El Gobierno confía en sacar adelante la sexta prórroga de la alarma con PNV y Ciudadanos
  1. España
SE VOTARÍA LA PRÓXIMA SEMANA

El Gobierno confía en sacar adelante la sexta prórroga de la alarma con PNV y Ciudadanos

Aún no hay una decisión anunciada, pero todo apunta a que Sánchez demandará al Congreso una ampliación por un periodo corto, de unos 15 días. El acuerdo con Ortuzar allana el camino

Foto: El Gobierno confía en sacar adelante la sexta prórroga de la alarma con PNV y Ciudadanos
El Gobierno confía en sacar adelante la sexta prórroga de la alarma con PNV y Ciudadanos

Al Gobierno parece despejársele el escenario. A una semana vista, al menos. Cree que puede acabar de amarrar los apoyos de PNV y Ciudadanos para una sexta y última prórroga del estado de alarma. De modo que, si la negociación no se atasca, Pedro Sánchez se dispondrá a solicitar al Congreso la autorización para extender el paraguas jurídico excepcional durante un periodo que se calcula de 15 días, como todas las ampliaciones anteriores.

El ánimo en la Moncloa ha ido cambiando en los últimos días. De valorar incluso no pedir una prórroga de la alarma, como publicó este periódico y como confirmó el propio presidente el pasado sábado, a ver más que posible que su propósito se vea cumplido y materializado el próximo miércoles, en el pleno de la Cámara Baja. De ahí que ya en el Gobierno se dé por bastante hecho que Sánchez anunciará previsiblemente el próximo sábado, 30 de mayo, la solicitud de una nueva y última extensión. A diferencia de ocasiones anteriores, los números ya estarían más atados de antemano. Con nacionalistas vascos y naranjas y sin que medie un nuevo pacto con EH Bildu, objeto de fortísimas críticas en la oposición y causante de perplejidad y cierto malestar en el PSOE. "Lo sacaremos", afirman con rotundidad en el equipo más directo del jefe del Ejecutivo.

Ya la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, el martes en el Congreso había dejado ver más claramente que el Gobierno se inclinaba por pedir la extensión. Pero el paso de este miércoles fue más que significativo. El PNV anunció que había cerrado con el Ejecutivo la transferencia a Euskadi y Navarra del ingreso mínimo vital —que este viernes aprobará el Consejo de Ministros—, traspaso que habrá de materializarse antes del 31 de octubre de 2020. El acuerdo, por el que los nacionalistas vascos votarán a favor de la convalidación del real decreto ley del Gobierno, establece que las dos comunidades asuman las funciones y los servicios correspondientes al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en relación con la renta mínima "en razón de la especificidad que supone la existencia de las haciendas forales" de las dos CCAA.

El PNV celebró el pacto con el Ejecutivo, gracias al que el Estado cederá, antes del 31 de octubre, la gestión del ingreso mínimo en Euskadi y Navarra


El portavoz del PNV en la Cámara Baja, Aitor Esteban, explicó este miércoles en la sede de su partido en Bilbao que la negociación se había desarrollado durante "varias semanas" con la participación del líder del partido 'jeltzale', Andoni Ortuzar, y la vicepresidenta Calvo. Es un pacto con "valor importante" en lo político, económico y competencial, señaló.

Foto: El PNV pacta con el Gobierno ceder al País Vasco y Navarra la gestión de la renta mínima

Si está "razonablemente bien formulada"

Lo cierto es que el Gobierno se ha empleado a fondo en los últimos días para reconducir las relaciones con la formación vasca, consciente de que la entente con Bildu había generado un enorme malestar que el propio 'lehendakari', Iñigo Urkullu, verbalizó el domingo ante Sánchez. Ese ejercicio, y el cierre del acuerdo respecto al IMV, había servido para acercar posiciones. Esteban reconoció que ahora hay "un poco más de confianza" de su partido en el Ejecutivo. Menos de una semana después de que Ortuzar apuntara que el depósito de confianza en Sánchez estaba ya "en la reserva". El portavoz insistió en que en una legislatura "complicada" parlamentariamente, su partido siempre tenderá la mano a los acuerdos: "Cuando sean posibles, nos van a encontrar".

Calvo ya adelantó que la última ampliación, de 15 días, contendría "modificaciones importantes" que permitirían a las CCAA "que desescalen"

El diputado enfatizó ante los medios que el entendimiento con el Gobierno sobre el ingreso mínimo no se ha conseguido "en tres días" como respuesta al pacto con Bildu, y también desligó el acuerdo de la prórroga de la alarma, informa EFE. Esteban señaló que si el Ejecutivo plantea una extensión en la que la aplicación de este mecanismo jurídico la decide cada comunidad que esté en la fase 3 estaría "razonablemente bien formulada", si bien la Moncloa no ha aclarado si la demandará y cómo la diseñaría.

El PNV destaca el valor del acuerdo sobre el IMV, negociado durante semanas

De sus palabras se podía colegir el sí del PNV a una nueva ampliación. La actual prórroga vence a las 00:00 del 7 de junio, y el día 8 media España —y singularmente Euskadi y Navarra— se prevé que entre en el tercer estadio de la desescalada, el último antes de alcanzar la llamada nueva normalidad.

Calvo ya adelantó este martes en la Cámara Baja que el Gobierno sí se plantea, "si hay una mayoría suficiente para hacerlo", una última prórroga que permita culminar la transición, de 15 días. Extensión que contendría "modificaciones muy importantes" del decreto de alarma, puesto que ya dejaría a las comunidades autónomas "que desescalen" en el tramo final y porque ya es "constitucional y legalmente posible" —así lo autorizó el Congreso con la quinta ampliación— que salgan de la alarma unos territorios antes que otros.

Foto: El Gobierno prepara un decreto ley por si no lograse la prórroga del estado de alarma

Acelerar la desescalada

El Gobierno siempre ha defendido que el único instrumento jurídico que permite la limitación de movimientos de los ciudadanos y la restricción de un derecho fundamental (recogido en el artículo 19 de la Constitución) es el estado de alarma —así lo avala la Abogacía del Estado—, y que esa es la figura que, por ejemplo, permite que se impida a los españoles desplazarse entre provincias. Con el diseño original, no se preveían los viajes entre distintos puntos de España hasta alcanzada la nueva normalidad, pero la presión combinada de los gobiernos autonómicos y de la oposición ha hecho a Sanidad replantearse esta programación.

"No hay otra opción que la alarma para desescalar con garantías. Otra cosa será el verano y el otoño", apunta un miembro del Gabinete de Sánchez

Además, Salvador Illa estudia otra flexibilización: que el tránsito en cada fase no dure los 14 días predeterminados sino una semana menos, en caso de que la evolución de la pandemia sea buena. Con ambas iniciativas, el Ejecutivo puede acelerar la desescalada que, en condiciones normales, concluiría el 5 de julio en los territorios que han ido más rezagados: Madrid, Barcelona y su área metropolitana y Castilla y León. El Ejecutivo analiza si es posible una mayor celeridad para reactivar el turismo cuanto antes, y porque lo lógico es que primero se dinamice el nacional —lo que supone permitir los viajes entre provincias—, a finales de junio, y después el internacional: la cuarentena para el turista extranjero se levanta el 1 de julio.

Calvo dice que el Gobierno buscará una sexta y última prórroga del estado de alarma

Distintas fuentes de primer nivel de la Moncloa afirmaban este miércoles que la sexta prórroga saldrá adelante, y con el concurso de los anteriores socios: PNV y Cs. "La sacaremos —confía optimista un miembro del Gabinete—. Y sí, absolutamente nos inclinamos por pedir la autorización al Congreso. No hay otra opción que la alarma para desescalar con garantías. Otra cosa será el verano y el otoño", donde habrá que controlar los eventuales rebrotes a través de reforma de leyes sanitarias o, si es una nueva onda epidémica severa, con una segunda declaración de alarma.

Foto: Sánchez replica a un Vox en la calle que no va a caer y que hay Gobierno para cuatro años

¿Y qué pasa con ERC?

La sensación que cunde el Ejecutivo, según los distintos cargos consultados, es que con el PNV el acuerdo ya está prácticamente hecho y con Ciudadanos no será difícil. La formación de Inés Arrimadas siempre ha asegurado que, pese al pacto con Bildu de la semana pasada, está dispuesta a sentarse con el Gobierno y analizar una nueva prórroga por el bien de los ciudadanos. Ahora bien, advierten de que tendría que ser una extensión corta y muy justificada, y también que el Ejecutivo ha de dejar claro que sigue trabajando en un plan B. En Cs sí entienden que ya es más complicado sustentar la necesidad de una sexta ampliación, aunque algunos cargos del partido sí entienden que aún es prematuro permitir el desplazamiento entre provincias, sobre todo en Madrid, uno de los epicentros de la pandemia de coronavirus, informa Paloma Esteban. Los contactos Gobierno-Cs son en las últimas semanas frecuentes y fluidos. Los centristas han sacado pecho de los compromisos arrancados a Sánchez, como desligar los ERTE de este periodo excepcional o un mes más sin intereses en la moratoria en el pago de impuestos para autónomos y pymes.

Cs está dispuesto a negociar una extensión corta y justificada, aunque advierte de que el Ejecutivo ha de dejar muy claro cuál es su "plan B" a la alarma

Calvo precisamente contestó el martes al diputado liberal Edmundo Bal sobre ese "plan B" a la alarma. La vicepresidenta primera indicó que, si no hay prórroga, entonces el Ejecutivo aprobará un decreto ley que recogerá la "legislación vigente", dispersa en multitud de órdenes ministeriales que se han ido dictando al amparo del decreto de alarma y que contendrá algunas medidas, las "mínimas posibles", para culminar la desescalada.

El Gobierno tiene alternativa si no saca adelante la sexta prórroga

Junto a ello, el Gobierno planteará, "en legislación de urgencia", alguna reforma de las leyes sanitarias estatales para poder "responder a algún rebrote", sin necesidad de recurrir a la alarma. Esa modificación legislativa, aseguró, no supondrá "recentralizar" competencias autonómicas.

Foto: Moncloa no decide aún sobre la prórroga y avisa: negociará solo sobre temas sanitarios

El Ejecutivo no renuncia a recuperar a ERC, que votó en contra de las dos últimas prórrogas. Los republicanos han bajado el tono contra Sánchez, y este a su vez correspondió en el pleno este miércoles. El portavoz independentista, Gabriel Rufián, reprochó al presidente estar haciendo solo "matemáticas" en lugar de política y le advirtió de lo "terriblemente peligroso" que es "darle aire a la derecha". El líder socialista negó la mayor: con su pacto con Cs se ha logrado prolongar los ERTE, por ejemplo. Pero a continuación insistió en que cumplirá su programa de investidura. Implícitamente estaba diciendo que no olvidará la mesa de diálogo. El presidente agradeció a la formación catalana su apoyo en los decretos leyes de estas semanas de alarma que han servido para paliar las devastadoras consecuencias económicas y sociales del covid-19.

Rufián acusa a Sánchez de hacer solo "matemáticas" y dar aire a la derecha

El Gobierno ya anunció este martes, a través de la portavoz, María Jesús Montero, que ya había trasladado a los grupos que la negociación de la alarma giraría en "exclusiva" sobre cuestiones sanitarias. Un mensaje para los socios de investidura y también para EH Bildu. Fuentes de la formación 'abertzale' indicaron a este periódico que no había habido contactos con los socialistas.

PNV Andoni Ortuzar Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Aitor Esteban Castilla y León Bilbao Inés Arrimadas Gabriel Rufián Nacionalismo Iñigo Urkullu Seguridad Social Coronavirus Consejo de Ministros Moncloa Bildu Carmen Calvo Pedro Sánchez Congreso de los Diputados Ciudadanos Partido Popular (PP)
El redactor recomienda