El temor al rechazo político lleva a Sánchez a aparcar la prórroga del estado de alarma
  1. España
COMPARECE ESTE MIÉRCOLES EN EL CONGRESO

El temor al rechazo político lleva a Sánchez a aparcar la prórroga del estado de alarma

El presidente se ha reafirmado este martes en la intención de no ampliar la alarma, por lo que una vez más desoirá las peticiones de mandatarios autonómicos y partidos que le apoyan habitualmente en el Parlamento

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i). (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i). (EFE)

Ni prórroga de estado de alarma, ni reforma legal para combatir la pandemia ni Conferencia de Presidentes. El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece este miércoles en el Congreso con la idea de no conceder ninguna de esas peticiones, pese a que así lo han solicitado diferentes presidentes autonómicos y partidos que forman parte del bloque que respalda habitualmente al Ejecutivo en el Congreso. Los socios de la coalición en el Congreso confirman que no han tenido ningún contacto con el Gobierno o con el PSOE sobre la prórroga o la reforma legal. "La ley de la selva", ha vaticinado Mertxe Aizpurua (Bildu) para el 10 de mayo, ya superado el estado de alarma (expira el día anterior).

Salvo nueva rectificación, Sánchez dirá a todo que no porque, como ha explicado él mismo, “el Gobierno tiene una intención y trabaja para que sea posible esa intención". "El Gobierno quiere que no haya más prórrogas. Con esa intención trabajamos”, ha añadido, antes de recalcar: “Tenemos suficientes herramientas jurídicas para abordar con garantías la pandemia en este estadio, que hoy es un proceso de vacunación que se va a intensificar en las próximas semanas”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Sánchez citó las vacunas como instrumento para salir de la crisis sanitaria y el Consejo Interterritorial para aprobar medidas, una vez acabe el estado de alarma. En su mensaje, solo hay buenas noticias y comunicación positiva sobre vacunas y miles de millones de fondos europeos, así que no caben leyes restrictivas o figuras constitucionales que choquen con la palabra 'libertad', el lema electoral del PP en Madrid.

Después de siete meses de estado de alarma, no se podrán establecer algunas limitaciones como cierres globales de comunidades o toques de queda, y para otras medidas, los presidentes autonómicos dependen de la autorización de los jueces de lo contencioso.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros. (EFE)

Moncloa mantiene que esa es la intención del Gobierno, pero aún no se ha tomado la decisión definitiva. Materialmente, podría ser decidido en el último momento, acelerando el procedimiento de aprobación en Consejo de Ministros y debate y votación en el Congreso. Como ya avanzó El Confidencial, eso supondría un Consejo de Ministros tras las elecciones madrileñas del día 4, la remisión de la decisión adoptada al Congreso, la convocatoria de un pleno y el consiguiente debate y votación. Y todo ello en una semana en la que no está prevista la actividad parlamentaria por el calendario de plenos ya aprobado y por las propias elecciones.

Es obvio que influye la cercanía de los comicios, pero fuentes del Ejecutivo admiten que prorrogar el estado de alarma o proponer una reforma legal es asumir el riesgo de no tener apoyos suficientes en el Congreso. Por eso, el argumentario del Gobierno, que desarrollará Sánchez en el Congreso, se basa, entre otras cosas, en poner de manifiesto la supuesta incoherencia de quienes hace poco pedían el fin del estado de alarma y ahora piden una prórroga después del 9 de mayo. Algo ha anticipado este martes en el Senado al afear al portavoz del PP que "chille" igual si se prorroga el estado de alarma que si se acaba.

Las CCAA piden al Gobierno alternativas al fin del estado de alarma

Esos cambios de posición son bien visibles en lo que se refiere a la posibilidad de aprobar una ley para sustituir el estado de alarma con instrumentos legales para las comunidades. El propio Pedro Sánchez propuso hace un año en el Congreso poner en marcha esa reforma, llegó a pactarla con ERC y Ciudadanos a cambio de apoyo en una de las prórrogas y luego Moncloa lo abandonó, hasta el punto de no querer ni oír hablar de ello. El Gobierno teme quedar sin apoyo, porque inevitablemente se entrará en competencias autonómicas.

El PP propuso hace un año esa reforma legal y pidió un pacto para aprobarla. De hecho, Pablo Casado presentó a finales de agosto una proposición de ley que fue rechazada en el Congreso con el único apoyo del PP y del PNV. El Consejo de Estado pidió recientemente esas reformas legales a las que el Gobierno se niega.

Pedro Sánchez Pandemia Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) PSOE Partido Popular (PP) Moncloa PNV Ciudadanos Pablo Casado
El redactor recomienda