'Plan Sánchez' para Cataluña: un referéndum en todo el país sobre el modelo autonómico
  1. España
'La tercera vía' de Iceta

'Plan Sánchez' para Cataluña: un referéndum en todo el país sobre el modelo autonómico

La estrategia territorial de Sánchez va más allá de Cataluña y se asienta en un modelo federal, aunque en Moncloa reconocen que "para llegar a un acuerdo así harán falta años"

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El referéndum de autodeterminación ni cabe en la Constitución ni será aceptado "nunca jamás" por los socialistas. Pero la reforma del Estado de las autonomías, sí. Varios miembros del Gobierno han comenzado a abonar este terreno, partiendo de las tesis federalistas o de "autogobierno" defendidas por el PSC, y abriendo la puerta a que dicha reforma del Estado autonómico pueda someterse a un referéndum consultivo en todo el país. Fuentes del Gobierno explican que su modelo pasa por la "cogobernanza" como sinónimo de federalismo, aunque reconocen que "para llegar a un acuerdo así harán falta años". El PSOE prevé ratificar estas posiciones en el 40 congreso del partido el próximo mes de octubre para dar continuidad a la Declaración de Granada (2013) y a la de Barcelona (2017) sobre el "nuevo pacto territorial", según fuentes conocedoras de la ponencia sobre la 'España autonómica'. Se recuperará así el concepto de España como "nación de naciones", añaden estas mismas fuentes a El Confidencial.

Este es el plan del PSOE, que va más allá de Cataluña. Una suerte de nuevo 'café para todos', aunque haciendo espacial énfasis en Cataluña y Euskadi. Y, en lo referente a una mejora de la financiación, también a la Comunidad Valenciana, Andalucía o Baleares. Concretamente sobre Cataluña, se asume que "hay que votar", pero la consulta, según apunta un miembro del Gobierno con mucha autoridad en la materia, "dependerá de qué tipo de reforma pueda acordarse". Si la solución a Cataluña pasa por un nuevo Estatuto, votarían solo los catalanes. Pero si la revisión del modelo territorial se extiende a una reforma constitucional para avanzar hacia estructuras federales, como recoge la Declaración de Granada a través de una reforma constitucional, sería en todo el país. Con todo, esta misma fuente del Ejecutivo asume que por la aritmética actual no está cerca el momento de grandes reformas institucionales. No hay prisa, pero sí voluntad de ir construyendo este proyecto.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene tras la firma del acuerdo para la reforma de las pensiones este jueves en el palacio de la Moncloa. (EFE)

Los mensajes están siendo tamizados y sincronizados y, aunque de forma solo superficial, se han incluido ya en el argumentario del presidente del Gobierno. Pedro Sánchez respondía este jueves durante una entrevista en La Sexta, respecto de la posibilidad de celebrarse un referéndum solo en Cataluña, que, "si vivimos juntos, decidimos juntos". Mantenía el guion con el que respondía un día antes a los independentistas en el Congreso: "Para mí, si vivimos juntos, decidimos juntos, y lo que tenga que ser Cataluña y lo que tenga que ser España, como están íntimamente vinculadas, porque una y otra pertenecen a un mismo ser, tendremos que decidirlo entre todos los ciudadanos y ciudadanas de este territorio que llamamos España". Sin dar más pistas, y tras rechazar de plano un referéndum de autodeterminación, dejaba así caer la posibilidad de realizar otro tipo de consulta y hacerla en todo el territorio español consultivo, bajo la cobertura del artículo 92 de la Constitución.

Sánchez: "No habrá referéndum de autodeterminación"

Durante el pleno del pasado miércoles en el Congreso, Sánchez aprovechaba una contrarréplica al portavoz de los 'comuns' en el Congreso y presidente del grupo confederal de Unidas Podemos, Jaume Asens, para concretar algo más su visión territorial: "En lo que tiene que ver con el modelo autonómico, creo que lo que tenemos que reforzar y revisar mucho más son todos los mecanismos multilaterales de conformación de la toma de decisiones, incluso cuando se habla por parte de algunas de estas nacionalidades históricas del hecho de cómo mejorar la participación, la presencia y la interlocución que puedan tener Euskadi, Cataluña y otras comunidades frente a las instituciones comunitarias".

Posiciones que hasta ahora se han definido como 'cogobernanza' y que se han querido ensayar durante la gestión de la pandemia. La reactualización de instrumentos como la Conferencia de Presidentes y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España han tratado de seguir una filosofía federalizante, aunque asomando multitud de grietas. Distribuir responsabilidades e implicar a distintos actores bajo un mismo reto de país o, a la suma, una mayor descentralización, tiene como límite la falta de mecanismos de coordinación.

Foto: Pere Aragonès y Pedro Sánchez. (Reuters)

"No tenemos estructuras de tipo de federal, que es lo que permitiría compaginar el autogobierno con el gobierno compartido, esto que ahora se ha nombrado cogobernanza. Estamos en los inicios de un camino que nos debe llevar a un Estado verdaderamente federal", subrayaba este jueves el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, durante una entrevista en Catalunya Ràdio. El también primer secretario del PSC, el encargado de desbrozar este camino como uno de sus principales autores intelectuales, defendía en la misma entrevista un horizonte de reformas más allá de Cataluña para cambiar el Estado autonómico. Asimismo, utilizaba conscientemente el plural para dibujar un "gran acuerdo sobre autogobierno, financiación y participación de las comunidades autónomas en el diseño de las políticas del Estado".

"Estamos en los inicios de un camino que nos debe llevar a un Estado verdaderamente federal"

Sincronía con la respuesta el día anterior de Sánchez desde la tribuna del Congreso, quien apuntó también a la necesidad de "mejorar la participación, la presencia y la interlocución que puedan tener Euskadi, Cataluña y otras comunidades" en las políticas del Estado. Respuesta que el presidente del Ejecutivo no improvisó, pues la leyó de unos papeles que llevaba mecanografiados.

Las tesis del PSC respecto a la política territorial no solo son hegemónicas en el PSOE, sino que lo son también en el Gobierno. Sus presiones ya fueron determinantes para recuperar en el programa electoral de las últimas elecciones generales las alusiones indirectas al federalismo y la España plurinacional. Unos compromisos que ahora se asumen con más determinación. La vía Iceta, que definió el ministro de Política Territorial durante el traspaso de carteras cuando accedió al cargo como una suerte de unión en la diversidad. Su guion está en su libro 'La tercera vía', publicado los meses previos al referéndum unilateral, donde se desarrolla la propuesta para "ensayar fórmulas federales que harían posible conciliar intereses diferentes, compartir identidades, asegurar el respeto a la diversidad y construir un proyecto común, autogobierno y gobierno compartido".

Aragonès insiste en el referéndum y pide ''voluntad política''.

Sin prisas y con vocación de abrir camino para materializar esta vía en el medio plazo si los socialistas revalidan su Gobierno en las urnas. Y es que para desarrollar la Declaración de Granada se precisa de una reforma constitucional que solo podría ser impulsada si tiene el apoyo de dos tercios de la Cámara y posteriormente se ratifica en un referéndum vinculante. Todo ello no impide que dentro del marco constitucional se pueda realizar un referéndum consultivo para calibrar la aceptación social de cambio de este calado en la carta magna. Cuestiones sobre las que se debatió este miércoles en un acto organizado por el grupo parlamentario socialista en el Congreso, bajo el título 'Balance y perspectivas de la Constitución Española de 1978', y en el que participaron, entre otros, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, o el director del CIS, José Félix Tezanos.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, evitaba ayer excluir la posibilidad de realizar un referéndum consultivo en todo el país sobre le modelo territorial durante una entrevista en RNE. Tras varias repreguntas en las que no quiso negar esta posibilidad, acabó desviando la respuesta diciendo que ahora mismo el Gobierno está más centrado en la salida de la pandemia y la recuperación económica. La carta magna permite en su artículo 92 realizar referéndums consultivos, pero el desarrollo de este precepto en la ley no permite que dicha consulta se limite a una sola comunidad autónoma.

Foto: El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

La jurisprudencia del Tribunal Constitucional, a raíz del Plan Ibarretxe, sostiene así que las decisiones políticas de especial trascendencia para todos los ciudadanos españoles no pueden ser consultadas exclusivamente a los ciudadanos de una determinada comunidad autónoma. Esto es, debe haber "participación de todo el electorado del ámbito territorial afectado", que en el caso de un nuevo encaje territorial sería el de todo el país. Solo si se trata de una reforma estatutaria, sería posible limitar territorialmente dicha consulta. De llevar a cabo un referéndum consultivo en todo el país sobre el cambio del modelo autonómico, sería la tercera vez que se hace uso del artículo 92. La primera vez que el Gobierno autorizó un referéndum consultivo fue en 1986, para preguntar sobre la participación de España en la Alianza Atlántica, y la segunda y última en 2015, sobre la fallida Constitución Europea. El camino será largo, pero tanto el PSOE como el Gobierno están comenzando a poner sus cimientos.

Unidas Podemos remarcó ayer sus posiciones: oficialmente, defienden un referéndum de autodeterminación para Cataluña, situándose así en el lado de ERC en la mesa de diálogo con el Gobierno. Aunque asumen que la Constitución no lo permite, como se encargaron ayer de recordar la ministra de Igualdad, Irene Montero, y el dirigente de los comunes Jaume Asens.

El referéndum de autodeterminación ni cabe en la Constitución ni será aceptado "nunca jamás" por los socialistas. Pero la reforma del Estado de las autonomías, sí. Varios miembros del Gobierno han comenzado a abonar este terreno, partiendo de las tesis federalistas o de "autogobierno" defendidas por el PSC, y abriendo la puerta a que dicha reforma del Estado autonómico pueda someterse a un referéndum consultivo en todo el país. Fuentes del Gobierno explican que su modelo pasa por la "cogobernanza" como sinónimo de federalismo, aunque reconocen que "para llegar a un acuerdo así harán falta años". El PSOE prevé ratificar estas posiciones en el 40 congreso del partido el próximo mes de octubre para dar continuidad a la Declaración de Granada (2013) y a la de Barcelona (2017) sobre el "nuevo pacto territorial", según fuentes conocedoras de la ponencia sobre la 'España autonómica'. Se recuperará así el concepto de España como "nación de naciones", añaden estas mismas fuentes a El Confidencial.

Referéndum Cataluña Comunidades Autónomas Constitución Pedro Sánchez PSOE PSC
El redactor recomienda