El "requisito imprescindible" para acceder a la fase 1 que Andalucía no puede cumplir
  1. Tecnología
  2. Ciencia
¿SON REALISTAS LOS PLANES DE DESESCALADA?

El "requisito imprescindible" para acceder a la fase 1 que Andalucía no puede cumplir

No todas las comunidades autónomas tienen tan sencillo cumplir con los dos requisitos previos establecidos por el Gobierno: 1,5 plazas UCI y 37 camas de hospital por cada 10.000 habitantes

placeholder Foto: Una hermana de la Congregación de Religiosas Terciarias Franciscanas, en el hospital del Pozo Santo de Sevilla. (EFE)
Una hermana de la Congregación de Religiosas Terciarias Franciscanas, en el hospital del Pozo Santo de Sevilla. (EFE)

El Gobierno ya tiene en su poder las propuestas de cada comunidad autónoma pasa pasar a la fase 1 del desconfinamiento el próximo lunes 11 de mayo. Para alcanzarla, además de los criterios cualitativos que el comité de 12 expertos valore según su criterio, hay dos "requisitos imprescindibles": disponer o ser capaz de instalar en cinco días 1,5 plazas UCI y 37 camas de enfermos agudos por cada 10.000 habitantes, como se explica en el BOE.

Así se preparan las ciudades para la desescalada

Es previsible que la mayoría de ellas no necesiten ejecutar estos requisitos y simplemente baste con ofrecer argumentos que convenzan al comité de que es posible para una comunidad alcanzar esos objetivos de capacidad. Sin embargo, no todas tienen los números de su parte para asegurar esto.

Muchas de ellas tienen además la mayoría de plazas hospitalarias concentradas en una o dos ciudades grandes, lo que perjudica a las provincias más pequeñas al hacerse este cómputo por habitantes. En muchas de estas regiones, además, era habitual tirar del hospital de referencia en Sevilla, Valladolid o Zaragoza en caso de necesidad, pero ahora tendrán que pelear por separado su avance a la siguiente fase.

placeholder Fragmento del BOE del 3 de mayo donde se advierte de los requisitos previos. (EC)
Fragmento del BOE del 3 de mayo donde se advierte de los requisitos previos. (EC)

Por ejemplo, Huelva es la provincia andaluza menos afectada por el coronavirus. Las UCI de la provincia han dado soporte a, de media, 19 pacientes repartidos en tres hospitales. Ni siquiera han estado cerca del colapso, ya que habitualmente han estado un poco por encima de la mitad de su ocupación y, sin embargo, dada su población de 521.870 personas, cumplir con las exigencias marcadas en el BOE obligaría a la Consejería de Salud de la Junta a instalar allí 78 nuevas plazas de UCI si fuera necesario para poder llegar a esa ratio de 1,5 plazas por cada 10.000 habitantes.

Andalucía y Galicia, por detrás en UCI

Pese a todo, lograr este mínimo de UCI es el objetivo más asequible de los dos. Aunque el análisis queda lastrado de momento, porque carecemos de datos concretos para todas las provincias, al analizar la capacidad de las CCAA en su conjunto se observa que la mayoría ya superan este baremo o podrían acometer el objetivo sin un excesivo esfuerzo.

Las dos comunidades a las que les costaría más esfuerzo serían Andalucía y Galicia, que tendrían que garantizar un total de 1.267 y 405 plazas UCI respectivamente entre todas sus provincias si así les fuera requerido. Actualmente, disponen de 1.033 y 274.

La odisea de llegar al mínimo de camas

La parte más difícil de los dos requisitos imprescindibles es garantizar esas 37 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes. De nuevo, las comunidades más pobladas son las que salen más perjudicadas por este desproporcionado requisito.

Datos de 2017 del Ministerio de Sanidad a este respecto (de 2017) señalaban que las regiones con más camas per cápita eran Cataluña (34 camas por 10.000 habitantes), Aragón (32), La Rioja (31) y Extremadura (31). La media nacional estaba en 24, y regiones como Andalucía se quedaban mucho más atrás, en 17, por lo que ahora mismo la región tendría que demostrar la capacidad de redoblar su capacidad hospitalaria y pasar de 21.349 camas (la sanidad privada dispone de 5.915 camas en Andalucía) a 31.252 para cumplir con esas exigencias de Sanidad y pasar de fase.

Por ponerlo de otra manera más dramática, Andalucía tendría que instalar más camas hospitalarias extra de las que hay actualmente en la Comunidad Valenciana, Galicia o el País Vasco en el plazo que va de un lunes a un viernes para superar ese "requisito imprescindible".

Lo cual resulta paradójico por los motivos anteriormente señalados: es una de las comunidades menos azotadas por la epidemia —por lo que su capacidad sanitaria está bastante dimensionada— y actualmente es de las que tienen un mejor perfil en la otra parte a valorar, la epidemiológica: en la Península, solamente Murcia y Asturias tienen una menor incidencia acumulada que Andalucía.

Andalucía presentó el 6 de abril un Plan 15.000 en previsión de que la región llegara a ese número de casos (tiene actualmente notificados 12.268 con un incremento diario del 0,26%) que, de acuerdo con el portavoz Elías Bendodo, preveía ampliar las camas públicas a 15.275 y superar las 20.000 en total. Aunque este plan no se llegó a ejecutar, fuentes de la Consejería de Salud explican a este periódico que la propuesta supone una redefinición de este Plan 15.000. "Habíamos habilitado disponibilidad para 20.046 camas y otras 10.554 para medicalizar, en total 30.600", explican.

El resto hasta superar las 31.252 procedería de otras que "se estaban gestionando pero no estaban contabilizadas como Carranque, Fibes o la base aérea de Armilla; sin contar camas de observación públicas y privadas, ni la posibilidad de recuperar provisionalmente la tercera cama en algunos hospitales, cumplimos sobradamente el requisito", señalan.

La Junta de Andalucía ha propuesto al Gobierno que todo su territorio salvo Málaga y Granada —incluyendo también el área metropolitana de la ciudad nazarí— acceda a la fase 1, y todo ello justificado solo por los datos epidémicos y de test, algo peores en estas tres zonas que en el resto de la geografía andaluza.

Tal y como está redactado en el BOE, la respuesta a si Andalucía dispone, tiene acceso o puede garantizar la instalación de casi 10.000 nuevas camas de hospital y 237 plazas UCI en el plazo de cinco días es previsiblemente negativa. Pero eso no es lo peor.

Lo peor es que la respuesta a "¿acaso necesita tantas camas?" también es no.

Nota: El gráfico con las camas de hospital por cada 10.000 habitantes ha sido actualizado y ahora incluye también las de la sanidad privada, organizaciones benéficas o el Ministerio de Defensa. En lo sustancial el contenido del artículo no cambia aunque algunas cifras han sido revisadas para mayor precisión. La fuente son los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad.

Coronavirus
El redactor recomienda