Es noticia
Menú
Las comunidades agotan su margen mientras el Gobierno aplaza el cierre total
  1. España
  2. Andalucía
SE ENDURECEN LAS RESTRICCIONES

Las comunidades agotan su margen mientras el Gobierno aplaza el cierre total

Andalucía endurecerá las restricciones y Castilla y León cierra hostelería y centros comerciales, agotan el margen en el actual decreto alertados por la mala evolución

Foto: Los presidentes autonómicos se conectan a la Conferencia de presidentes autonómicos celebrada el pasado 26 de octubre. (EFE)
Los presidentes autonómicos se conectan a la Conferencia de presidentes autonómicos celebrada el pasado 26 de octubre. (EFE)

Las comunidades autónomas pueden adoptar todavía medidas más duras, restringir más los horarios permitidos para la actividad y alargar o extender los cierres perimetrales impuestos ante la virulencia de la segunda ola. Eso es lo que harán Andalucía o Castilla y León, gobernadas por el PP, o Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana, con un gobierno socialista, cuyos presidentes han anunciado que estudian ya endurecer las restricciones aprobadas la pasada semana antes de acudir a un confinamiento domiciliario como el de marzo. Apuestan por agotar su margen en el actual decreto de alarma y esperar la evolución de los datos durante una semana antes de pedir al Gobierno el cierre total el próximo 9 de noviembre.

Andalucía descarta por ahora pedir un cierre total de la actividad como el de la pasada primavera y no llevará esa propuesta, como ya han pedido Asturias o Melilla, al consejo interterritorial de este miércoles. El Gobierno de la nación también ha anunciado que aplaza cualquier decisión en ese sentido. El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, postergó hasta dentro de una semana la decisión del confinamiento total, la medida más extrema para frenar los contagios. De momento, según expresó, la Junta estudia cómo endurecer las restricciones en cuanto a horarios y limitaciones al movimiento. En estos momentos, en Andalucía el cierre de la hostelería está en las 22.30 horas, treinta minutos antes que el toque de queda. Hay que recordar que la comunidad está cerrada, no se puede salir ni entrar salvo movimientos justificados. Tres provincias, Sevilla, Jaén y Granada, también tienen cierres perimetrales, no puede sobrepasarse el límite del término municipal, y en Cádiz, Málaga y Córdoba también rige esta restricción para muchos de sus municipios. La movilidad de momento sólo es totalmente libre en las provincias de Almería y Huelva. Hay más de cuatro millones de andaluces sometidos por esas limitaciones a la movilidad.

Foto: Pedro Sánchez (c) preside la reunión del Consejo de Ministros este martes. (EFE)

El mensaje que brindó el presidente de Andalucía fue tibio en cuanto al confinamiento domiciliario. Por un parte dejó claro que la comunidad “de momento” no lo va a pedir y que quedan medidas por adoptar antes del cerrojazo total, pero a la vez señaló que si el Gobierno de la nación va a aprobarlo, sería su competencia, debería hacerlo cuanto antes. Queda claro que ante la mala evolución de los datos, ese escenario está sobre la mesa. El Ejecutivo andaluz sabe que el tiempo juega en contra del ffreno a los contagios y del impacto de esas medidas más duras. Cuanto más tarde se adopten, más se tardará en ver resultados, admiten fuentes del Ejecutivo andaluz, que no obstante aguantarán para ver la evolución de los datos una semana. Moreno, en una entrevista en Antena 3, reprochó al Gobierno de Pedro Sánchez que no contemplara en el decreto de alarma aprobado un escenario de confinamiento total.

Los datos empeoran

Las medidas en vigor se extienden hasta el 9 de noviembre. Entonces el Gobierno de la nación podrá seguir dejando en manos de las comunidades el mando o volver a hacerse con el control y confinar España en la línea de lo que ya han hecho la mayoría de vecinos europeos. Moreno aseguró que si hay que “salvar la Navidad” es mejor actuar cuanto antes.

Andalucía no tiene una buena evolución de los datos. Ni siquiera en provincias como Granada, donde se cerró por completo a finales de octubre. Moreno admitió que hay un aumento en las cifras “rápido y alarmante”, que obligará a tomar medidas más duras. Las restricciones ya en vigor en Andalucía se harán más intensas, adelantando sobre todo los horarios de cierre. Se intentará, explican desde la Junta, que hay una franja más amplia en la que los bares estén cerrados y la actividad se limite al máximo. Después, avisó Moreno, a las comunidad ya se le están “agotando los recursos” y debería actuar el Gobierno.

El Gobierno cree que aún hay que esperar antes de plantearse el confinamiento domiciliario

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció ya el cierre de hostelería, centros comerciales y grandes superficies, mientras que seguirá abierto el pequeño comercio con duras restricciones de aforo.

Un cerrojazo "por territorios"

Desde Castilla La Mancha, su consejero de Salud abogó por esperar a ver los resultados de las medidas puestas en marcha. “Realmente creemos que lo importante es cumplir con las medidas que ahora tenemos en marcha, exigir su cumplimiento, ver los resultados y no decir que no a ninguna medida de mayor restricción”, afirmó en una entrevista en 'La hora de la 1' de TVE.

Lo que también empieza a latir es la necesidad de que si hay que avanzar en un cerrojazo de la actividad como el de la pasada primavera, sea el Gobierno de la nación el que coordine las restricciones pero teniendo en cuenta los datos de cada territorio y modulando el cierre según esas cifras. “La coordinación debe ser nacional, después la toma de medidas debe hacerse en torno a los datos que hay en cada comunidad, por supuesto bajo la coordinación nacional y amparado en el paraguas del Consejo Interterritorial y avalados por la Comisión de Salud Pública, ya que sin coordinación nacional y sin el Estado y la cogobernanza con las Comunidades esto no tiene sentido”, señaló el consejero de Salud, Jesús Fernández Sanz.

Foto: Ximo Puig, con su consellera de Sanidad, Ana Barceló. (EFE)

La Comunidad Valenciana cerrará otra vez el acceso y salida de movimientos no justificados desde el próximo viernes hasta el 13 de noviembre para tratar de restringir los contactos foráneos y frenar la curva en el incremento de los contagios por coroconavirus. La decisión fue anunciada este martes por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una visita en Orihuela y está muy relacionada con el segundo puente que vivirá la ciudad de Madrid, que celebra el 9 de noviembre su festividad patronal. La Generalitat valenciana trata de cortar posibles desplazamientos, si bien la Comunidad de Madrid cerrará también las salidas el viernes, informa Víctor Romero.

Las comunidades autónomas pueden adoptar todavía medidas más duras, restringir más los horarios permitidos para la actividad y alargar o extender los cierres perimetrales impuestos ante la virulencia de la segunda ola. Eso es lo que harán Andalucía o Castilla y León, gobernadas por el PP, o Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana, con un gobierno socialista, cuyos presidentes han anunciado que estudian ya endurecer las restricciones aprobadas la pasada semana antes de acudir a un confinamiento domiciliario como el de marzo. Apuestan por agotar su margen en el actual decreto de alarma y esperar la evolución de los datos durante una semana antes de pedir al Gobierno el cierre total el próximo 9 de noviembre.

Castilla y León Ayuntamiento de Madrid Generalitat Valenciana Noticias de Andalucía Pedro Sánchez Ximo Puig
El redactor recomienda