El Congreso consolida los dos bloques y sobreexpone a Illa
  1. España
semana de confrontación parlamentaria

El Congreso consolida los dos bloques y sobreexpone a Illa

La ausencia de Sánchez del pleno sobre el estado de alarma en Madrid lleva al ministro de Sanidad a entrar en la confrontación con la oposición de PP y Vox

Foto: El Congreso consolida los dos bloques y sobreexpone a Illa
El Congreso consolida los dos bloques y sobreexpone a Illa

El Congreso de los Diputados ha cerrado una semana de pleno mucho más que agria, en la que se han consolidado los dos bloques que dividen la Cámara, con un cóctel de polarización, crispación y descalificaciones que anticipa para la próxima semana dos días de moción de censura de Vox con aún más ruido y tensión. Si cabe.

Coincidiendo con ese pleno, se conoció que, según el barómetro del CIS, los españoles sitúan como principal problema el covid-19 y, a continuación, la suma de “el mal comportamiento de los políticos” y “los problemas políticos en general”.

Foto: El CIS reduce la brecha entre PSOE y PP y da alas a Vox ante el retroceso de Ciudadanos

En el pleno, se han incluido la explicación del Gobierno sobre el estado de alarma en la Comunidad de Madrid, la reprobación fallida del vicepresidente, Pablo Iglesias, discusiones sobre la monarquía y referencias cruzadas a casos de corrupción y escándalos.

La oposición no ha dejado lugar a dudas en casi ninguna de sus intervenciones sobre la abierta competencia entre PP y Vox por ver quién llega más lejos en agresividad y dureza, acompañados con un coro de fondo desde sus escaños. Y por parte del Gobierno, se ha ejecutado la estrategia de tratar ambos partidos como uno solo.

El resultado es la polarización que divide el Congreso en dos bloques, reflejada en la votación que ha salvado la reprobación de Iglesias: a un lado, PSOE y Unidas Podemos con los partidos que facilitaron la investidura, que consideran que desde el Gobierno se puede criticar al Rey, y al otro, PP, Vox y Ciudadanos.

Foto: La "batalla de Madrid" dispara la polarización en un terreno político embarrado

En el caso del partido de Inés Arrimadas, la situación es peculiar, porque la mayoría de las veces se sitúa junto a los partidos de la oposición, pero aspira a pactar los Presupuestos con el Gobierno, que está en el otro bloque. Y apoya prórrogas del estado de alarma pero forma parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que combate con dureza el último declarado.

Su portavoz, Edmundo Bal, en esa posición, lamentó desde la tribuna que el pleno sobre el estado de alarma se convirtiera en una "retahíla" de "agravios recíprocos" entre los distintos intervinientes, que se han dedicado a decir "de quién es la culpa o quién lo ha hecho peor" en la gestión de la pandemia.

En el bloque del Gobierno, Íñigo Errejón (Más País) y Aitor Esteban (PNV) pusieron algún matiz, criticando que el Gobierno interviniera tarde en Madrid en un caso y lamentando el uso del estado de alarma, en el otro.

Foto: Los socios parlamentarios del Gobierno dudan del contenido de la reforma del CGPJ

En el de la oposición, como continuidad de las duras expresiones de la sesión de control, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha interpretado la política de confrontación sobre la pandemia con expresiones dirigidas al Ejecutivo como “despótico”, “quiere acabar con los vestigios de normalidad democrática” y “deriva autoritaria”. Juan Luis Steegmann, diputado de Vox, la ha superado luego con una intervención en la que una de las expresiones más suaves es que “lo único que saben hacer es encerrar a millones de personas” y la petición al ministro de Sanidad, Salvador Illa, de que “pida perdón, pero no de pie, de rodillas”.

Illa ha sustituido al presidente del Gobierno en la defensa del decreto del estado de alarma. Pedro Sánchez estaba en Bruselas, pero podría haber optado por otro día para celebrar el pleno si hubiera querido intervenir. Tampoco le sustituyó Carmen Calvo, vicepresidenta primera, sino que Moncloa decidió que el ministro de Sanidad defendiera el decreto, lo cual supone asumir un riesgo importante: sobreexponer a quien tiene que transmitir mensajes de confianza a los ciudadanos y hacer confrontar a quien tiene que llegar a acuerdos con comunidades autónomas. Supone para el Gobierno exponer uno de sus activos en momentos difíciles y con escasez de portavoces creíbles.

Illa, al PP: ''No son más que los teloneros de la moción de censura de Vox''

Illa es el ministro con valoración más positiva, según el barómetro del CIS. En nota, solo le supera la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, porque provoca menos rechazo entre la derecha. De hecho, Illa ha mantenido en sus múltiples comparecencias en la Comisión de Sanidad un tono firme, pero conciliador. En una de ellas, terminó dirigiéndose a todos los portavoces, uno a uno, para agradecerles sus intervenciones. Hasta a Steegmann, de Vox, al que le dijo que le había enseñado muchas cosas.

En este pleno, tras un discurso técnico, ha replicado a las duras críticas con una intervención alejada de ese tono y entrando en la confrontación y en el barro. “Si habla como Vox, piensa como Vox, se explica como Vox y tiene su mismo estilo, no se extrañe que todos los españoles pensemos que el PP es como Vox. Se han situado en una foto de Colón antisanitaria que protagonizan Vox y ustedes, el bloque de los negacionistas. Y digo bien, por ese orden, porque ustedes no son más que los teloneros de la moción de censura de Vox”, le ha dicho a la portavoz del PP.

Salvador Illa Anticipa Ciudadanos Carmen Calvo Nadia Calviño PSOE PNV Inés Arrimadas Congreso de los Diputados Partido Popular (PP) Barómetro del CIS Monarquía Moncloa Pedro Sánchez Moción de censura Corrupción
El redactor recomienda