LA DIRECTORA DE SALUD MADRILEÑA DIMITE

El Gobierno ultima su no al plan de Ayuso y consensúa con las demás CCAA la transición

Sanidad resolverá previsiblemente este viernes qué territorios pasan a la fase 1. Lo probable es que se rechace la propuesta de Madrid, por los datos epidemiológicos y la crisis en el Ejecutivo regional

Foto: Salvador Illa, ministro de Sanidad, este 6 de mayo en el Congreso. (EFE)
Salvador Illa, ministro de Sanidad, este 6 de mayo en el Congreso. (EFE)

Tiempo de descuento para llegar a la fase 1. El Ministerio de Sanidad tiene que decidir en las próximas horas. Ya tiene en su mano la documentación de todas las comunidades y ciudades autónomas y todas, de manera global o parcial, quieren progresar de nivel. Pero seguramente no todas ellas lo puedan hacer. Salvo sorpresa, y según todas las fuentes del Gobierno central consultadas por este diario, quedará descolgada Madrid, porque el Ejecutivo, a falta de estudiar a fondo el informe remitido por el Gabinete de la popular Isabel Díaz Ayuso, no cree que aún esté preparada para avanzar, dado que los datos epidemiológicos no son todavía positivos. Tesis que Sanidad ve apuntalada por el terremoto interno de las últimas horas, y que estalló al conocerse la dimisión de la directora madrileña de Salud Pública. En plena pandemia.

El ministerio que dirige Salvador Illa había calculado que este viernes podría tener los exámenes completos a las CCAA, y de esta manera decidir, de manera "preferentemente consensuada", qué provincias, islas o territorios de ámbito inferior pueden pasar a la fase 1 a partir del próximo 11 de mayo. Las resoluciones, que se traducirán en órdenes ministeriales, se publicarán el sábado en el BOE, casi 48 horas antes de que buena parte de España salte de pantalla. Ahora el margen es algo menor, advertían desde el Ejecutivo, aunque se intentará cumplir con el calendario. Sanidad había exigido a las comunidades que le presentaran su propuesta de progresión de nivel el miércoles 6 de mayo a las 14:00, aunque prometió ser "flexible" en este primer examen. La Comunidad de Madrid envió su informe en la noche del jueves, pasadas las 22:00, y sin firma, según la SER.

La entrega del texto era el colofón a más de dos días de tensiones internas en el Gobierno regional. El martes, el vicepresidente del Ejecutivo y cabeza de Ciudadanos, Ignacio Aguado, proclamó que Madrid estaba "preparada" para pasar de fase. Ya entonces se barruntaba que el objetivo de Ayuso sería buscar la colisión con Pedro Sánchez. Si pedía el ascenso a la siguiente etapa, y quien se lo tumbaba era Illa, tendría el argumento para pintar Madrid como víctima del ataque del bipartito de PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, el miércoles por la mañana, la propia presidenta expresó por la mañana sus dudas: "Yo no quiero tener prisa para hacer nada". Por la tarde, se avino al criterio de Aguado y el Gobierno autonómico pidió el acceso a la fase 1, aunque no presentó la documentación requerida.

El jueves, la crisis se agravó. Por la tarde, saltaba la noticia de la dimisión de la directora general de Salud Pública de Madrid, Yolanda Fuentes, quien no estaba de acuerdo con que la región avanzara en la desescalada. Dado que Fuentes no daba su brazo a torcer y no estampaba su rúbrica en el documento que había de elevarse a Illa, Ayuso precipitó una solución alternativa que provocaría la dimisión de la directiva: promocionó al exjefe del hospital temporal de Ifema, Antonio Zapatero, a un cargo de nueva creación, viceconsejero de Salud Pública. Ayuso reconoció en Cuatro que no había hablado con Fuentes.

Aguado empujaba para acelerar la desescalada, pero al final Ayuso se sumó. Fuentes no compartía que Madrid estuviera preparada para ir a la fase 1


Diversas fuentes del Gobierno de Sánchez consultadas por este periódico confirmaron que el avance de Madrid a la fase 1 es muy improbable. Es más, fuentes de la Moncloa recalcaron en la noche del jueves que la respuesta que seguramente recibirá Ayuso sea "un no a su plan". Conocidos los datos epidemiológicos, las opciones de poder progresar ya eran "reducidas", pero el fuego dentro del Ejecutivo regional y que se destapara que la persona encargada de firmar el documento no había accedido a hacerlo cargaron de argumentos al equipo de Sánchez. No es un dato menor, ya que Ayuso es una dirigente totalmente alineada con Pablo Casado y Madrid es el territorio en el que el líder del PP se ha criado políticamente, el laboratorio de las políticas neoliberales del partido.

"Una locura"

La comunidad registró el miércoles 86 contagios nuevos del total de 754 reportados por las CCAA, la tercera tras Cataluña (266) y Castilla y León (105). La incidencia acumulada es de 58,26 positivos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Madrid acumula el 34% de los pacientes hospitalizados por covid-19 (41.159 del total de 121.014 ingresados), el 31% de los casos que entraron a la UCI (3.485 de 11.140) y el 32,62% de los fallecidos (8.504 de los 26.070 muertos en toda España). En Madrid se concentra el 23,36% de nuevos ingresos, el 34,48% de nuevos críticos y el 17,84% de los nuevos decesos.

"El que propone debe ser responsable de lo que propone", había avisado Illa. En el Gobierno no se ve que Madrid, foco de la pandemia, pueda progresar

Sin embargo, según el comunicado lanzado por la noche por el Gobierno autonómico, la petición se basa en el "descenso de todos los indicadores provocados por esta epidemia en la región, y especialmente el descenso mantenido en el último mes [...] de las hospitalizaciones en los centros sanitarios madrileños y de los ingresos en UCI". "En concreto, la red de hospitales, tanto públicos como privados, ha registrado un descenso de un 84% en el número de personas hospitalizadas en planta y de un 64% en los ingresados en puestos de cuidados intensivos", indicó Sol.

"Ya los datos epidemiológicos arrojaban enormes dudas sobre la conveniencia de que Madrid pasara a la fase 1. Madrid y Barcelona son dos focos de la pandemia, han tenido muchísimos contagios y de ingresos, y buena parte de las nuevas hospitalizaciones y de enfermos en UCI están en ambos puntos. Con estos números, los expertos no preveían como algo fácil la progresión. Ahora se hace difícil pensar que pueda saltar de pantalla a la vista de las tensiones internas", indican fuentes del Ejecutivo, porque se ha evidenciado que dentro del propio Gabinete autonómico había quien no veía a Madrid preparada. Otras fuentes del Gabinete de coalición, incluso en la Moncloa, se llevaban las manos a la cabeza con el propósito de Ayuso: es una "locura", una "insensatez", indicaban, y por eso no se le podía dar luz verde.

El Gobierno ultima su no al plan de Ayuso y consensúa con las demás CCAA la transición

En el ministerio se insiste en que se estudiará "a fondo" el informe presentado por el Gobierno regional antes de tomar una decisión. Sanidad no da nada por hecho y pide "cautela". No obstante, Illa lanzó un aviso este jueves en la Comisión de Sanidad del Congreso. "La valoración [a las CCAA] es muy cualitativa. Es un mecanismo de corresponsabilidad. El que propone debe ser responsable de lo que propone", avisó. Illa y la responsable de desescalada, Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta, ya mantuvieron un primer encuentro el jueves por la tarde, pero el documento no había sido presentado aún. Las dos partes se emplazaron a una nueva bilateral para este viernes.

"Decisión conjunta"

La propuesta de Madrid irritó incluso a otras comunidades, especialmente a los gobiernos vecinos, de Castilla y León y Castilla-La Mancha, que han visto cómo la irradiación de la capital les ha perjudicado. De hecho, la situación epidemiológica de la primera sigue siendo negativa. El más elocuente fue el vicepresidente castellanoleonés, Francisco Igea (Cs): "Nunca pensé que en mi vida política pudiera decir esto. Me asombra tener que decir que [Quim] Torra ha sido más sensato, no diré más". Su sentencia era elocuente. Y es que el Govern solo ha pedido que evolucionen a fase 1 tres áreas sanitarias con menor incidencia del covid: Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu-Aran. Dejaba fuera Barcelona y su área metropolitana. "Con todo lo ocurrido, todo hace presumir que Madrid no tendrá fácil un avance de grado", concluían en el Ejecutivo.

Igea (Cs): "Nunca pensé que en mi vida política pudiera decir esto. Me asombra tener que decir que Torra ha sido más sensato, no diré más"

¿Y entonces, cuándo puede pasar la siguiente prueba? En principio, Ayuso tendrá que esperar otros 15 días para presentar una nueva propuesta, a fin de que la región pueda entrar en fase 1 el 25 de mayo.

El Gobierno ultima su no al plan de Ayuso y consensúa con las demás CCAA la transición

El resto de comunidades esperan que sus propuestas sean aceptadas sin mayores problemas. Desde el Ejecutivo, a falta de tomar la decisión, se adelanta que lo previsto es que "no haya un suspenso generalizado, ni mucho menos". "En principio, no se ven demasiados problemas a los documentos presentados por el resto de CCAA. No se descarta, no obstante, alguna corrección", remachan las fuentes consultadas del Gobierno. Otros mandos conocedores del 'examen' a las autonomías insistieron en que no se puede dar por hecho el "visto bueno generalizado", pero sí que se está "consensuando la desescalada" con los territorios. No en todos los casos para progresar hasta la etapa 1, sino incluso para permanecer en la 0. La decisión, en cualquier caso, se tomará en las próximas horas, a fin de que las órdenes ministeriales se publiquen en el BOE el sábado 9. De hecho, desde la Moncloa se incidía en que tras varios encuentros con las CCAA, las partes se comprometieron a una "decisión conjunta", acordada.

El Gobierno ultima su no al plan de Ayuso y consensúa con las demás CCAA la transición

Cataluña, "bien encarrilada"

Illa y Ribera también mantuvieron este jueves la bilateral con Cataluña, en la que participó su 'consellera' de Salut, Alba Vergés. Según explicaron fuentes del Govern tras ese encuentro, la Generalitat estima que la propuesta de desconfinamiento elevada a Sanidad para determinar qué zonas pueden pasar a la siguiente fase "está bien encarrilada".

El Govern ha planteado que Barcelona, Girona y la casi totalidad de Lleida se mantengan en la etapa 0, de tal forma que solo evolucionen Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu-Aran.

Andalucía, flexibilidad provincia-área

Andalucía confía en que el Ministerio de Sanidad no ponga ninguna pega a la propuesta enviada. Así lo trasladaron desde el Gobierno andaluz. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, mantuvo este miércoles un encuentro bilateral con el ministro para trasladarle la petición andaluza y hay tranquilidad sobre que reciba el visto bueno tal y como se envió.

Las comunidades creen que Sanidad aceptará su propuesta. El Govern solo reclama reactivar tres áreas sanitarias, dejando fuera BCN y Girona

La solicitud es que toda la comunidad, prácticamente al 90%, pase el lunes a fase 1. Quedarían fuera solo tres distritos sanitarios. Granada, la provincia a la que más tarde llego el covid-19 y que acumula ahora una alta tasa de contagios, queda fuera en la capital y el área metropolitana. Sí cumplen la Costa Tropical y la Alpujarra granadina. En Málaga, la provincia que más ha castigado el covid y donde primero se propagó la enfermedad en la comunidad andaluza, también tiene excepciones. Se deja fuera un área sanitaria que incluye la capital malagueña y pueblos como Rincón de la Victoria.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, antes de incorporarse al minuto de silencio institucional celebrado este 7 de mayo a las puertas de San Telmo en Sevilla tras la semana de luto oficial declarado por el Gobierno andaluz por todos los fallecidos del covid-19. (EFE)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, antes de incorporarse al minuto de silencio institucional celebrado este 7 de mayo a las puertas de San Telmo en Sevilla tras la semana de luto oficial declarado por el Gobierno andaluz por todos los fallecidos del covid-19. (EFE)

La Junta de Andalucía se muestra muy tranquila sobre su propuesta, que mezcla con flexibilidad la unidad de la provincia con la de los distritos sanitarios, y aseguran desde el Ejecutivo andaluz que los datos con los que piden saltar de fase son incontestables. Las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén y Sevilla, cinco de los seis distritos sanitarios de Málaga y dos de los cuatro de Granada tienen una tasa de PCR por 100.000 habitantes entre 0 y 9,99. Dentro de los parámetros que pide Sanidad. Los distritos sanitarios de Málaga capital, Granada y su área metropolitana están en el rango entre 10 y 29,99 por cada 100.000 habitantes.

En Andalucía no hay ningún área sanitaria que esté por encima de esos valores, como sí ocurre en otras comunidades de España. La comunidad andaluza presenta una tasa de afección de 10,70 por cada 100.000 habitantes, mientras que la media de España es de 40,15.

Euskadi ya revierte algunas órdenes

El Gobierno vasco confía plenamente en que este lunes el “conjunto de Euskadi” pase a la fase 1 del plan de desescalada, tal y como ha solicitado al Ministerio de Sanidad, amparado en el cumplimiento de los criterios establecidos en relación con la capacidad asistencial y la propia evolución de la pandemia en la comunidad, con la existencia de un número de casos “estable que incluso se está reduciendo”, según pone de relieve la consejera de Sanidad, Nekane Murga.

El contexto de "desescalada progresiva hacia la normalidad que acomete ya Euskadi" es otra de las razones por los que Urkullu cree que saldrá su plan

De hecho, los datos de la incidencia del coronavirus en Euskadi han llevado al Departamento vasco de Salud a emprender ya esta misma semana su propia desescalada con la derogación de cuatro órdenes que se decretaron durante la emergencia sanitaria, entre ellas, la aprobada el 24 de marzo que puso en manos de la sanidad pública todos los recursos de los que disponía la privada para hacer frente al incremento de la actividad asistencial originado por la pandemia, y que igualmente aplazó todos sus servicios demorables ante el riesgo de transmisión del covid. De este modo, las clínicas privadas ya tienen permiso para recuperar la actividad programada de forma previa a la crisis sanitaria.

El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, el pasado 23 de abril en Vitoria. (EFE)
El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, el pasado 23 de abril en Vitoria. (EFE)

El actual escenario también ha permitido el levantamiento de restricciones que afectaban a velatorios y ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, para dotar de una mayor flexibilidad a estos actos. Igualmente, ha dejado de estar en vigor la orden del 6 de abril que había suspendido los mercados y ferias tradicionales de venta directa de alimentos y productos agrícolas y ganaderos, y que regulaba la actividad de la venta ambulante.

Este contexto de "desescalada progresiva hacia la normalidad que acomete ya Euskadi", con la adopción de estas medidas encaminadas a “adaptar” el sistema vasco de salud a la actual evolución de la pandemia, constituye otro de los argumentos de peso con los que cuenta el Gobierno de Iñigo Urkullu para no tener “ninguna duda” de que este lunes los tres territorios vascos avanzarán de fase.

Valencia presume de capacidad de respuesta

La Generalitat valenciana asegura que cumple con todos los requisitos y confía en que el Gobierno acepte sin demasiados problemas su plan para pasar a la siguiente fase. Ha remitido una propuesta que incluye las tres provincias (Valencia, Castellón y Alicante) con todas sus áreas de salud, pese a que en alguna de ellas, como la de Requena, se acumulan tasas de contagios por 100.000 habitantes todavía elevadas.

Puig insiste en pedir al Gobierno de Sánchez que permita a la Generalitat cogestionar la apertura de playas, demanda ligada a la inquietud del sector

La clave para desescalar no está tanto en la situación epidemiológica como en la capacidad de respuesta de la sanidad valenciana, con poco más de un centenar de ingresados en UCI actualmente y con descensos constantes en las hospitalizaciones. La 'consellera' Ana Barceló informó este miércoles de que la Comunidad Valenciana tiene capacidad para albergar 965 camas de críticos, entre el ámbito público (747 camas) y el privado (218 camas), y para alcanzar 18.992 camas de agudos, contando las disponibles en hospitales públicos y privados, hospitales de crónicos y hospitales de campaña.

En atención primaria, la sanidad pública valenciana dispone de 13.400 profesionales en plantilla, y se han realizado 746 contratos para el refuerzo de la atención sanitaria durante la pandemia. Además, se han abierto dos procesos extraordinarios de contratación de residentes MIR.

La responsable sanitaria del Ejecutivo autonómico del socialista Ximo Puig explicó también que se han reorganizado los consultorios auxiliares para reforzar la atención, por vía telefónica o telemática”. En su propuesta remitida al Ministerio de Sanidad, con el que ya hay conversaciones, según Barceló, ha planteado circuitos alternativos para pacientes positivos en covid y no positivos y salas específicas para evitar el riesgo de contagios.

Aunque no está incorporado como tal en el documento de la propuesta de desescalada, Puig insistió este miércoles en pedir al Gobierno de Sánchez que permita a la Generalitat cogestionar la apertura de playas, una demanda que está muy relacionada con la inquietud del sector turístico.

La duda de CyL y la esperanza de las demás

Además de Madrid y Cataluña, la siguiente comunidad más afectada es Castilla y León, con 105 contagios notificados en las últimas horas. El Gobierno de PP y Cs decidió no iniciar aún la desescalada de manera generalizada. Solo postuló 26 zonas básicas de salud, donde viven 53.000 personas, sin casos notificados de coronavirus en los últimos siete días. Quedan fuera las nueve capitales de provincia e incluso grandes localidades de la región como Miranda de Ebro, Aranda de Duero y Ponferrada.

Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias, Aragón, La Rioja, Navarra, Baleares y Canarias, lideradas por barones socialistas, confían en saltar de pantalla

"Las propuestas de Castilla y León son bastante moderadas. Preocupa más que acepten el plan de Madrid, porque nuestras zonas más expuestas han sido las provincias limítrofes. Si abres Madrid con miles de castellanoleoneses viajando y volviendo de trabajar allí, de poco servirá abrir solo zonas rurales despobladas", aseguraban fuentes del Ejecutivo regional.

El resto de autonomías confía en no encontrarse con problemas. Castilla-La Mancha, otra de las comunidades más afectadas por la movilidad con Madrid pero que ha conseguido corregir la curva en las últimas semanas, cree que podrá reactivar sus cinco provincias. También Extremadura, Aragón, La Rioja, Navarra y, desde luego, Asturias, todas gobernadas por barones socialistas, creen que podrán avanzar a la fase 1, igual que Cantabria, que pilota el regionalista Miguel Ángel Revilla en coalición con la formación de Sánchez. Adrián Barbón, jefe del Principado, así como Javier Lambán, presidente de Aragón, confían incluso en que algunas de sus comarcas puedan saltar a la etapa intermedia, la 2.

Una prácticamente vacía playa de Formentera, isla ya en fase 1 de desescalada, el pasado 4 de mayo. (Reuters)
Una prácticamente vacía playa de Formentera, isla ya en fase 1 de desescalada, el pasado 4 de mayo. (Reuters)

Asimismo, esperan progresar los dos archipiélagos. Baleares estima que finalmente Mallorca, Menorca e Ibiza podrán igualarse a Formentera, en fase 1 desde el lunes. Y el Gobierno canario cree que podrán moverse hasta ese estadio, del que ya disfrutan El Hierro, La Gomera y La Graciosa, el resto de islas: Tenerife, Gran Canaria, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote.

* Con información de Paloma Esteban, Isabel Morillo (Sevilla), Agustín Rivera (Málaga), Marcos Lamelas (Barcelona), Víctor Romero (Valencia) y José Mari Alonso (Vitoria).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
96 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios