CUATRO DIRECTIVOS ESTÁN IMPUTADOS

Los peritos de la CNMC acusan a Iberdrola de manipular sus embalses para encarecer la luz

La Audiencia Nacional investiga a altos cargos de la compañía desde 2017 por haber adulterado presuntamente el mercado energético para inflar el precio de la luz que pagan los consumidores

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
Adelantado en

La investigación contra Iberdrola por supuestas maniobras para inflar el precio de la luz acumula dictámenes que apuntalan las sospechas de delito. Los peritos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) designados por orden judicial para valorar los documentos y testimonios incorporados a la causa han dictaminado que todo apunta a que la multinacional de Bilbao aumentó ficticiamente el coste de su energía hidráulica, la más barata de todas, para que se engancharan al mercado fuentes de producción más caras. El juez Ismael Moreno, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, mantiene imputados a cuatro directivos de Iberdrola Generación y a la propia mercantil como persona jurídica.

La adulteración del mercado se produjo presuntamente entre el 30 de noviembre y el 23 de diciembre de 2013, justo en las tres semanas anteriores a la subasta de electricidad de la que tenía que salir el precio que pagarían los consumidores durante los tres meses siguientes. El importe récord se alcanzó un día de antes de la puja, el 18 de diciembre, cuando el megavatio hora (MwH) llegó a cotizar a 91,89 euros, un 126% más de los 40,65 euros por MwH del 25 de noviembre previo. El coste subió tanto que el Gobierno de Mariano Rajoy suspendió la subasta para evitar que los pequeños consumidores tuvieran que pagar un 10,5% más en el primer trimestre de 2014 que en el último del ejercicio anterior.

La CNMC impuso en 2015 a la cotizada que preside Ignacio Sánchez Galán una sanción de 25 millones de euros al concluir que perjudicó al mercado para llevarse una ganancia extra de 21,5 millones de euros. Pero la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil decidió impulsar en paralelo una investigación de carácter penal tras apreciar que los hechos descritos por el organismo supervisor iban más allá de la esfera administrativa.

Es la primera vez que el precio de la luz llega a la Audiencia. Primero, la UCO registró dos sedes de Iberdrola y descubrió que la compañía fijaba el precio de su energía mediante “órdenes verbales” en reuniones sin actas y sin un protocolo interno que fijara los pasos de ese proceso. La energética presentó un informe pericial en el que negaba la más mínima irregularidad, rebatía los argumentos de la CNMC para multarla y acusaba al regulador de haber utilizado “procedimientos demasiado simplistas” para atribuirle una manipulación del mercado.

La primera respuesta de los peritos de la CNMC llegó el 4 de mayo de 2018. En un informe al que ha tenido acceso este diario, rechazaron punto por punto las alegaciones de Iberdrola y concluyeron que la cotizada ofertó su energía hidráulica a un precio anormalmente alto para disparar la tarifa de la luz e incrementar de ese modo sus beneficios.

Fachada de una de las sedes de Iberdrola. (EFE)
Fachada de una de las sedes de Iberdrola. (EFE)

Así, mientras que la eléctrica sostiene que a finales de 2013 sus embalses tenían poca agua y, por tanto, una capacidad de generación limitada que provocó un alza del precio del MwH hidráulico, los peritos de la CNMC apuntaron que, en los mismos periodos de los años anteriores, hubo la misma o menos agua en las centrales de Iberdrola pero el precio de su MwH nunca alcanzó esos niveles.

“(…) En periodos con reservas similares (diciembre 2011) o incluso considerablemente inferiores (diciembre 2012) a los de diciembre de 2013, la producción de las unidades de Duero, Sil y Tajo fue superior”, señaló el informe. “En diciembre de 2011 y 2013 el estado de las reservas era similar, pero la producción en 2013 llega a reducirse en torno a un 40% con respecto a la que se registró en 2011. En 2012, por el contrario, con un nivel de vaciado de los embalses continuado desde el verano de ese año que situó el nivel de reservas en torno al 50% del que se registró en 2013, la producción fue un 30-45% superior a la de 2013”.

El estudio presentado por la defensa de Iberdrola también expuso que otros operadores incrementaron igualmente el precio de su energía hidráulica en los mismos días. Pero los peritos de la CNMC contestaron que “Iberdrola Generación es el grupo con mayor despacho hidráulico en noviembre y el que presenta una mayor reducción en diciembre”. “Por el contrario”, prosiguieron, “Endesa mantiene su nivel de despacho durante los días de precios elevados de diciembre e incluso en algunos días (5 y 12 de diciembre) lo aumenta, estando el nivel de reservas de sus cuencas en ese período por encima de la media histórica al igual que las de lberdrola Generación. En el caso de Gas Natural Fenosa, si bien se aprecia también una reducción de su despacho hidráulico [por el alza del coste], cabe decir que su embalse de Belesar, sobre el que descansa toda la regulación de la unidad de generación hidráulica de Miño, que representa en torno al 70% de la producción hidráulica de Gas Natural Fenosa, se encontraba a finales de noviembre con un nivel de reservas del 25% de su capacidad, próximo al mínimo registrado desde 2002, que justificaría su escasa programación”.

Los técnicos aseguraron que la compañía repercutió el aumento de la tarifa a mayoristas y minoristas, incrementando así sus ingresos

El último gran argumento de Iberdrola para rechazar que manipulara el mercado es que la acusación no tiene lógica porque no obtuvo ningún beneficio del alza de los precios. Sin embargo, los técnicos de la CNMC también desmintieron en su dictamen de mayo de 2018 esa afirmación y aseguraron que la compañía repercutió el aumento de la tarifa a mayoristas y minoristas, incrementando así sus ingresos.

El informe de los peritos del regulador llevó al juez Ismael Moreno a tomar declaración a los cuatro directivos de Iberdrola Generación imputados y a interrogar a 22 testigos, tanto de la corporación como de otras empresas del sector. La multinacional aportó nuevos informes exculpatorios y el juez pidió a los expertos que se pronunciaran sobre las nuevas pruebas incorporadas a la causa. Pero los peritos no variaron su opinión.

El 24 de julio de 2019 enviaron al Juzgado Central de Instrucción número 2 un segundo dictamen en el que se reafirmaban en que Iberdrola había adulterado el mercado eléctrico. “Después del examen de los documentos y visionado de los testimonios, se procede a ratificar el contenido del informe emitido el 4 de mayo de 2018, y, en particular, la conclusión que en el mismo se expresa acerca de que lberdrola Generación llevó a cabo una retirada económica de capacidad, al realizar ofertas al mercado diario de producción de las unidades de gestión hidráulicas de Duero, Sil y Tajo a precios artificialmente elevados, lo que provocó que estas no resultaran despachadas en el mercado”, concluyeron en su escrito.

Oficina central de Iberdrola, en Bilbao. (EFE)
Oficina central de Iberdrola, en Bilbao. (EFE)

Habrá un tercer dictamen. El juez acaba de solicitar a los peritos de la CNMC que amplíen su segunda resolución para pronunciarse con mayor detalle sobre las pruebas presentadas por Iberdrola, como informó 'El País' este jueves. Además de los testimonios de los imputados y testigos, también consta en el sumario la versión de una decena de comercializadoras que se consideran perjudicadas por el comportamiento aparentemente ilógico del coste de la energía hidráulica en 2013.

Iberdrola mantiene que no realizó "manipulación fraudulenta alguna". A preguntas de este diario, afirma que "el precio del mercado subió por circunstancias ajenas a Iberdrola Generación, cuya concurrencia fue confirmada por la propia CNMC: demandas altas, producción eólica baja, indisponibilidades de centrales nucleares y precios altos de gas en mercados internacionales". "En cuanto a la situación hidroeléctrica", sostiene un portavoz oficial, "el periodo se caracterizó por la escasez del agua: la que llegaba a los embalses era del orden del 25% de lo que se considera normal para la época. En esas circunstancias, Iberdrola Generación actuó siempre como un gestor prudente y razonable de las centrales hidroeléctricas investigadas, reflejando en sus ofertas el incremento de valor que tenía el agua en ese escenario de escasez, lo que ha sido probado mediante la presentación de informes de expertos cualificados independientes. La oferta hidráulica de otros productores relevantes se comportó de forma similar en el mercado". Asimismo, insiste en que "no obtuvo ningún beneficio con esta supuesta actuación" y recuerda que "ha prestado toda su colaboración con la investigación".

No es el único frente que tiene abierta la compañía de Sánchez Galán en la Audiencia Nacional. El Juzgado Central de Instrucción número 6 está investigando los presuntos espionajes que la empresa habría encargado al comisario Villarejo entre 2004 y 2017 y que incluyeron, entre otros servicios, la vigilancia de políticos, una asociación ecologista, líderes sindicales, rivales empresariales y hasta un juez. En este otro procedimiento solo está imputado por ahora el jefe de Seguridad de Iberdrola hasta el pasado octubre, Antonio Asenjo, mano derecha de Sánchez Galán durante casi dos décadas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios