Moncloa descarta prolongar el estado de alarma mientras crece la presión de las regiones
  1. España
MARCO JURÍDICO CONTRA LA PANDEMIA

Moncloa descarta prolongar el estado de alarma mientras crece la presión de las regiones

País Vasco, Castilla y León y Castilla-La Mancha piden extender la medida excepcional más allá del 9 de mayo

placeholder Foto: La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)

A solo 10 días para el final del estado de alarma, crece la presión de las comunidades para que el Gobierno prorrogue la medida. Este jueves, el País Vasco, Castilla y León y Castilla-La Mancha han pedido al Ejecutivo central que extienda la alarma debido a la complicada situación sanitaria: España continúa en riesgo alto de coronavirus, al superar los 200 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Sin embargo, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha vuelto a descartar esa opción.

La demanda a favor de la prórroga del estado de alarma es un asunto especialmente delicado en Euskadi, que vive la peor situación epidemiológica del país, con una incidencia acumulada de 485. La posición de los dos socios de gobierno es divergente: el PNV la apoya, aunque con una limitación temporal, mientras que el PSE se opone. Este jueves, el lendakari, Iñigo Urkullu, ha reiterado la necesidad de extender la medida para toda España, ya que, a su juicio, la situación "no es de epidemia localizada, sino de pandemia".

La alternativa, un estado de alarma a la carta por comunidades autónomas, como el que se aplicó para la Comunidad de Madrid en octubre, no convence al lendakari, que la ha tachado de "muy cuestionable". Sin embargo, la vicepresidenta del Gobierno vasco, Idoia Mendia, ha advertido de que la solución propuesta por Urkullu "no es la panacea". La también líder de los socialistas en la comunidad ha negado que haya fricciones en el Ejecutivo autonómico por este asunto.

Foto: Iñigo Urkullu. (EFE)

La posición del Gobierno de España y del PSOE es clara desde hace varias semanas: se oponen a la extensión de una medida que restringe algunas libertades y ha estado vigente durante los últimos seis meses. Sin embargo, empiezan a surgir discrepancias en las filas socialistas. Este jueves, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido prolongar durante un mes el estado de alarma y ha anunciado que, pase lo que pase, la comunidad extenderá el toque de queda a partir del 9 de mayo: "Me gustaría que la prudencia que estamos manteniendo con tantas medidas al menos se pudiera mantener un mes. Sé que es doloroso e incómodo, pero hay que proteger la vida", ha afirmado.

La disyuntiva también se plantea entre las comunidades del Partido Popular, donde existen sensibilidades diferentes sobre la gestión de la pandemia que ya se han dejado notar a lo largo de los últimos meses. Castilla y León, donde los populares gobiernan con Ciudadanos, respalda una prórroga para toda España, según ha reiterado este jueves el vicepresidente, Francisco Igea (Cs). Igea ha rechazado que se le "pase la pelota" a las comunidades autónomas y ha lamentado que la decisión del Gobierno de la nación esté condicionada por las elecciones madrileñas.

El Gobierno no tiene intención de prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo

En cambio, la Comunidad de Madrid y la mayoría de las regiones del PP optan por un enfoque distinto. En plena campaña electoral para las autonómicas del 4 de mayo, la presidenta de la CAM, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que la región continuará con las mismas medidas a partir del día 9, si bien ha puntualizado que la responsabilidad de decidir el marco normativo que dé cobertura legal a partir de esa fecha corresponde al Ejecutivo central. "Se están restringiendo derechos fundamentales", ha recordado, antes de advertir que, si no se hace nada, se generará una situación de "profunda alegalidad".

Otro de los barones populares que se oponen al estado de alarma es el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, uno de los primeros en proponer la reforma de las leyes sanitarias para tener una cobertura jurídica. Este jueves, Feijóo ha asegurado que no se puede pasar "de cero a cien en un segundo" y, por lo tanto, "no es razonable" dejar a las comunidades que ahora están en riesgo máximo "sin ningún amparo legal". "No podemos seguir combatiendo la pandemia sin una legislación específica", ha insistido, antes de tachar el estado de alarma de "arma excesiva, antigua y desproporcionada". De hecho, el Parlamento gallego ha aprobado este jueves una iniciativa para instar al Gobierno a legislar.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en una imagen del mes de enero. (EFE)

En la misma línea, el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, considera "imperdonable" que no se tenga un marco alternativo a la alarma y ha reclamado al Gobierno central que "coordine, planifique y lidere". Si no lo hace, Andalucía tomará "las medidas necesarias". Además, ha remarcado la necesidad de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convoque una Conferencia de Presidentes para abordar la cuestión, tal y como lleva pidiendo varias semanas el líder de los populares, Pablo Casado.

El presidente murciano, el también popular Fernando López Miras, se ha pronunciado en términos similares: "Nadie sabe lo que va a pasar a partir del 9 de mayo y esto es una tremenda irresponsabilidad". Asimismo, el regionalista Miguel Ángel Revilla, que gobierna en Cantabria en coalición con el PSOE, ha pedido un marco legal específico.

Foto: Sánchez preside una reunión del Comité de Seguimiento del Coronavirus. (EFE)

En Cataluña, la Generalitat ya se prepara para crear su propia norma, que tendrá que ser avalada, como las de las demás autonomías, por la Justicia. En la primera sesión de control al Govern en los últimos cuatro meses, el vicepresidente en funciones, Pere Aragonès (ERC), ha explicado que Cataluña modificará y ampliará un decreto ley aprobado en julio para afrontar los brotes de covid-19 "para tener herramientas que, si hay que usar, se usarán".

El Gobierno no quiere la prórroga

De momento, el Gobierno no se ha movido. A unos días de las decisivas elecciones en Madrid, la vicepresidenta Carmen Calvo ha reiterado en un acto en Barcelona que existen alternativas que permitirán sustituir el estado de alarma cuando este decaiga: "Tenemos herramientas de cogobernanza". Si nada cambia en los próximos días, el Consejo Interterritorial de Salud, en el que están representadas todas las comunidades autónomas, adquirirá a partir del 9 de mayo un papel fundamental a la hora de determinar el marco de la lucha contra la pandemia en España.

Algunas regiones socialistas como la Comunidad Valenciana o Extremadura siguen apoyando la posición de Moncloa

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha explicado en el Senado que el decaimiento de la medida excepcional no significará que también desaparezcan las demás medidas contra el covid: "Una vez finalice el estado de alarma la prioridad del Ministerio de Sanidad va a seguir siendo la misma, por lo que seguiremos trabajando intensamente con las comunidades autónomas para seguir salvando vidas y recuperando la normalidad".

Aunque el debate resulta cada vez más intenso, la posición de Moncloa sigue siendo compartida por regiones como la Comunidad Valenciana o Extremadura, donde los gobiernos socialistas cuentan a su favor con una baja incidencia del virus. La evolución de la pandemia en las próximas semanas y los resultados de las elecciones en Madrid determinarán la salida al marco legal que ha amparado la lucha contra el covid en los últimos seis meses.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Iñigo Urkullu Ministerio de Sanidad Idoia Mendia Castilla y León Coronavirus Alberto Núñez Feijóo Pandemia Carmen Calvo
El redactor recomienda