La sombra del confinamiento total agrieta la cogobernanza de Sánchez con las CCAA
  1. España
PRIMEROS CHOQUES

La sombra del confinamiento total agrieta la cogobernanza de Sánchez con las CCAA

El confinamiento domiciliario que reclaman Asturias, Ceuta y Melilla ha sido el causante del primer choque con el Gobierno. Sanidad se ha negado a autorizarlo por el momento

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en un reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en un reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. (EFE)

Las costuras de la cogobernanza entre Gobierno y comunidades autónomas durante el nuevo estado de alarma están comenzando a saltar, apenas una semana después de la aprobación del decreto de alarma que pretendía ser a la carta, al ceder las competencias a los presidentes autonómicos. El confinamiento domiciliario que reclaman Asturias, Ceuta y Melilla (Cataluña también lo planteó para los fines de semana) ha sido el causante del primer choque con el Gobierno. Sanidad se ha negado a autorizarlo por el momento.

Se trata de una medida drástica que ya han implementado países como Francia, Portugal o Reino Unido y que el nuevo estado de alarma no permite adoptar. Sería necesario modificar el texto en el Consejo de Ministros, algo que el Ejecutivo no descarta, pero aplazando el debate para la próxima semana, en función de cómo evolucionen los datos epidemiológicos.

Foto: Pedro Sánchez (c) preside la reunión del Consejo de Ministros este martes. (EFE)

La evolución de la segunda ola, que según el Ejecutivo se está "agravando", y el requerimiento de adoptar restricciones más drásticas han hecho que el nuevo decreto de alarma se quede viejo para algunos mandatarios autonómicos ya en sus primeros compases. A ello se suman algunos desencuentros entre las propias comunidades, como ocurrió entre Castilla y León y Castilla-La Mancha con Madrid, por la decisión de la presidenta Isabel Díaz Ayuso de cerrar la comunidad solo durante el pasado puente, rompiendo un principio de acuerdo, según lamentaron los mandatarios de los territorios vecinos. Fue Sanidad quien permitió a la Comunidad de Madrid tomar esta decisión, aunque avanzó su intención de fijar en el Consejo Interterritorial de Salud de este miércoles la temporalidad de las medidas a siete días.

El choque entre el departamento que dirige Salvador Illa y el presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha evitado recrudecerse tras un encuentro bilateral o, al menos, aplazarse. Illa reclamó más tiempo y sus interlocutores accedieron a la petición. Se trata de un breve plazo de tiempo para analizar el efecto de las restricciones ya en vigor y, al mismo tiempo, prepararse para los hipotéticos confinamientos domiciliarios si la situación de contagios y tensión hospitalaria no remite. Se emplazaron así a mantener una reunión bilateral en los próximos días, "adicionalmente a la celebración del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud", según el comunicado conjunto.

Fuentes de Sanidad han reconocido que la petición de su compañero de filas, el barón asturiano Adrian Barbón, les ha cogido desprevenidos. No hubo comunicación previa entre el equipo de Sanidad del Gobierno del Principado de Asturias y el del Gobierno central. Estas mismas fuentes abogan por que el plazo de espera se prolongue durante 10 días para comprobar el efecto de las restricciones a la movilidad incluidas en el nuevo decreto del estado de alarma. Será en ese momento cuando se planteen nuevos pasos para dar cobertura legal a los confinamientos domiciliarios, según trasladan.

El Gobierno cree que aún hay que esperar antes de plantearse el confinamiento domiciliario

La inquietud crece entre las comunidades autónomas, amenazando este gran ensayo de cogobernanza en plena segunda ola de la pandemia. La postura desde Sanidad reclamando paciencia no parece suficiente, aunque de momento ha evitado que se extienda la confrontación. Está por discernir también si Madrid volverá a solicitar un confinamiento perimetral solo durante el puente de la Almudena y cuál será la reacción de Sanidad y otras comunidades. Con todo, la cogobernanza es asimétrica, porque el decreto de la alarma establece que el Ejecutivo central es la autoridad competente y los distintos presidentes solo pueden actuar por la delegación que se les confiere. Por otra parte, según recoge el texto normativo, "el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, bajo la presidencia del ministro de Sanidad, podrá adoptar a estos efectos cuantos acuerdos procedan, incluidos, en su caso, el establecimiento de indicadores de referencia y criterios de valoración del riesgo".

En caso de tener que recurrir a medidas más drásticas como el confinamiento domiciliario, la pretensión es que se siga planteando de forma territorializada, al modo de países como Portugal, en función de los datos epidemiológicos de cada comunidad autónoma. Se entiende que, según la filosofía que ya guio el actual estado de alarma, "la situación epidemiológica es muy diferente en cada territorio", por lo que se busca actuar en función del contexto de cada comunidad.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, insistía este martes en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en que están "escuchando y dialogando con la totalidad de las comunidades autónomas", recalcando que trabajarán "en cogobernanza" con las distintas comunidades ante la eventualidad de tener que estudiar nuevos escenarios.

Foto: Los presidentes autonómicos se conectan a la Conferencia de presidentes autonómicos celebrada el pasado 26 de octubre. (EFE)

La apuesta por la cogobernanza es clave para el Gobierno de Pedro Sánchez, no solo para gestionar la pandemia sino también en sus planes para la recuperación económica. En este contexto, el presidente del Gobierno iniciará este jueves en Valencia una gira por todas las comunidades autónomas con el fin de explicar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española. "Necesitamos el concurso de las comunidades autónomas para que sean eficaces estas medidas", explicaba Montero. Según las estimaciones del Ejecutivo, más del 50% de los proyectos del plan de recuperación lo ejecutarán directamente las comunidades autónomas.

La estabilidad de la legislatura para un Gobierno en minoría y afrontando una situación de excepcionalidad pandémica y económica se fía en esta cogobernanza, no solo en el Congreso —asentando los acuerdos con el bloque de la investidura y abriendo la puerta a Ciudadanos y al PP en cuestiones de Estado como las renovaciones pendientes— sino también con el impulso y la reactualización de instrumentos como la Conferencia de Presidentes y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España, siguiendo una filosofía federalizante. En el caso de la gestión de la pandemia, sin embargo, están asomando las primeras grietas de la llamada cogobernanza.

Las costuras de la cogobernanza entre Gobierno y comunidades autónomas durante el nuevo estado de alarma están comenzando a saltar, apenas una semana después de la aprobación del decreto de alarma que pretendía ser a la carta, al ceder las competencias a los presidentes autonómicos. El confinamiento domiciliario que reclaman Asturias, Ceuta y Melilla (Cataluña también lo planteó para los fines de semana) ha sido el causante del primer choque con el Gobierno. Sanidad se ha negado a autorizarlo por el momento.

Coronavirus Pedro Sánchez Castilla y León Melilla Adrián Barbón Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda