"no voy a dimitir"

De "sustituir equipos" a buscar "personas neutrales": las cuatro versiones de Marlaska

Tras la publicación de la nota reservada en la que se explica que Pérez de los Cobos fue cesado "por no informar del desarrollo de investigaciones", el ministro ha ido cambiando su versión inicial

Foto: Fernando Grande-Marlaska. (EC)
Fernando Grande-Marlaska. (EC)
Adelantado en

En los últimos nueve días, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha ido cambiando de versión para justificar el cese del coronel de la Guardia Civil de Madrid Diego Pérez de los Cobos. La destitución se produjo la noche del 24 de mayo, horas después de que el instituto armado remitiera un informe al Juzgado de Instrucción número 51 de plaza de Castilla sobre la marcha del 8-M. Grande-Marlaska, sin embargo, negó la pasada semana que la salida del coronel tuviera relación alguna con este informe, una versión que se vino abajo después de que El Confidencial publicara una nota reservada en la que la propia directora general del cuerpo, María Gámez, apunta a que la destitución vino motivada por la negativa del coronel a informar sobre investigaciones judiciales.

"Una sustitución de equipos"

El martes pasado, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Grande-Marlaska insistió en desvincular el cese de Pérez de los Cobos del informe sobre el 8-M. Para entonces, medios como El Confidencial ya recogían la sospecha de que la investigación había motivado su salida, pero el ministro lo negó ante las cámaras: "Dentro de este impulso también he de decir que se ha producido el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, que en la remodelación del equipo director de la Guardia Civil, de la Secretaría de Estado de Seguridad, ha decidido el mismo, y dentro exclusivamente de lo que es el proyecto natural de sustitución del marco de las personas que forman, por así decirlo, el elemento de confianza de cualquier responsable político".

Ante la insistencia de los periodistas, Grande-Marlaska repitió la misma idea: "Es un cambio, una modificación, dentro de los equipos, tanto de la dirección de la Guardia Civil como de la Secretaría de Estado [de Seguridad], el proceso natural de sustitución fomentado o basado en la confianza. No tiene ninguna otra cuestión, ninguna otra razón u objetivo esa sustitución, ese cese del coronel Pérez de los Cobos. Vuelvo a referir: respeto, como no podía ser de otro modo, las explicaciones... No las explicaciones, las alegaciones que hayan podido referir asociaciones judiciales, asociaciones profesionales de la Guardia Civil... Vuelvo a repetir: es un proceso de actualización, un proceso normal de sustitución de los equipos aludidos. Y vuelvo a decir: como se han realizado en los últimos tiempos distintos cambios, distintas modificaciones dentro de los equipos, que se han visto incluso mínimamente paralizados a consecuencia de la pandemia y de los momentos más duros de la pandemia".

De "sustituir equipos" a buscar "personas neutrales": las cuatro versiones de Marlaska

Los periodistas insistieron una y otra vez en el informe del 8-M, pero el ministro no dio su brazo a torcer: "Un proceso natural de sustitución de los equipos directivos dentro de la Guardia Civil, dentro de la Policía Nacional, y en los términos que señalan, indican, el secretario de Estado de Seguridad y, en este caso, la directora de la Guardia Civil. No hay ninguna relación ni ninguna circunstancia extraña a ese respecto. No es ni perder la confianza ni no perder la confianza sino rodearse de las personas, porque se adquiere evidentemente como personas que están en la alta gestión del Ministerio del Interior, de aquellas que entienden de mayor confianza para ellos. En ese sentido, el coronel Pérez de los Cobos, no sé si lo he dicho pero si no lo digo, tiene un historial y un currículo ejemplar, ejemplar en la lucha contra distintas organizaciones criminales, pero también es cierto que en la Guardia Civil hay muchísimos efectivos que tienen unos currículos igual de espectaculares. Nos caracterizamos por tener mucha gente, muchos hombres y mujeres en la Guardia Civil, capaces de los mayores logros y éxitos".

Consciente de que la injerencia del Gobierno en una investigación de la Policía Judicial puede constituir un delito, Grande-Marlaska apuntó entonces a su pasado como magistrado y habló de sí mismo en tercera persona: "Vuelvo a decir: este ministro de Interior, con más de 30 años de juez, sabe perfectamente cuál es la competencia de un ministro, cuál es la competencia de un juez, qué conocimientos tiene que tener uno, qué conocimientos tiene que tener otro y evidentemente hay una palabra que para mí, por así decirlo, no la conjugo: injerencia. Es la palabra que no conjugaré nunca".

De "sustituir equipos" a buscar "personas neutrales": las cuatro versiones de Marlaska

En los siguientes días, el ministro insistió en esta misma versión tanto en el Congreso como en el Senado: "Respecto a la pregunta que usted refiere sobre el coronel Pérez de los Cobos, quiero indicarle que, como se ha dicho, estamos en un plan de remodelación del equipo del Ministerio del Interior; que la gente que trabaja conmigo, directora de la Guardia Civil, secretario de Estado, están conformando sus equipos". Pese a las críticas de la oposición, el ministro no dio más explicaciones: "¡Libre designación, señores! Cuando se habla de libre designación cuando están ustedes, eso es eficacia, es eficiencia; cuando está el Partido Socialista o Unidas Podemos, no tenemos derecho a la libre designación".

"Por no informar de investigaciones"

Tras esa rueda de prensa, altos cargos de la Guardia Civil dimitieron o fueron cesados a lo largo de la semana y Grande-Marlaska anunció una subida de sueldo en el instituto armado. El ministro, sin embargo, mantuvo su versión de que el cese de Pérez de los Cobos no tenía nada que ver con el informe del 8-M, explicación que quedó desmontada después de que El Confidencial desvelara este martes la nota reservada que lleva la firma de la directora general del cuerpo, María Gámez, y del secretario de Estado de Seguridad y número dos de Grande-Marlaska, Rafael Pérez.

En este documento, la explicación que da Gámez sobre la salida de Pérez de los Cobos, que se produjo horas después de que sus hombres remitieran el mencionado informe al juzgado que investiga la marcha del 8-M, es clara: "“Propongo el CESE del destino del Coronel D. Diego Pérez de los Cobos Orihuel como Jefe de la Comandancia de Madrid (Tres Cantos-Madrid) por pérdida de confianza de esta Dirección General y del Equipo de Dirección del Ministerio del Interior, por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial con fines de conocimiento”.

Pérez de los Cobos "mintió"

Antes de publicar esta nota, El Confidencial se puso en contacto con Interior, que trató de justificar el contenido de la misma yendo un paso más allá en cuanto a las explicaciones que el propio Grande-Marlaska había dado una semana antes: "El cese del coronel Pérez de los Cobos, tal y como se ha explicado en reiteradas ocasiones, se enmarca en el proceso de remodelación de la Guardia Civil y se concreta, como se explicita en la propuesta de cese, por una pérdida de confianza derivada, entre otros, porque se incumplió el procedimiento de comunicación de actuaciones, a los solos efectos de conocimiento, no del contenido de las mismas, que se debe a la dirección de la Guardia Civil a través de la cadena de mando".

Con estas palabras, Interior pasaba a reconocer de forma indirecta la relación entre el cese y el informe del 8-M, pero insistía en que no buscaba conocer el contenido del mismo, sino simplemente tener "conocimiento" del mismo. Esta nueva versión pone así el foco en la "comunicación de actuaciones", y pasa por alto que el 23 de marzo, la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de plaza de Castilla, responsable de la investigación del 8-M, emitió un auto en el que anunciaba la apertura de diligencias y ordenaba investigar los hechos a la Guardia Civil. El escrito de la magistrada fue facilitado a la prensa y acaparó titulares, por lo que dos meses antes de que Pérez de los Cobos fuera cesado, el Gobierno ya sabía que el instituto armado estaba investigando las concentraciones que se habían autorizado por mucho que no se produjera esa "comunicación de actuaciones".

Este martes, mientras Interior trataba de encajar el contenido de la nota reservada con la primera versión que habían dado, diversos medios se fueron haciendo eco de la noticia de El Confidencial, apareciendo entonces una nueva explicación sobre la destitución de Pérez de los Cobos en La Sexta: según la cadena de televisión, que cita a fuentes de Interior, la razón del cese del coronel se basa en que les había "mentido en el transcurso de la fase de investigación" al no informar a Grande-Marlaska de que "la jueza les había mandado paralizar la investigación hasta pasado el estado de alarma". Tras enterarse de este hecho y ver "parte del contenido del informe en varios medios de comunicación", Interior destituyó al coronel.

Buscar "personas neutrales"

Tras la rueda de prensa en la que la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró este martes que no existe "ningún tipo de contradicción" respecto al contenido de la nota y la versión dada en un primer momento, Grande-Marlaska compareció en el Senado y respondió a las preguntas de la oposición sobre el cese de Pérez de los Cobos: "Vuelvo a repetirle lo mismo y la razón por la que no voy a dimitir: ni este ministro ni ninguna persona de este departamento ha hecho ningún tipo de injerencia. Ni este ministro ni ninguna persona de su departamento ha pedido informe alguno, acceso al contenido de informe alguno, ni ha injerido en la tramitación del mismo. Vuelvo a decirle que lo único que hemos hecho y estamos realizando es una nueva conformación de los equipos, que esto es propio. ¿Sabe usted la única diferencia con ustedes? Que nosotros, cuando perdemos la confianza, justificamos la razón de la pérdida de la confianza. Lo que pasa es que ustedes la malinterpretan".

De "sustituir equipos" a buscar "personas neutrales": las cuatro versiones de Marlaska

Grande-Marlaska se atribuía así una explicación sobre la pérdida de confianza que no había dado hasta que El Confidencial publicó la nota reservada, pero su intervención más dura se produjo minutos después: "Vuelvo a referir: por dramatizar más, por repetir falsedades, las mismas no generan verdad. Quizás es que ustedes confunden cómo actuaban ustedes llevando informes preparados o evitando que esos informes llegaran a la autoridad judicial. Mire, lea bien, y vuelva a leer, que se lo voy a interpretar: ese informe, evidentemente si hubiéramos tenido conocimiento, lo hubiéramos tenido antes".

Hasta ahí, el ministro siguió la línea de "sustituir equipos" y "pérdida de confianza", pero entonces apuntó de forma directa a la filtración del informe como uno de los principales motivos para cesar a Pérez de los Cobos: "Ese informe llegó a la autoridad judicial como debe ser y como procede y como este ministro y su equipo siempre defenderán, pero había una circunstancia concreta que usted no refiere: el jueves a la noche, del jueves al viernes anterior a ese domingo que usted dice [cuando se produjo la destitución], se filtró ese informe nada más ser entregado en el juzgado, en un medio de comunicación. Y evidentemente eso es lo que preocupa a la gente que trabaja con este ministro, a la directora de la Guardia Civil y al secretario de Estado, a los cuales les doy perfecto respaldo porque son unos profesionales dignos...".

Llegados a ese punto, Grande-Marlaska presentó la destitución como parte de una estrategia para formar equipos de los que se pueda fiar en la Guardia Civil: "La directora requirió qué pasaba con esa filtración: ¿usted sabe que una filtración es un delito de descubrimiento de secretos?, ¿qué se estaba haciendo para investigar?, ¿qué se estaba haciendo en ese contexto?, ¿qué es lo que acontecía en el derecho de la investigación? Esas son las cuestiones, y le vuelvo a decir: esos son los extremos y determinantes. Y en ese sentido, le vuelvo a decir: seguiremos formando equipos con capacidad, con personas neutrales, con personas profesionales y sin ningún tipo de injerencia. Nuestra preocupación evidentemente es el trabajo profesional de la Guardia Civil, nuestro respaldo al trabajo de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, a la no injerencia en ninguno de sus procedimientos, pero evidentemente nuestra corresponsabilidad es evaluar el trabajo que se desarrolla, y si hay una disfunción en el desarrollo de ese trabajo, pedir explicaciones de esa disfunción y qué se está haciendo para arreglarlo. Esa es nuestra función: mejor trabajo".

En apenas nueve días, Grande-Marlaska y su equipo han dado así hasta cuatro versiones sobre la salida de Pérez de los Cobos, tres de ellas después de que El Confidencial publicara la mencionada nota reservada: un cese que vino motivado por un "proyecto natural de sustitución"; un cese que vino motivado por "no informar del desarrollo de investigaciones"; un cese que vino motivado porque el coronel les "mintió", y un cese que vino motivado por un "filtración" del informe. En apenas nueve días, Pérrez de los Cobos ha pasado así de tener "un historial y un currículo ejemplares" a erigirse como ejemplo de "disfunción" en la Guardia Civil.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios