infló el precio de la luz: "Hubo manipulación"

El exministro de Industria José Manuel Soria declaró como testigo el pasado 4 de diciembre en la causa en la que se investiga a Iberdrola por una presunta manipulación del mercado eléctrico

placeholder Foto: El exministro y expresidente del PP de Canarias José Manuel Soria. (EFE)
El exministro y expresidente del PP de Canarias José Manuel Soria. (EFE)

El Gobierno ha anunciado una investigación sobre la subida del precio de la luz tras alcanzar los 94,99 euros el megavatio hora (MWh). El primer caso penal contra una empresa por haber inflado presuntamente el coste de la electricidad arrancó en 2013 después de que llegara a los 112 euros por MWh y tiene en su punto de mira a Iberdrola por una supuesta alteración del mercado para provocar un incremento automático en la factura de los consumidores. Las diligencias acaban de experimentar un nuevo avance con la declaración como testigo del entonces ministro de Industria, José Manuel Soria, que complica el futuro judicial de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán. Además de la propia cotizada, están imputados cuatro de sus directivos.

La comparecencia del exministro del PP se produjo el pasado 4 de diciembre a petición de la Fiscalía. El Ministerio Público y el resto de acusaciones sostienen que Iberdrola recortó intencionadamente la producción hidráulica de sus embalses en las semanas previas a la subasta del 19 de diciembre de 2013 para que se conectaran al sistema otras fuentes de energía más caras, como el carbón y las plantas de ciclo combinado. Los peritos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) designados por el instructor del caso, el juez Ismael Moreno, demostraron el cierre artificial de los embalses y concluyeron que este movimiento ocasionó que la puja acabara con una subida del precio de la luz para el primer trimestre de 2014 del 26,5%, lo que habría desencadenado un aumento en el coste para los pequeños consumidores del 10,5%.

Foto: Imagen: EC.

El Gobierno de Mariano Rajoy optó entonces, con Soria a la cabeza, por suspender la subasta y pedir a la CNMC que emitiera un primer informe sobre ese incremento desorbitado del precio. En aquel momento, el entonces ministro de Industria defendió públicamente que se había producido una “manipulación” de la subasta. El fiscal del caso, Antonio Romeral, preguntó a Soria el pasado diciembre en la Audiencia Nacional si mantenía esas palabras. El exdirigente popular respondió afirmativamente y explicó que, desde el primer momento, en su cartera tuvieron la convicción de que en el proceso se habían registrado irregularidades.

“Cuando en el mes de diciembre se produjo aquella subasta, en el Gobierno tuvimos una sensación de extraordinaria sorpresa por el resultado que había arrojado (…) Al Gobierno le sorprendió el resultado de la subasta extraordinariamente”, manifestó Soria, antes de revelar cómo fueron esas horas en su ministerio. “A partir del momento que supimos el resultado de la subasta, se puso en marcha toda la maquinaria de la Secretaría de Estado de Energía para ver qué había ocurrido. Esto es muy raro. Esto es muy raro. Y le pedimos a la CNMC que suspendiera la subasta. Algo ha pasado. Tiene que investigar. Estuvimos todo el día y toda la noche. Todo el equipo. Yo también, intentando ver primero qué había pasado y si se anulaba la subasta”, aseguró. “Al día siguiente”, recordó Soria, “ya dijo la CNMC que habían concurrido algunas circunstancias especiales o anomalías y entonces, efectivamente, vimos que iba en la línea de lo que pensábamos que había ocurrido. Que había algo raro”.

El precio de la luz se dispara un 27% y afecta a los hogares más vulnerables

Eso raro fue, según sostuvo el exministro ante el juez, una manipulación de la subasta en la que Iberdrola habría tenido un papel decisivo al generar menos energía hidráulica —la más barata de todas las fuentes disponibles— de la que estaba inicialmente programada. Soria desveló que, además del informe preliminar de la CNMC, que fue ratificado y ampliado dos años después por el organismo, “los propios funcionarios de la Secretaría de Estado de Energía comprobaron la evolución de los precios mayoristas durante las semanas inmediatamente anteriores a la subasta y el hecho de que no se generaba la energía eléctrica hidráulica acorde que había”.

El expolítico del PP insistió en varias fases de su declaración en el estupor que generó la subasta en Moncloa, que en aquellos meses libraba un pulso con las eléctricas por la reforma de la ley del sector y la negativa de Hacienda a incluir en los Presupuestos una partida de 3.600 millones de euros para reducir el déficit de tarifa. El fiscal Romeral preguntó a Soria si el alza desorbitada del precio en la puja de diciembre de 2013 pudo tener relación con ese enfrentamiento. Durante los 44 minutos que se prolongó su comparecencia en la Audiencia Nacional, el exministro de Industria admitió entre líneas que, a su juicio, esa fue una de las razones de fondo.

Foto: Torre de Iberdrola, sede de la compañía, en Bilbao. (EFE)

“Yo con Ignacio Sánchez Galán, personalmente, no tenía ningún enfrentamiento. La relación con el sector eléctrico, con todo el sector eléctrico, era una relación difícil. Porque uno de los principales problemas estructurales que tenía la economía española en aquel momento y que venía arrastrando desde principios de siglo era el déficit tarifario”, explicó el exministro. “Había un compromiso por parte del Gobierno para incluir esos 3.600 millones en los Presupuestos (…) ¿Qué es lo que ocurre? Pues que el Ministerio de Hacienda, el Gobierno en última instancia, no cumplió ese compromiso, y no era la primera vez que lo hacía. Yo lo entendí, porque había un compromiso superior en ese momento, que era el déficit público”.

El fiscal repreguntó si esas relaciones difíciles con las eléctricas pudieron ser la causa de la manipulación del mercado. Soria evitó de nuevo negarlo. “Eran continuas las reuniones con el sector. Una vez, era con los presidentes a título individual. Otra vez, con todos ellos juntos. Otra vez, con Unesa, la patronal. Había un malestar en el sector por la reforma que estaba realizando el Gobierno”, explicó el exdirigente popular.

Foto:

El exministro también mantuvo esa posición durante las preguntas de los abogados de la defensa. “El convencimiento que había dentro del ministerio, particularmente en la Secretaría de Estado de Energía, es que había habido una manipulación en la subasta”, afirmó, y añadió que el informe preliminar de la CNMC y el elaborado por sus expertos dos años después, que se saldó con una sanción para Iberdrola de 25 millones de euros por una infracción grave, terminaron dándole la razón.

El testimonio del máximo responsable político del sector en el momento en que ocurrieron los hechos apuntala los indicios contra Iberdrola, que mantiene que el alza de la subasta se produjo como consecuencia de factores en los que no podía intervenir. Entre otros, argumenta que el descenso de la producción hidráulica fue el resultado de un otoño menos lluvioso de lo esperado.

Más de una decena de comercializadoras están personadas como acusación en el caso y reclaman a Iberdrola unos daños superiores a los 40 millones de euros por la presunta manipulación del mercado eléctrico. Como reveló este diario, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil concluyó, tras tomar declaración a varios directivos de la cotizada y analizar sus comunicaciones internas, que tenía más energía hidráulica programada de la que terminó sirviendo al sistema en las fechas clave de la subasta. Además, Iberdrola reconoció que tomaba decisiones de precios mediante órdenes verbales en reuniones de las que no se levantaba acta. Ni siquiera tenía establecido el mecanismo que debía seguirse, ni quiénes debían participar en él, para acordar el importe de su oferta.

El Gobierno ha anunciado una investigación sobre la subida del precio de la luz tras alcanzar los 94,99 euros el megavatio hora (MWh). El primer caso penal contra una empresa por haber inflado presuntamente el coste de la electricidad arrancó en 2013 después de que llegara a los 112 euros por MWh y tiene en su punto de mira a Iberdrola por una supuesta alteración del mercado para provocar un incremento automático en la factura de los consumidores. Las diligencias acaban de experimentar un nuevo avance con la declaración como testigo del entonces ministro de Industria, José Manuel Soria, que complica el futuro judicial de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán. Además de la propia cotizada, están imputados cuatro de sus directivos.

Iberdrola Renovables Audiencia Nacional CNMC Mariano Rajoy Partido Popular (PP) Electricidad José Manuel Soria Ignacio Sánchez Galán
El redactor recomienda