en una entrevista en RAC 1

Illa vaticina una Navidad "diferente" y seis meses "complicados" hasta que haya vacuna

El ministro de Sanidad ha asegurado que quedan unos meses "difíciles y preocupantes", con una Navidad "que no será normal, sino diferente y con distancia"

Foto: Salvador Illa, ayer en el Congreso. (EFE)
Salvador Illa, ayer en el Congreso. (EFE)

La esperada vacuna contra el covid-19 marcará el ritmo de nuestras vidas, al menos hasta el año que viene. Y la segunda ola de la pandemia, que avanza irremediablemente en todos los países europeos, vuelve a teñir de incertidumbre los próximos meses: según las estimaciones del propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, quedan aún "entre cinco y seis meses complicados" de convivencia con el coronavirus hasta que llegue la vacuna, que se espera para el 2021.

[Última hora del coronavirus]

Esos cinco o seis meses incluyen entre sus días más festivos, más puentes y más eventos familiares que se van a quedar aún en la incógnita. Pero, sobre todo, incluyen la Navidad, la reina de las celebraciones y reencuentros familiares, que Illa ya pronostica que este año será "diferente y con distancia".

En una entrevista en RAC 1, el ministro ha admitido que la de este año "no será una Navidad normal" porque en diciembre la pandemia no habrá terminado. Aunque ha querido ser prudente y no anticipar ninguna decisión, porque aún quedan dos meses y medio para la fecha y no se conoce si seguirán vigentes las limitaciones a seis personas que rigen actualmente en varias zonas de toda España.

Hay gente que dice que no les debemos vacunar. Es un terraplanismo. Cuando hay vidas de por medio, no

La llegada de la vacuna será lo que determine el calendario. Si ayer el CIS ya mostraba algunos indiciadores de que esta cuestión dividía a la sociedad española — un 40,2% estaría dispuesto a vacunarse inmediatamente una vez que esté disponible mientras que un 43,8% no lo haría — Illa ha anunciado que será "beligerante" en este asunto y lo combatirá con datos e información.

Frente a la postura de negacionistas y antivacunas, ha asegurado que "combatirá informando a la población" porque "hay vidas en juego y las vacunas han salvado vidas". "Hay gente que dice que no les debemos vacunar. Es un terraplanismo. Cuando hay vidas de por medio, no", ha zanjado

Según los cálculos del ministro, se prevé que lleguen a finales de año o principios de 2021 los tres millones de dosis que ya están comprometidas con una gran compañía farmacéutica y que suministrará unos 30 millones de dosis a la Unión Europea cuando el producto haya pasado los filtros de seguridad y los controles adecuados.

Si esta situación se confirma y se vacuna a un porcentaje efectivo de la población, "el próximo verano tendremos una vida mucho más normal", ha augurado Illa.

Para la primera vacuna del coronavirus de España no se sacrificará "ningún criterio de seguridad", ha subrayado el ministro, que ha anunciado que un grupo de expertos ya está trabajando para determinar cómo se hará la campaña de vacunación masiva.

Su distribución, ha explicado, se decidirá con criterios "de equidad y proporcionalidad" y se tendrá en cuenta especialmente a personas que están en riesgo.

Navidades "diferentes"

Hasta llegar a ese momento quedan unos meses que el ministro ha calificado de "difíciles y preocupantes", con una Navidad "que no será normal, sino diferente y con distancia", junto a la advertencia de no bajar la guardia. Desde la Comunidad de Madrid han recomendado a los madrileños que en en las fiestas navideñas hagan "la vida que han hecho siempre", pero garantizando la salud.

Los contagios de covid en España y en el resto de Europa, de hecho, siguen aumentando cada día —hoy mismo Andalucía ha batido su propio récord con 2.928 nuevos casos en 24 horas y Cataluña ha detectado otros 2.853—, por lo que Illa ha recordado que la situación, a pesar de no ser como en la primera ola, sigue siendo grave.

"El contexto europeo es muy preocupante, el virus está entre nosotros y nos lo hemos de tomar en serio", ha destacado Illa, para quien en estos momentos se trata de tener "la mentalidad de que estamos en una carrera de fondo". Sin embargo, descarta "a día de hoy" un confinamiento domiciliario de la población como se hizo en marzo y abril y apuesta, por ahora, por medidas "quirúrgicas en periodos cortos" y en función de la incidencia epidemiológica de cada territorio.

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad también trabaja en un borrador técnico para precisar más medidas para evitar los contagios, como la posible prohibición de fumar en la vía pública cuando no haya distancia de seguridad, ha explicado.

Preguntado sobre las discrepancias que ha tenido con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para la aplicación de medidas restrictivas en esa región, Illa no ha querido entrar en una disputa pública y ha asegurado que se esfuerza por "llegar a consensos".

Ha puesto en valor que se tomen decisiones, como ha sucedido en Cataluña con el cierre de bares y restaurantes, para intentar frenar el incremento de casos y ha dicho que las apoya porque "es mejor ser prudente" y actuar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
71 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios