LAS REBAJAS NO ESTARÁN PERMITIDAS

Illa defiende la cuarentena y pide extremar la prudencia: "No habrá inmunidad de grupo"

El ministro sostiene que España no se puede permitir ahora la importación de casos de covid y confirma que este viernes el Consejo Interterritorial del SNS decidirá la obligatoriedad de mascarillas

Foto: Salvador Illa, a su llegada a la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso, este 14 de mayo. (EFE)
Salvador Illa, a su llegada a la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso, este 14 de mayo. (EFE)

El Gobierno desplegará el plan de desescalada tal y como estaba previsto y entiende que los resultados preliminares del estudio de seroprevalencia ENE-Covid19 no hacen sino reforzar su estrategia. La de la máxima "prudencia", porque el coronavirus sigue estando muy presente, no hay vacuna (y no llegará, como mínimo, hasta el primer semestre de 2021), y puede haber rebrotes. No hay "inmunidad de grupo" ni "la va a haber", así que hay que apelar a la "responsabilidad individual" de los ciudadanos y a la máxima cooperación entre las administraciones. Esa cautela es la que, para el Ejecutivo, explica que deba mantenerse la cuarentena para todos aquellos que procedan de otros países y lleguen a España.

Es la tesis que este jueves defendió el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la comisión del ramo en el Congreso. Una comparecencia en la que no se reservó anuncios, como en semanas anteriores, si bien sí confirmó que la decisión sobre si las mascarillas serán obligatorias en todo el espacio público se evaluará este viernes, en una nueva reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Buenta parte de la intervención del ministro [aquí en PDF] giró en torno a los resultados de la primera ola del estudio ENE-Covid19 [aquí en PDF], que indica que la prevalencia de anticuerpos IgG frente al virus es de solo el 5% de la población, siendo muy similar en hombres y mujeres. Es ligeramente menor en bebés, niños y jóvenes, y permanece bastante estable en grupos de más edad. En esta primera fase de la encuesta han participado ya 60.987 personas, a las que se ha realizado un test rápido de anticuerpos. A su vez, los datos disponibles de los análisis de laboratorio son parciales aún, pero se han analizado "más de 16.000 muestras" y se ha visto que entre las dos técnicas de diagnóstico el acuerdo es superior al 97%. O sea, los datos casan.

El ENE-Covid19 demuestra que la prevalencia de la enfermedad es de solo el 5% en toda España, aunque hay una gran heterogeneidad geográfica


Pues bien, el 83% de los participantes que refieren haber tenido una PCR positiva presenta anticuerpos IgG. En los posibles casos sospechosos, la prevalencia aumenta con el número de síntomas, y es particularmente alta, un 43%, en las personas que señalan que han sufrido anosmia (ausencia de olfato). Un 2,5% de los participantes que no aludieron a ningún síntoma presentaron anticuerpos IgG. Existe además "una gran variabilidad territorial de la prevalencia con diferencias de hasta 10 veces entre la provincia que menos presenta (Murcia y Las Palmas, 1,4%, además de Ceuta, 1,1%) y la que más (Soria, 14,2%).

No "desbordar" otra vez la red sanitaria

La conclusión, dijo, es obvia: "La prevalencia de la enfermedad en la población es baja. No tenemos lo que se conoce como inmunidad de grupo, y debemos continuar siendo muy prudentes". Para poder hablar de 'inmunidad de rebaño' ('herd immunity', en inglés), se necesitaría que alrededor de un 60% de los ciudadanos hubiera pasado ya la enfermedad. Ese 5% preliminar, no muy diferente al de otros países europeos, queda muy lejos de ese porcentaje. Es más, no se va a alcanzar. Illa fue taxativo en su respuesta a los grupos parlamentarios: "No hay inmunidad de grupo ni la va a haber".

El ministro avisa de que el virus "puede sobrevivir fuera de los humanos" y cree que el plan de salida está bien diseñado y halla respaldo en el estudio

El Ejecutivo, en consecuencia, sostiene que la receta más valiosa es la de la cautela, incluso cuando haya culminado la desescalada y España ya se sitúe en la nueva normalidad. "El virus no ha desaparecido. La contención de la epidemia debe continuar en las nuevas fases porque tenemos que convivir con el virus, sin que haya nuevos brotes que puedan desbordar nuestra capacidad sanitaria, hasta que haya un remedio terapéutico definitivo o tengamos a disposición una vacuna", advirtió.

Además, los datos del estudio impulsado por Sanidad demuestran, para el Ejecutivo, que el confinamiento ha funcionado, pues logró frenar el contagio del covid-19. Y la "heterogeneidad geográfica en la seroprevalencia" que se observa en la encuesta "se corresponde con la diferente magnitud de la pandemia en las diferentes provincias españolas, y sustenta el modelo geográficamente asimétrico que se está desplegando para la vuelta progresiva a la normalidad", insistió Illa.

Radiografía "muy valiosa"

Para el Gobierno, el estudio es una "radiografía muy valiosa" que permite conocer mejor la dimensión del virus, porque es "muy sólido y representativo" por su magnitud, por el número de participantes y porque cubre todo el país, con muestras ampliadas en las islas. Además, es un sondeo muy "exhaustivo". El ministro recordó, en ese sentido, que los expertos que se han guiado por las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntan que es muy importante "conocer la prevalencia de la enfermedad en la población" y su "evolución en el tiempo" para la "adecuada toma de decisiones". A este estudio ENE-Covid19 le quedan dos oleadas más.

PP y Vox cargan contra Sanidad por imponer la cuarentena a los que vengan de terceros países. Es una medida "temporal y excepcional", replica Illa

El responsable de Sanidad se congratuló de que, semana a semana, se están cumpliendo los objetivos marcados. Pero el camino habrá "servido de poco" si no se continúa "extremando, más que nunca, la responsabilidad", la "misma" que se tuvo durante el confinamiento. "Tenemos que tener siempre presente que el virus puede sobrevivir fuera de los organismos humanos durante un cierto tiempo y que desconocemos muchos aspectos científicos del mismo", observó.

Durante el turno de los grupos, tanto PP como Vox mostraron su rechazo por la cuarentena de 14 días que desde el martes Sanidad impone a todos los que lleguen a España. El Gobierno está "condenando" al país con la medida. "Déjense de muros. España no puede vivir sin turismo", le espetó el portavoz de la formación de ultraderecha, Juan Luis Steegmann. Y la popular Cuca Gamarra preguntó al ministro "cuándo va a rectificar" la decisión.

Illa defiende la cuarentena y pide extremar la prudencia: "No habrá inmunidad de grupo"

Illa reconoció que no es "grato" para el Gobierno tomar la medida, pero se adoptó como "complemento" al cierre temporal de fronteras aéreas y portuarias. "Es drástica, pero no es una decisión contra nadie, es a favor", explicó el ministro, dirigiéndose a la diputada del PP. El Ejecutivo, dijo, es consciente de lo que "significa la industria turística" y la "riqueza" que proporciona, pero ahora España está en plena desescalada y no puede echar por la borda el esfuerzo hecho en dos meses. "Hay que tomar medidas para evitar que se nos pueda ir de las manos por la importación de casos".

Medidas "consistentes"

El titular de Sanidad sí dejó claró que la cuarentena impuesta a aquellos que procedan de terceros países es una medida "temporal y excepcional", que está vinculada por ahora a la duración del estado de alarma —que se prolongará, si el Congreso lo autoriza la semana próxima, hasta finales de junio o primeros de julio—. Bruselas, sin embargo, se posicionó este miércoles contra estos aislamientos que pueden suponer un hachazo al turismo. Illa indicó que el Gobierno se coordina con la UE, pero también actúa "protegiendo siempre los intereses de nuestro país", priorizando ser "consistentes" con las restricciones de movilidad para los españoles es garantizar que se sigue en el control de la epidemia.

Las rebajas, prohibidas: "Todo aquello que pueda favorecer una aglomeración, lo digo con claridad, obviamente no tiene cabida en este momento"

Tanto Gamarra como el portavoz de Ciudadanos, Guillermo Díaz, criticaron el "lío" generado en el Gobierno a cuenta de las rebajas. La orden ministerial del sábado apuntó que quedaban prohibidas en los establecimientos para evitar concentraciones de personas, pero Comercio emitió ayer una interpretación bastante más laxa: lo que se vetan, aclaró, son las aglomeraciones, no las rebajas en sí mismas. Pero a última hora del miércoles, y también este jueves, Illa zanjó la polémica por completo.

Illa defiende la cuarentena y pide extremar la prudencia: "No habrá inmunidad de grupo"

"No se pueden tomar medidas que favorezcan las aglomeraciones —subrayó el titular de Sanidad a sus señorías—. Las rebajas son mecanismos de promoción y publicidad que favorecen la aglomeración determinados días para adquirir productos. Es de sentido común que, en un momento de desescalada, donde hay restricciones, no se puede favorecer. Otro tipo de acciones comerciales, también por sentido común, no son de consideración de este ministro. Pero todo aquello que pueda favorecer una aglomeración, lo digo con claridad, obviamente no tiene cabida en este momento".

"No es una carrera"

El ministerio proseguirá las reuniones bilaterales con las comunidades que se han quedado rezagadas en la fase 0 (Madrid, Castilla-La Mancha, Valencia y Cataluña, más las de este miércoles con Castilla y León y Andalucía) o que quieren avanzar hasta la etapa 2 (Canarias, para sus islas La Graciosa, La Gomera y El Hierro). El ministro intentó despojar a ese 'examen' de connotaciones políticas. No supone, "en ningún caso, una evaluación de la gestión sanitaria" que han hecho las comunidades autónomas de la pandemia de coronavirus.

"Hay argumentos en pro y en contra de las mascarillas. Nunca nos hemos negado a revisar nuestras medidas" según las etapas, asevera Illa

Aunque los territorios hayan podido trabajar "muy bien desde el punto de vista sanitario", hay "otras circunstancias y criterios que se deben tener en cuenta, como son los datos epidemiológicos, la movilidad o la preparación de las capacidades sanitarias para las siguientes fases". En ese aspecto, Sanidad confiere importancia total a la detección precoz de casos. El análisis ha de ser "global", sin que se pueda coger "uno u otro indicador de forma aislada", avisó. El ministro también recalcó que el paso de fase no es ni "una carrera ni un ranking".

"Reducir este proceso a una competición o hablar de aprobados y suspensos, supone perder la perspectiva de lo que estamos haciendo: estamos avanzando todos, cada uno a su ritmo, para hacer una desescalada de las restricciones con la máxima protección para la salud", resumió. En definitiva, de lo que se trata es de "hacer las cosas bien para no dar pasos en falso que nos hagan retroceder a todos". El PP volvió a fustigar al ministro por la falta de "transparencia", algo que Illa negó, e insistió en que los expertos que evalúan el paso de fase son funcionarios encuadrados en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que dirige el doctor Fernando Simón, y en la Dirección General de Salud Pública.

Illa defiende la cuarentena y pide extremar la prudencia: "No habrá inmunidad de grupo"

La oposición le preguntó de manera reiterada a Illa por las mascarillas. El ministro volvió a confirmar que sigue estudiando que sean obligatorias para el espacio público. Recordó que el lunes ya se lo planteó a los consejeros autonómicos en el Consejo Interterritorial del SNS. Les trasladó si era necesario "ir un poco más allá" en el uso de esta prenda. Hubo "opiniones en distintos sentidos", si bien varias CCAA del PP creen que ya es momento de hacer las mascarillas obligatorias. "Hay argumentos en pro y en contra. Nunca nos hemos negado a revisar nuestras medidas conforme evolucionen las etapas y haya nueva evidencia. Ahora estamos en fase de evaluar si procede o no su uso obligatorio en determinadas situaciones". Por el momento, recordó solo es obligatoria en el transporte público y es "altamente recomendable en la vía pública" y necesaria cuando no se puede guardar la distancia interpersonal de dos metros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios