EL PRESIDENTE MARCÓ EL TERRENO DE JUEGO

"Nosotros no somos así": el PSOE se distancia de las críticas de Iglesias a los medios

Los dirigentes socialistas subrayan que su "estilo" es diferente al de Podemos, y que ellos "respetan" a los periodistas. "Pero si se equivoca, allá él", observan. El principio es el de no injerencia

Foto: Los ministros Juan Carlos Campo, María Jesús Montero y José Luis Ábalos y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, este 7 de julio en la Moncloa. (EFE)
Los ministros Juan Carlos Campo, María Jesús Montero y José Luis Ábalos y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, este 7 de julio en la Moncloa. (EFE)

El PSOE no entrará ni saldrá, ni hará 'casus belli', ni se resquebrajará la coalición con su socio de Unidas Podemos. Simplemente, no le "gustan" las críticas que vierte la formación morada y su líder y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, hacia los medios y determinados periodistas. "Nosotros no somos así", reiteran fuentes socialistas tanto del Ejecutivo como del partido, poniendo tierra de por medio. Las dos fuerzas son aliadas necesarias, están aprendiendo a convivir y la coalición está "soldada", en palabras del presidente, Pedro Sánchez, lo que no quita para que el caso Dina siga aún coleando y pueda ser fuente de desgaste político para el Gabinete.

La pieza judicial que investiga el robo del móvil a la exasesora de Iglesias Dina Bousselham ha pegado un vuelco en las últimas semanas. De ser considerado víctima, el jefe de Podemos se ha quedado fuera de la condición de perjudicado por decisión del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón. El magistrado planea incluso viajar a Gales para acelerar la investigación sobre la destrucción de la tarjeta de teléfono de Bousselham y si fue responsabilidad de Iglesias. La prueba es clave para saber si este pudo deteriorar la micro-SD en el periodo de meses en que la retuvo antes de devolvérsela a su propietaria. De ello dependerá si el juez decide remitir el caso al Tribunal Supremo para que continúe con las pesquisas, ya que el vicepresidente segundo es aforado.

Iglesias se había mantenido en un segundo plano tras las últimas revelaciones, pero el viernes pasado, en una entrevista en RNE, decidió salir a la ataque. Ofensiva que continuó durante el fin de semana. El vicepresidente ha insistido en que la derecha y sus "cañones mediáticos" harán todo lo posible para sacar a su formación del Gobierno. Su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, llegó incluso a señalar al periodista Vicente Vallés, director y presentador de 'Antena 3 Noticias 2', una actitud que fue rechazada rotundamente por los colectivos profesionales.

El líder de Podemos sostiene que la crítica a los medios "forma parte de la normalidad", tan "legítima" como la crítica al poder político


Este martes, el líder de Podemos defendió que la crítica a los medios de comunicación "forma parte de la normalidad" en democracia. Es "tan legítima" la crítica a los medios como la que ejerce hacia "el poder político", subrayó. "En este país se ha atacado a mi formación para evitar que entráramos en el Gobierno", aseguró. También diferenció entre las críticas y los señalamientos a periodistas como, los que a su juicio, "han ocurrido en este país" en los mítines de Vox, "sacando imágenes de Cristina Fallarás o Ana Pastor", o por dirigentes como el actual portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto.

Los medios, "vertebradores" de la democracia

Cuando se le recordó que ha sido su formación la que ha apuntado a profesionales como Vallés, reconoció que no comparte algunas de las cosas que se han dicho sobre el presentador. "Le han dicho de todo. Que es como Javier Negre con traje y un telediario, le han llamado 'cloaquín'. No me puedo identificar con eso. No me gusta. Creo que lo digo siendo alguien que sabe lo que es que te insulten en las redes sociales y te digan de todo. Pero creo que hay que naturalizar que en una democracia avanzada, cualquiera que tenga presencia pública o cualquiera que tenga responsabilidad en una empresa de comunicación o en la política, lógicamente están sometidos tanto a la crítica como al insulto en las redes". Y "si las cosas se salen de madre", el Derecho ofrece "instrumentos" a todo el mundo para defenderse, siguió. La crítica es "una cosa normal", sostuvo.

El presidente ya dijo que él "nunca" hace valoración sobre las críticas, favorables o desfavorables, que vierten sobre él los medios o los periodistas

Iglesias también mencionó por su nombre al director de 'OK Diario', Eduardo Inda, y a Esteban Urreiztieta, subdirector de 'El Mundo', porque el comisario José Villarejo apuntó que se iba a reunir con ellos para entregarles información de Podemos. El vicepresidente indicó que si en el marco de un procedimiento judicial, el propio policía, en prisión desde 2017, habla de ambos periodistas, "no se puede decir" que mentarles "sea un señalamiento porque estaríamos ante una suerte de impunidad absoluta".

"Nosotros no somos así": el PSOE se distancia de las críticas de Iglesias a los medios

A su lado, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, fue preguntada si compartía la visión de Iglesias. Insistió la ministra en que el Ejecutivo cree que los medios son "vertebradores de la democracia" y "no hay ninguna duda" de que considera "imprescindible" su papel. "Sin ellos sería imposible que hubiera capacidad para poder tener criterio libre por parte de los ciudadanos a la hora de enfrentar los problemas cotidianos y la realidad del día a día, y por supuesto la crítica a la política". Montero sacó pecho de las "200 ruedas de prensa" y las "más de 1.600 preguntas de los periodistas" respondidas durante la pandemia de covid-19.

Las dos réplicas, la de Iglesias y la de Montero, ya indicaban mucho. La diferente forma de concebir la relación con los medios de los dos socios del Gobierno. Fuentes del partido y de la parte socialista en el Ejecutivo coincidían en la misma valoración: no "gusta" el proceder de Iglesias, pero no interferirá en él. Los dirigentes consultados no hablan todavía de "incomodidad" o "malestar". Se quedan en el contraste de los dos modelos.

El propio presidente del Gobierno lo hizo el lunes desde Lisboa en una calculadísima respuesta a los periodistas. "Nunca he valorado procesos judiciales abiertos", comenzó respondiendo Sánchez. Después, y aquí estaba la clave, recordó que a lo largo de su carrera política él mismo ha sido objeto de "críticas positivas" y "no positivas", "desfavorables o muy desfavorables" por parte de los medios. "Y nunca he hecho una valoración de ello. Por tanto, no voy a hacer valoraciones sobre un colega del Gobierno, en este caso el vicepresidente Iglesias", remachó.

"No compromete" al Ejecutivo

Sánchez venía a decir, por tanto, que por muchas críticas de los medios que pudiera recibir, él no ha salido ni saldrá a cargar contra ellos ni contra los periodistas. Esa receta, "demoledora", en palabras de un ministro, es la que este martes recitaban los distintos cargos consultados.

"Con su pan se lo coma, él mismo se pone la soga al cuello", dice un ministro. En el Gobierno creen que el caso Dina es una cuestión personal de Iglesias

"Nosotros respetamos a los medios", señalaban fuentes muy próximas al jefe del Ejecutivo. "Nosotros no somos así —complementa un alto cargo del Gabinete de Sánchez—. Allá él. Si se equivoca, se equivoca él. A medio plazo, es una mala inversión llevarte mal con los periodistas. Medios y políticos somos dos especies de un mismo ecosistema y nos necesitamos. Pero Pablo se obsesiona y ve conspiraciones por todos lados".

"Nosotros no somos así": el PSOE se distancia de las críticas de Iglesias a los medios

"No gusta nada, pero qué más vamos a decir", tercia un ministro, quejoso con las declaraciones de este martes de Iglesias. "Pedro ofreció una buena salida el lunes desde Lisbora. Y, sin embargo, Pablo sale así desde la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Me parece mal porque así compromete a todo el Gobierno. No es un foro cualquiera. No debería aprovechar eso para ajustar cuentas con los medios. Pero lo que pensamos los ministros socialistas es que con su pan se lo coma, él mismo se pone la soga al cuello". En el Ejecutivo se ha extendido la sensación de que el caso Dina "es un problema personal" del vicepresidente segundo, que le afecta "no por una acción como miembro del Gobierno, sino por un tema personal y anterior, muy anterior, a su llegada al poder". De modo que, por ahora, la pieza "no compromete" al Ejecutivo, aunque sí pueda suponer un "desgaste" institucional mínimo.

Sin noticias de la comisión

Todas las fuentes consultadas insisten en que el "estilo" de Podemos es muy distinto al del PSOE. No obstante, si se echa la vista atrás, sí se puede recordar una carga de profundidad del propio Sánchez contra un grupo mediático, Prisa. Pero eso fue en octubre de 2016, en 'Salvados', cuando ya había sido defenestrado como secretario general del PSOE y había renunciado a su escaño en el Congreso. Era, pues, un militante más del partido.

"Esto no es un noviazgo, es una UTE, entre UP y nosotros, con objetivos comunes y mucho mejor avenida de lo previsible", analiza una dirigente

"No somos así, como Podemos. Pedro lo dijo muy clarito, ¿no? —subraya una miembro de la dirección federal del PSOE—. Pero más allá de eso no hay nada en el partido: esto no es un noviazgo, es una UTE, una unión temporal de empresas, entre Podemos y nosotros, con bastantes objetivos comunes y mucho mejor avenida de lo previsible". Otros dirigentes de la cúpula, no obstante, defienden plenamente a Iglesias. "Opino lo mismo que Iglesias", cierra filas uno de los pesos pesados de la ejecutiva.

"Nosotros no somos así": el PSOE se distancia de las críticas de Iglesias a los medios

El caso Dina no amenaza con romper la coalición. Iglesias ha pedido incluso poner en marcha una comisión de investigación sobre "las cloacas" del Estado en la que comparezcan, entre otros, el expresidente Mariano Rajoy, la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría o algunos policías y periodistas implicados en el caso Villarejo. Montero no quiso pronunciarse sobre esta cuestión: serán los grupos parlamentarios los que tengan que hablar, dijo, cuando se plantee. Este lunes, en la reunión de 'maitines' del bipartito, la cita del núcleo duro del Ejecutivo que reúne a los dos socios, no se abordó la creación de este foro en el Congreso. "Tendría que hablarse, y de momento nadie ha dicho nada", apuntaban desde las alturas del PSOE.

Sánchez recibe a Conte y viaja a Alemania, Holanda y Suecia

Este miércoles, Pedro Sánchez reaparecerá, pero será en la Moncloa. A mediodía recibe al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, uno de sus aliados en la UE, igual que el socialista António Costa, con el que se entrevistó en Lisboa este lunes para forjar una alianza de cara al Consejo Europeo de los días 17 y 18 de julio. 

El presidente retomará el jueves y viernes la campaña electoral del 12-J. El 8, en Vitoria, y el 9 en Vigo.

Pero para la semana próxima tiene varios viajes previstos a capitales europeas. Además de entrevistarse con el primer ministro holandés, el liberal Mark Rutte, y el 'premier' sueco, el socialdemócrata Stefan Löfven -dos de los países considerados 'frugales', además de Austria y Dinamarca-, Sánchez viajará hasta Berlín para verse con la canciller alemana, Angela Merkel, tal y como confirmó la portavoz, María Jesús Montero, este martes tras el Consejo de Ministros. 

 

El jefe del Ejecutivo quiere que se cierre en este mes el acuerdo sobre el fondo de reconstrucción europeo, y que sea de la envergadura, "como mínimo", que diseñó la Comisión Europea, de 750.000 millones de euros. España presiona para que el horizonte temporal de ejecución de esos recursos sea largo (a cuatro años vista) y no se imponga más condicionalidad que el hecho de que esos fondos se destinen a objetivos estructurales como la transformación digital o la transición ecológica. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios