CASO DINA

Iglesias lleva al Consejo de Ministros sus ataques a la prensa ante el silencio del PSOE

El vicepresidente segundo defiende que la crítica a los periodistas y medios de comunicación "es una cuestión normal propia de las democracias avanzadas"

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros este martes. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros este martes. (EFE)

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha defendido en la rueda de prensa de tras el Consejo de Ministros, donde ha presentado las prórrogas a medidas incluidas en el denominado 'escudo social', la necesidad de "naturalizar" las críticas a medios de comunicación y periodistas. Preguntado por el señalamiento en redes sociales al periodista Vicente Vallés por parte del portavoz de su grupo parlamentario, Pablo Echenique, el líder de Unidas Podemos ha explicado que "he leído cosas en redes que no comparto y no me gustan", como referirse a Vallés, según especificó, "como un Negre con traje" o "cloaquin": "No me puedo identificar con eso, y lo digo siendo alguien que sabe qué es que lo insulten en redes sociales".

Acto seguido, ha insistido en que en una sociedad democrática es "normal que se produzcan críticas a todo aquel que tiene relevancia a la hora de participar en ciertos debates. Es una cuestión normal propia de las democracias avanzadas", ha añadido para volver a realizar un llamamiento a naturalizar las críticas. Es más, incluso se ha mostrado partidario de no perseguir los insultos, si bien ha considerado que "el derecho ofrece instrumentos" para perseguirlos. Iglesias ha querido así separar la crítica a los poderes, "también al cuarto poder", de los señalamientos directos a periodistas. Esto último, dijo, "es una cosa diferente", y quiso achacarlo a prácticas de otras formaciones políticas, "como vimos en mítines de Vox sacando imágenes de Cristina Fallarás o Ana Pastor", o incluso al popular "Javier Maroto diciéndole al periodista Javier Ruiz que iba a tener un problema y luego lo dejaron sin programa".

Iglesias sí ha puesto el foco en los periodistas Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta porque, dijo, en el registro practicado en la residencia del comisario Villarejo, ahora en prisión, apareció una nota señalando que se iba a reunir con ellos. Sobre su mención a estos periodistas, ha negado que pueda tratarse de un señalamiento porque "si en el marco del procedimiento judicial, Villarejo habla de Inda y Urreiztieta y dice que les entregó información para hacer daño a Podemos, no se puede decir que eso sea un señalamiento porque estaríamos ante una suerte de impunidad absoluta".

Asimismo ha señalado que se trata de un hecho probado que "aparecieron copias en varios medios de comunicación" de la tarjeta de móvil robada a su excolaborada Dina Bousellham. Sobre las informaciones relativas al caso Dina, que forma parte de una pieza separada en el caso Villarejo, y que podría acabar con una investigación de Iglesias por destruir la tarjeta de móvil y ha perdido la condición de perjudicado, el vicepresidente segundo ha señalado desde la Moncloa que "es evidente que se atacó a Podemos para evitar que entrásemos en el Gobierno".

Este lunes, durante un mitin electoral en Bilbao, el líder de Unidas Podemos volvió a presentarse como víctima de las cloacas del Estado. "Van a hacer lo que no está escrito para tratar de sacarnos del Gobierno", aseguró. Tampoco ahorró en ataques a "la ferocidad de los caños mediáticos de los poderes económicos", aunque sin mencionar directamente el caso Dina como sí hizo el pasado domingo durante otro mitin en Vigo.

En un encendido discurso en el que reivindicó la actuación de su formación en el Gobierno y reclamó un nuevo ejecutivo progresista para el País Vasco tras las elecciones del próximo domingo, en el que Elkarrekin Podemos actuaría de bisagra entre socialistas y abertzales, el líder de Unidas Podemos ha insistido en presentarse como diana de las cloacas del Estado. Unos ataques que ha vinculado a la tentativa de aprovechar la crisis sanitaria y económica para romper el Gobierno de coalición. "La derecha vio la oportunidad de hacer caer el Gobierno, pensaba que no iba a aguantar y por eso apretaron", relató advirtiendo que "ahora se encuentran con que el Gobierno de coalición es más fuerte que nunca".

Lo que en la campaña de las fallidas elecciones generales, del pasado mes de abril, calificó de trama para evitar que Unidas Podemos llegase al Gobierno, ahora lo vincula al caso Dina y a un intento "de sacar a Podemos del Gobierno". El líder de Unidas Podemos ya entró de lleno en los micrófonos de RNE sobre las preguntas relativas a la pieza Dina, reduciendo todo a una "estructura policial y también mediática que se han dedicado a mentir sobre Podemos" y avanzando que seguirá combatiendo las cloacas por tratarse de "uno de los hechos más graves de nuestra democracia". Sobre su posible investigación a raíz de las sospechas de que destruyese la tarjeta robada que le entregó el que era presidente del grupo Zeta, Antonio Asensio, antes de dársela a su dueña, se ha mostrado convencido de que no ocurrirá "en ningún caso".

Desde la vicepresidencia segunda se ha impulsado la aprobación en este Consejo de Ministros de la extensión de la moratoria de las hipotecas y la garantía de suministros básicos para aquellas personas en situaciones de extrema vulnerabilidad hasta finales de septiembre. El Gobierno ha establecido asimismo una prórroga extraordinaria de los contratos de arrendamiento de vivienda habitual: se podrá solicitar hasta el 30 de septiembre una extensión extraordinaria del contrato por un periodo de seis meses (con las mismas condiciones). También se amplía el plazo de petición de la moratoria arrendaticia, pero para el caso de grandes tenedores o empresas públicas. En este caso, se podrá requerir hasta el 30 de septiembre de 2020 el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta.

La moratoria legal de la deuda hipotecaria se podrá solicitar hasta el 29 de septiembre, y su funcionamiento será secuencial respecto de la moratoria que el propio sector bancario ha puesto en marcha (tres meses de moratoria legal más otros nueve de moratoria del sector bancario). Finalmente, se ha acordado ampliar el periodo de percepción del bono social "a efectos de homogeneizar el conjunto de medidas del escudo social". La garantía de suministro de electricidad, gas y agua se extiende hasta el 30 de septiembre y se suspenden las obligaciones derivadas de los contratos de crédito sin garantía hipotecaria.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios