GESTIÓN POLÍTICA DE LA PANDEMIA

Sánchez se refuerza con mayoría absoluta, frente a la censura global de PP y Vox

"¡Viva el 8 de marzo!", asegura el presidente, con el caso Marlaska empañando el debate y votación de la sexta y última prórroga del estado de alarma, que el Gobierno gana con 177 síes

Foto: Pedro Sánchez, durante el pleno del Congreso que votó este 3 de junio la sexta y última prórroga del estado de alarma. (EFE)
Pedro Sánchez, durante el pleno del Congreso que votó este 3 de junio la sexta y última prórroga del estado de alarma. (EFE)

Dos años después de la moción de censura que acabó con el Gobierno de Mariano Rajoy y llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa, el líder del PP, Pablo Casado, ha subido a la tribuna del Congreso para hacer un discurso de moción de censura contra el Ejecutivo de coalición.

La diferencia esencial con aquella es que esta vez no se votaba, entre otras cosas porque no hay escaños suficientes para que el PP construya una mayoría alternativa de la que sostiene a Sánchez.

Incluso, al acabar el pleno de este miércoles, el presidente del Gobierno salió con una mayoría reforzada que suma a los votos de la investidura el apoyo de los 10 diputados de Ciudadanos con los que ha pactado Sánchez, hasta superar la mayoría absoluta de la Cámara. Por eso sigue intacta la intención del presidente y su vicepresidente, Pablo Iglesias, de prolongar la legislatura, a ser posible hasta el final. Han sido 177 votos a favor de la sexta y última prórroga del estado de alarma (uno más de la mayoría absoluta), con 155 en contra y 18 abstenciones (ERC, BNG y Bildu).

Sánchez se refuerza con mayoría absoluta, frente a la censura global de PP y Vox

Y en el bloque del no quedan PP, Vox, JxCAT y CUP, por debajo de la mayoría absoluta y con intereses y posiciones muy distintas. No pueden formar una mayoría alternativa. Está en el no el diputado de Compromís, Joan Baldoví, pero su caso es especial: apoyó la investidura, pero ahora se opone a la prórroga porque considera que no se financia como se debe a la Comunidad Valenciana, aunque sigue dispuesto a acuerdos.

Por eso, y para reforzar esa idea de aislamiento, Sánchez ha identificado de nuevo al PP con Vox, reforzado con el recurso retórico de repetir "señor Casado, señor Abascal, señor Abascal, señor Casado". Adriana Lastra, portavoz socialista, ha abonado esta idea con eficacia.

Se discutió y votó la sexta y última prórroga del estado de alarma que durará hasta el 21 de junio, y Sánchez ha logrado más apoyo que en las anteriores votaciones similares, gracias a sus acuerdos con PNV y Ciudadanos para el sí y con Bildu para la abstención, además de otros partidos minoritarios que casi siempre han estado del lado del Gobierno. Aunque el debate volvió a ser un intercambio cruzado de reproches y en la mayoría de los casos al margen de los miles de muertos por el coronavirus y la crisis económica y social que trae la pandemia.

El Ejecutivo, pese al rigor de la pandemia y escándalos como el del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que apoya Sánchez, sale con oxígeno del Congreso. De hecho, este caso abierto es el que empaña la victoria parlamentaria de Sánchez, como refleja la ofensiva de la oposición en la sesión de control de la Cámara Baja. En esa ofensiva contra el Gobierno, sí se suma Ciudadanos pidiendo también la dimisión del ministro.

Sánchez ha respaldado a Marlaska en la réplica y ha usado la técnica de recordar lo que hizo el PP con la llamada 'policía patriótica'. De hecho, atribuyó los problemas de Marlaska a su empeño en limpiar los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Es lo que Unidas Podemos llamaba las "cloacas del Estado" cuando estaba en la oposición y reprochaba a Marlaska que no las depurara.

Sánchez se refuerza con mayoría absoluta, frente a la censura global de PP y Vox

“Voto a voto y ley a ley”, como auguró en su investidura y con negociaciones cruzadas que lo obligan a ceder ampliamente en asuntos ajenos al que se tramita, pero sin perder votaciones. Por ejemplo, Gabriel Rufián (ERC), que ha pasado del no a la abstención por un pacto con el Gobierno, ha dejado claro que si no hay mesa de diálogo sobre Cataluña no hay acuerdos, confirmando que este asunto estaba en la negociación de la prórroga, aunque el Ejecutivo lo niegue.

Rufián ha advertido de que su acuerdo puede ser incompatible con Ciudadanos, partido del que ha dicho que “es Vox en la fase 1 y la señora Arrimadas es Rosa Díez en la fase 2”.

Le queda la votación del decreto leyque se aprobará para sustituir el estado de alarma y tiene asegurada la convalidación del ingreso mínimo vital, a la espera de tener que afrontar en septiembre los Presupuestos para 2021.

Sánchez se refuerza con mayoría absoluta, frente a la censura global de PP y Vox

Sánchez ha subido a la tribuna con la tranquilidad de tener asegurados los votos de la mayoría absoluta de la Cámara a la prórroga del estado de alarma. Se le notó en el tono del discurso, llamando a evitar los insultos y a impulsar la concordia. “El veneno del odio es el veneno más dañino porque corroe las sociedades”, ha dicho, antes de anunciar que no contestaría a “provocaciones”.

"No se cansa de mentir" y "el que reparte cicuta habla de veneno", ha dicho Casado, antes de reiterar que pedirá una comisión de investigación

Pero como ha explicado Íñigo Errejón (Más País), que ha apoyado siempre al Gobierno, cada debate y votación sobre la pandemia se hace en “peor ambiente político”. De hecho, hasta los que apoyan al Gobierno no paran de hacerle críticas y reproches.

Casado ha expuesto su negro relato del Gobierno de Sánchez, desde los “pactos con quienes quieren romper España”, “con la ultraizquierda, los independentistas y los batasunos”, a los ERE en Andalucía, la supuesta afinidad con Nicolás Maduro, el “bazar de cada votación”, el nombramiento de “una comisaria política en la Fiscalía General del Estado”, “pone en riesgo el Estado de bienestar” y, finalmente, la vulneración de la separación de poderes con el cese del coronel Pérez de los Cobos, al que, según ha dicho, se le quiso obligar a cometer una ilegalidad.

Sánchez se refuerza con mayoría absoluta, frente a la censura global de PP y Vox

No se cansa de mentir” y “el que reparte cicuta habla de veneno”, ha dicho, antes de reiterar que pedirá una comisión de investigación sobre la gestión del coronavirus.

A continuación, Santiago Abascal, portavoz de Vox, le ha superado: “Miles de personas muertas o el sectarismo y la negligencia criminal de este Gobierno”. Abascal ha tachado de “limosna” el IMV para comprar “cientos de miles de votos” y ha alertado de que supondrá la llamada de inmigrantes para cobrarlo. "¡Viva la muerte!", ha dicho reiteradamente para referirse a la política del Gobierno de coalición.

En su discurso inicial, el presidente del Gobierno ha señalado que lo peor ha pasado, que el estado de alarma ha sido necesario y eficaz.

Si usted fuera presidente, estaría aquí pidiendo la prórroga del estado de alarma y nosotros le apoyaríamos

Implícitamente, el presidente ha entrado en una de las polémicas de la pandemia, la de la manifestación feminista del 8 de marzo en vísperas del estado de alarma por el coronavirus. “¡Viva el 8 de marzo!”, ha dicho. Y luego ha convertido el reproche a haber permitido esa manifestación cuando empezaba el riesgo del coronavirus en una defensa del feminismo, frente al ataque de la derecha. "Identifican coronavirus y feminismo", les ha dicho a "Casado y Abascal, a Abascal y a Casado".

Sánchez se refuerza con mayoría absoluta, frente a la censura global de PP y Vox

Edmundo Bal (Ciudadanos) ha defendido su acuerdo con el Gobierno ("a pesar de lo difícil que nos lo pone Pedro Sánchez" y de que "no nos gusta su Gobierno") y le ha dicho a Casado: "Si usted fuera presidente, estaría aquí pidiendo la prórroga del estado de alarma y nosotros le apoyaríamos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
128 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios