CONVERSACIONES FLUIDAS

El Gobierno ultima el acuerdo con Cs para la sexta prórroga del estado de alarma

El Ejecutivo espera contar de nuevo con el apoyo de los naranjas, lo que le serviría para arrinconar al PP con Vox. Cs actuará al margen de ERC y PNV. La votación, este miércoles en el Congreso

Foto: El diputado socialista Rafael Simancas, junto a Edmundo Bal. (EFE)
El diputado socialista Rafael Simancas, junto a Edmundo Bal. (EFE)

Numéricamente, los diez votos de Ciudadanos ya no son vitales para el Gobierno, pero en el plano político sí son muy relevantes. El Ejecutivo está cerrando los últimos detalles de un nuevo acuerdo con la formación naranja para sacar adelante la sexta y última prórroga del estado de alarma. Así lo confirman a este diario fuentes tanto de la cúpula de Inés Arrimadas como del Gabinete de Pedro Sánchez. Si finalmente el acuerdo se lacra, se daría a conocer en las próximas horas: este martes solicitará el Consejo de Ministros esa extensión hasta el 21 de junio y el Congreso la autorizará en el pleno del miércoles.

El presidente tiene garantizado el éxito de la votación desde el sábado. Él mismo negoció con el ‘vicepresident’ de la Generalitat, Pere Aragonès, un documento de seis puntos en el que no aparecía por escrito el compromiso de reanudar la mesa de diálogo sobre Cataluña para julio. Con esa alianza, los 13 diputados de ERC abandonarán el no, su posición en las dos últimas prórrogas, para pasar a la abstención. Poco después, el PNV anunció que repetiría su voto afirmativo.

El acuerdo tanto con ERC como con el PNV es la cesión a los presidentes autonómicos del tramo final de la desescalada. Es decir, que ellos serán las autoridades competentes delegadas, en lugar del ministro Salvador Illa, en la fase 3, que media España estrenará a partir del próximo 8 de junio. La libertad de circulación, no obstante, será la única competencia que se reservará el Gobierno central. Será un estado de alarma, dijo este domingo el presidente, más “liviano”, muy distinto a los anteriores, y que supondrá “gobernanza plena” para las comunidades autónomas.

Sánchez afronta una votación sin sobresaltos porque ya tiene garantizado el sí del PNV y la abstención de ERC. Más País también respalda


Con Ciudadanos la interlocución se ha mantenido fluida y viva desde la cuarta prórroga. Arrimadas pactó con Sánchez un canal de comunicación constante que, de momento, la formación naranja cree que la Moncloa ha respetado. En la última semana, de hecho, la nueva cara visible de Cs —la líder del partido liberal está de baja por maternidad—, Edmundo Bal, reveló que había contactado con el propio presidente. Las conversaciones con los grupos las ha venido conduciendo la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

El Gobierno ultima el acuerdo con Cs para la sexta prórroga del estado de alarma

Gestión de los fondos europeos

Ya cuando se cerró el pacto con ERC y PNV el fin de semana, en la Moncloa indicaban que no perdían la esperanza de convencer a la formación naranja, porque no había nada en el documento sellado con los republicanos que pudiera espantar a los de Arrimadas. Porque las CCAA, de distinto signo, han celebrado que se encarguen ellas de la fase 3 de desescalada y varias, en la conferencia de presidentes de ayer domingo, demandaron participación en la gestión de los fondos europeos de reconstrucción, otra de las prerrogativas arrancadas por ERC. El propio Sánchez confirmó que quiere contar con las comunidades para el manejo de esos recursos, que pueden ascender a 140.000 millones de euros, entre transferencias y créditos.

Bal no adelanta el sentido del voto, pero sí confirma que Cs mantiene "todos los canales abiertos" con el Gobierno y se guiará por "coherencia y prudencia"

Cs ya estaba dispuesto a negociar con el Gobierno una nueva prórroga, limitada, de 15 días, siempre que estuviera justificada y el Ejecutivo estuviera preparando un plan B, consistente en la reforma de leyes sanitarias que le permitan controlar eventuales rebrotes sin tener que recurrir de nuevo a la alarma. Precisamente uno de los puntos pactados con ERC es que esa discusión se residenciará en una comisión de evaluación del sistema sanitario que habrá de crear el Congreso.

Para el Gobierno, es importante simbólicamente amarrar a Ciudadanos, puesto que le permite arrinconar al PP con Vox. Sánchez habría logrado tejer alianzas a izquierda y derecha. Con sus socios de investidura, con los que ha recompuesto relaciones al atraerse a ERC, y con un aliado que puede ayudarle en iniciativas concretas.

Tras la reunión de la ejecutiva permanente de Cs, Bal no adelantó el sentido del voto de su partido, aunque sí reconoció que mantiene "todos los canales abiertos" con el Ejecutivo para apoyar la extensión y tomará una decisión "desde la coherencia", en función de los frutos de ese diálogo. "Coherencia, prudencia" e igualdad de todos los territorios serán los criterios que orientarán a la formación naranja, y no lo que hagan otras fuerzas como ERC. Es decir, que Cs actuará de manera autónoma, al margen de que los republicanos hayan pasado del no a la abstención.

ERC se había jactado de haber logrado que los votos del partido de Arrimadas sean irrelevantes. Bal replicó que esas afirmaciones enfatizan la actitud "poco constructiva" de la fuerza independentista, dando bandazos y demandando "esa cosa horrible que es la mesa de la vergüenza", un instrumento que el partido naranja no apoyará "jamás", informa EFE.

Mientras, el Gobierno ha amarrado otros dos votos más. Los que representan a Más País, la formación de Íñigo Errejón e Inés Sabanés. Ambos se reunieron este lunes por la mañana por la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, y encargada de la desescalada. La formación anunció que apoyará la última extensión y peleará para una "reconstrucción verde y con justicia social".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios