El pueblo que financia su 'esencia manchega' pintando sus casas de blanco y añil
  1. España
Castilla-La Mancha

El pueblo que financia su 'esencia manchega' pintando sus casas de blanco y añil

El Ayuntamiento de Quero da ayudas a los vecinos para cubrir las casas del pueblo de los colores típicos de La Mancha. El objetivo: favorecer la recuperación patrimonial y el turismo

placeholder Foto: Una casa en el municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)
Una casa en el municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)

El Quijote es el segundo libro más leído de la Historia, después de la Biblia. Y eso ha convertido a La Mancha en una comarca universal que impregna varias provincias de la comunidad autónoma. El ingenioso hidalgo y su escudero Sancho son la principal seña de identidad de sus municipios junto a los molinos de viento. También lo son el gracejo de sus habitantes, la peculiar forma de hablar, el acento, su orgullo manchego, que no castellano-manchego. En sus mesas no faltan guisos como las gachas basadas en la harina de almorta, el chorizo y la panceta. Pero no existiría La Mancha sin sus casas bajas pintadas tradicionalmente de color blanco y con el zócalo azul añil.

Para no olvidar su esencia, el municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo, pero lindando con la de Ciudad Real, ha dado un paso adelante. Quiere ‘mancheguizarse’ más y sacar pecho de ello. El ayuntamiento ofrece ayudas en especie a los vecinos para pintar sus fachadas de estos dos colores típicos para embellecer el pueblo y potenciar su identidad cultural. El objetivo más profundo: favorecer la recuperación patrimonial, dar uniformidad a la estética, fomentar el turismo y frenar la fuga de habitantes.

"La clave no solo está en tener wifi o gimnasio, sino en recuperar la autoestima y lo emocional", resalta el propietario de una bodega ecológica

Quero tiene 980 empadronados, según los datos del Instituto Nacional de Estadística de 2020, y ha perdido 350 desde 2008. El cierre de una gran industria hace más de una década, la desvinculación de la tradición agrícola de los más jóvenes y el envejecimiento poblacional complican el futuro del pueblo. Los efectos de la despoblación rural son palpables pese a que cuenta con “prácticamente los mismos servicios que una ciudad”. Tiene tiendas de alimentación, cinco bares, gimnasio municipal, centro de día, guardería, cuartel de la Guardia Civil y cuatro trenes diarios que conectan con Madrid. Alcázar de San Juan, la cabecera de comarca, está a apenas cinco minutos en coche. Pero Juli, el propietario de la bodega de vino natural ‘Esencia Rural’, ofrece una reflexión profunda sobre el futuro: “La clave no está solo en tener wifi o gimnasio, sino en recuperar la autoestima y lo emocional”.

Se refiere a que las nuevas generaciones se sienten más cómodas en la ciudad que en el pueblo aunque sea a costa de trabajar como licenciados mileuristas en lugar de hacerlo en la agricultura. “Solo vuelven para gestionar macropropiedades, pero no para trabajar el campo”. Él se formó en la universidad, pero desde mediados de los 90 montó su bodega. Una empresa familiar que desarrolla todo el proceso del vino, desde la viña hasta el embotellado, y que el año pasado vendió 80.000 botellas. Nada que ver, por otro lado, con las macroproducciones de La Mancha.

Foto: Vista general del asentamiento de chabolas en el Palo de los Cerros, a tres kilómetros de Toledo capital. (I. G. V.)

El alcalde de Quero, Rubén Torres (PSOE), nos recibe en la puerta del Ayuntamiento. A unos metros se encuentran las esculturas de hojalata y estética modernista de Don Quijote y Dulcinea. No son las únicas. En la rotonda de entrada hay una tinaja de barro de grandes dimensiones junto al Quijote y Sancho. Torres nació en 1984, es licenciado en Derecho y siempre ha vivido en su pueblo. Ganó las elecciones en 2015 y revalidó el cargo con una mayoría más amplia en 2019. Una de las obsesiones de su proyecto es diseñar el futuro desde las raíces.

Está satisfecho con la repercusión y acogida que ha tenido la iniciativa de la pintura de fachadas. “Lo que queremos es embellecer el municipio partiendo de nuestra identidad cultural”, resalta. El consistorio ha destinado una partida de 1.500 euros del presupuesto de 2015 para estas ayudas que consisten en costear un litro de pintura por cada siete metros cuadrados de superficie de fachada en el caso del color blanco y un litro por cada seis metros cuadrados de superficie de fachada en el caso del azul añil. Los interesados tienen seis meses para solicitar la subvención y en apenas unos días han recibido más de 30 solicitudes. “No esperábamos tanto en una semana”.

Son muchas las casas de la localidad pintadas con los colores tradicionales, entre ellas la del alcalde. Pero están salteadas, no de manera uniforme. En torno a un 15 por ciento, calcula Torres, del millar de las totales. El objetivo es alcanzar otro 15 por ciento en esta primera ronda y poder llegar al 80 por ciento durante los próximos años. “Queremos hacer de Quero un pueblo más manchego y qué mejor que hacerlo a través de sus fachadas, que todo el mundo sepa que está en La Mancha cuando nos visita”, recalca. “No vamos a poder llegar a todas, porque la propia morfología de algunas viviendas lo impide, pero hay que seguir animando a los paisanos”.

placeholder El municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)
El municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)

El ayuntamiento está desarrollando en los últimos años diferentes proyectos de rehabilitación del patrimonio. Por ejemplo, con la recuperación de los silos, las casas cueva ubicadas en la zona alta, junto a los dos molinos de viento que hoy perviven. Hay un conjunto de 168 silos. “Patrimonialmente es una maravilla. Lo que sucede es que en los últimos años se han hecho construcciones en la parte frontal, algunos han sido abandonados y otros directamente se han derruido, pero una buena parte se puede recuperar”, apela.

La administración local este año ya ha adquirido cuatro. Uno de ellos es visitable y los otros cuentan con un proyecto de mejora. El objetivo es recuperar la mayor parte de la cordillera completa, de aproximadamente un kilómetro de longitud, de estas casas cueva que mantienen en su interior la misma temperatura durante todo el año. En ellas se vivía hasta que con el paso del tiempo los propietarios empezaron a construir casas delante para mejorar sus condiciones de habitabilidad.

"La actuación de las fachadas no es aislada, sino que está enmarcada en una idea más profunda que lleve aparejadas muchas cosas"

Ahora el municipio se ha propuesto ofrecer nuevos usos públicos a los silos. Bien como alojamientos rurales, centros culturales, sedes para el asociacionismo o un albergue de trabajo para que los estudiantes universitarios que regresan al pueblo desarrollen sus proyectos. “Tenemos un acuerdo con la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Castilla-La Mancha por el que los alumnos vienen, estudian la morfología y hacen sus propuestas para la recuperación de espacios perdidos”, destaca.

placeholder El municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)
El municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)

“La actuación de las fachadas no es aislada, sino que está enmarcada en una idea más profunda de recuperación patrimonial que lleve aparejadas muchas cosas”, destaca Torres. Los colores blanco y azul añil son los típicos de la zona. Uno de los ejemplos más conocidos de esta estética es la localidad de Campo de Criptana, en Ciudad Real, donde se inspiró Miguel de Cervantes. Es también cuna de la artista Sara Montiel y conocida por sus molinos y por el Albaicín Criptano formado por calles estrechas y pronunciadas pendientes, con construcciones de casas típicas manchegas de una sola planta, encaladas de blanco y zócalo de color añil. El blanco para proteger la vivienda y el añil en la parte baja para dar un toque decorativo pero sobre todo para evitar la suciedad procedente de la calzada.

Un día entre semana por la mañana Quero es un municipio casi fantasma. Apenas algún corrillo en la puerta del supermercado y del consultorio médico local, donde se habla de la vacuna del coronavirus. Se escuchan los pájaros y no se oye ni un alma, más allá del ruido que hacen los trabajadores del plan de empleo que están adoquinando una de las calles principales del municipio. Silencio general que contrasta con la bulla que sale de la planta baja del edificio del ayuntamiento, donde se encuentra la guardería municipal. A escasos metros el propietario del bar de la plaza está montando la terraza, que no abre hasta media mañana. “En los últimos años están naciendo bastantes niños”.

Foto: Centro logístico de Amazon en Illescas, el más grande que la compañía tiene en España. (Carmen Castellón)

En las inmediaciones del Museo de la Palabra, ubicado en una casa-palacio del siglo propiedad de la Fundación César Egido, unas vecinas aplauden la iniciativa ‘mancheguizadora’. “Va a servir para que todo esté más bonito y cuidado y para que no perdamos la tradición”, comentan. También creen que animará a que algunos propietarios adecenten sus casas, muchas de ellas cerradas a cal y canto. Responde a que pertenecían a los abuelos y se han convertido en segundas residencias para el veraneo o los fines de semana. “En feria, en navidades, en Semana Santa y en verano viene mucha gente”, señalan.

placeholder El municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)
El municipio de Quero, situado en la provincia de Toledo. (I. G. V.)

Una de las funcionarias del ayuntamiento, de los treinta que hay en plantilla, espera que sirva de aliciente para el turismo e incluso para el retorno. Ella volvió hace unos 20 años al pueblo después de estudiar en Getafe. “Aquí se vive muy bien”, señala. Se compara con sus compañeras de Madrid. Cuenta que pagan “millonadas” por adquirir una vivienda en el extrarradio cuando tienen más de una hora de camino hasta sus puestos de trabajo. “Pero no vuelven a sus pueblos”. Cree que hay que tirar de ingenio, como Don Quijote, para que los pueblos no desaparezcan. Eso y recursos de las administraciones.

“Tenemos proyectos como este y también otros a largo plazo. Queremos partir de nuestros propios recursos, de nuestra riqueza patrimonial sin inventarnos nada, para hacer el pueblo más atractivo y que nos sirva como herramienta para el crecimiento”, finaliza el alcalde. Lo hace a escasos metros de la Laguna Grande de Quero. Una laguna salina estacional que en verano se seca aflorando su costra de sal y que en invierno suele tener agua por la lluvia.

La Confederación Hidrográfica tiene un proyecto en cartera desde 2012. Mientras tanto, el ayuntamiento ha desarrollado alguna plantación para recuperar el entorno y ha creado un espacio al aire libre para desarrollar actividades infantiles. De color blanco y diseño ligeramente vanguardista. Está a los pies del humedal desde donde es posible avistar ejemplares de chorlitejo patinegro o de avoceta. “Aquí con la puesta de sol en verano parece que estamos en Ibiza”, comenta un paisano. No hace falta, porque están en La Mancha.

Castilla-La Mancha Toledo Guardia Civil El Quijote Miguel de Cervantes
El redactor recomienda