PRONTA LLEGADA DE MATERIAL DE CHINA

Sanidad cree que el pico de la epidemia ya está cerca e inyecta otros 1.000 M a las CCAA

Illa asegura que los datos permiten afirmar que el país o está en el pico o está muy próximo a él. El ministerio niega que se haya procedido a trasladar pacientes entre CCAA, pero no se descarta

Foto: Salvador Illa y Fernando Grande-Marlaska, ministros de Sanidad e Interior, este 30 de marzo en la Moncloa. (Pool Moncloa)
Salvador Illa y Fernando Grande-Marlaska, ministros de Sanidad e Interior, este 30 de marzo en la Moncloa. (Pool Moncloa)

"Con muchísima precaución, los datos nos hacen afirmar que si no estamos en el pico de la epidemia, estamos ya muy cerca de él". Salvador Illa cree que España está comenzando a revertir de manera clara la tendencia después de cinco días de bajada de nuevos casos de contagiados por el coronavirus. Del incremento del 20% del miércoles pasado se ha transitado a una subida del 8,1% registrada este lunes. El Gobierno quiere insuflar un mínimo de optimismo, aunque con cautelas. Pero esos datos más alentadores no quiere decir que haya pasado lo peor para el sistema sanitario, que sigue estando muy tensionado y al que aún le quedan días muy duros, especialmente por la saturación de las UCI. Por ello el Ejecutivo habilitará otros 1.000 millones de euros más del fondo de contingencia para que las autonomías afronten este desafío mayúsculo para el sistema. Mil millones que se suman a los otros mil millones liberados poco antes de la declaración de alarma.

El ministro de Sanidad compareció este lunes en la Moncloa, acompañado por el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, autoridades competentes delegadas en este estado de alarma. Era la primera rueda de prensa de dos miembros del Gabinete después de que entrara en vigor, al filo de la medianoche, el real decreto ley que paraliza la actividad no esencial, una medida muy contestada por la patronal, pero también por la oposición y las comunidades, que se quejan por la falta de anticipación del Ejecutivo.

La evolución de los números hace pensar al Ejecutivo que las duras medidas de confinamiento impuestas desde el 14 de marzo, cuando entró en vigor la alarma, están funcionando. Hace una semana, se registró un incremento de casos del 15%, ascendió al 19% el martes y a un 20% el miércoles 25, y a partir de entonces fue descendiendo ese porcentaje: un 18% el jueves, un 14% el viernes, un 12% el sábado, un 9% el domingo y, este lunes 30, un 8,1%. La tendencia es "sostenida" desde el miércoles, de descenso en el número de nuevos contagios. Que España ya se sitúe en el pico de la epidemia o "muy cerca de él", en palabras de Illa, no quiere decir que no desaparezca la presión sobre el sistema sanitario, y especialmente sobre las UCI. "Por tanto, observamos una estabilización de la curva epidémica, que visualiza una ralentización de la misma", aseguró.

Sanidad alega que la tendencia es "sostenida", por lo que se observa una "estabilización" de la curva epidémica, una ralentización de los contagios


Ahora quedan dos semanas (como mínimo) más de alarma, marcadas por ese parón de la actividad no esencial. Una medida, dijo el ministro, que persigue reducir aún más la movilidad, evitar las infecciones y bajar la presión sobre los hospitales. De nuevo, el Gobierno intenta sacudirse las críticas por una actuación tardía o por improvisación. Así, Illa insistió en que esta es una "crisis dinámica", que se observa día a día "cómo evoluciona", y por ello va adoptando nuevas decisiones basándose en "la información de los expertos". En ese sentido, recordó que el presidente, Pedro Sánchez, ya aseguró, al comienzo de esta crisis, que haría todo lo que estuviera en su mano, "todo" lo que hiciera falta, para parar la epidemia.

Conducta "ejemplar"

El Ejecutivo también respondió asimismo a las duras críticas de la patronal por la "hibernación" de la economía. "No se está enfrentando salud y economía. Es más, para que haya economía tiene que haber salud, y para ello es preciso derrotar al virus", justificó el ministro. El Gobierno admite que es una medida, la paralización de actividad no esencial, "complicada de adoptar y ejecutar", y por ello "convoca" a los ciudadanos a que prosigan con su conducta "ejemplar", pero ahora hay que hacer un "esfuerzo adicional" de ocho días laborables más, hasta Semana Santa, para ralentizar la movilidad y descargar la presión sobre el sistema sanitario.

No se está enfrentando salud y economía. Para que haya economía tiene que haber salud, y para ello es preciso derrotar al virus

Además, Illa anunció que el Gobierno liberará una dotación adicional de 1.000 millones de euros del fondo de contingencia para el Ministerio de Sanidad para apoyar a las comunidades autónomas en su combate contra el virus. Mil millones que se suman a los ya activados el pasado 12 de marzo. Precisamente ayer domingo la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, reclamó 1.200 millones de euros para afrontar la emergencia, de los cuales mil irían destinados a sanidad. El ministro señaló que esta partida es "fruto del esfuerzo que se ha hecho en materia de suministro de material y de apoyo en materia económica a las comunidades autónomas" para que puedan "luchar eficazmente contra el virus".

Sanidad cree que el pico de la epidemia ya está cerca e inyecta otros 1.000 M a las CCAA

Sánchez reconoció ayer domingo ante los presidentes autonómicos que el aprovisionamiento de material sanitario camina "con cierto retraso". Hay tardanza, asume el Ejecutivo, pero el "esfuerzo es muy importante" para hacer acopio de esos suministros. Illa informó de que este lunes estaba prevista la llegada del primer avión con material comprado por el Gobierno a China, con una cantidad relevante de artículos de protección y también de test rápidos.

Llega a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) un avión de transporte A400M de las Fuerzas Aéreas con más de 14 toneladas de material sanitario procedente de Shanghái, este 30 de marzo. (Ministerio de Defensa)
Llega a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) un avión de transporte A400M de las Fuerzas Aéreas con más de 14 toneladas de material sanitario procedente de Shanghái, este 30 de marzo. (Ministerio de Defensa)

Defensa comunicó por la tarde que tras casi tres días de viaje 33 horas de vuelo, los ocho tripulantes del A400M que voló hasta Shanghái había aterrizado en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), a las 16:30. La aeronave ha llegado a España con más de 14 toneladas de material, peso que le obligó a hacer dos escalas técnicas a la vuelta en la ciudad siberiana de Novosibirsk y en Riga (Letonia).

Validación de test y guías de uso

Después de que Sanidad tuviera que devolver 58.000 unidades y pedir el reemplazo de todo el pedido (640.000 pruebas de detección), por no cumplir con las exigencias requeridas, el ministro anticipó que antes de distribuir los kits a las comunidades autónomas, hará dos operaciones. Por un lado, validará esos test a través del Instituto de Salud Carlos III —centro dependiente de su departamento y de Ciencia—, para que se compruebe que son sensibles al Covid-19, y por otro redactará unas guías de uso. No obstante, el dirigente socialista recordó que se realizan diariamente entre 15.000 y 20.000 pruebas de laboratorio (PCR), por lo que ya se contabilizan unas 350.000 en todo el país, lo que supone, a su juicio, que España es de los países que más están cribando a la población.

Sanidad no ha iniciado aún el traslado de pacientes de una comunidad a otra, pero baraja hacerlo. No descarta reclutar médicos de otros países

Sanidad, además, estudia trasladar pacientes entre las comunidades para desahogar las UCI más saturadas. Lo reconoció esta mañana, en la rueda de prensa del comité de gestión técnica, María José Sierra, la jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias —la sustituta del doctor Fernando Simón, a la espera de que se le confirme su positivo por coronavirus—. Posteriormente, Illa negó que se estén produciendo ya esos desplazamientos de pacientes de una autonomía a otra, pero no cerró la puerta a esa idea. "Se está haciendo un esfuerzo de solidaridad importante entre las comunidades autónomas, pero no ha habido traslado de pacientes, sino que se han trasladado distintas unidades de material y de suministro a lugares donde más se necesitan. Por tanto, no ha habido otra medida, aunque no descartamos nada", indicó Illa.

Sanidad cree que el pico de la epidemia ya está cerca e inyecta otros 1.000 M a las CCAA

Tampoco descarta Sanidad reclutar a médicos de otros países. El ministerio ha activado por ahora a profesionales sanitarios jubilados o aquellos que tienen aprobado el MIR pero aún no tienen plaza. "Agradecemos los ofrecimientos que se han hecho por parte de otros países. De momento no los hemos activado, si hiciera falta lo haríamos", mantuvo.

El Gobierno niega improvisación. Aduce que está "controlando la situación". Illa no descarta una nueva prórroga, pero rehúsa anticipar escenarios

Con todos estos mimbres, el Gobierno quiere lanzar la imagen de que no improvisa y de que mantiene las riendas, que está "controlando la situación". Va ofreciendo diariamente "toda la información posible" sobre una epidemia que se intenta combatir "de la mejor manera posible". Apreciación que fue compartida por Marlaska: "La situación está controlada dentro de la excepcionalidad de esta crisis".

Sanidad cree que el pico de la epidemia ya está cerca e inyecta otros 1.000 M a las CCAA

¿Hará falta prorrogar la alarma por un nuevo periodo, más allá por tanto del 11 de abril? Illa rehúsa adelantar pasos. "Evidentemente, el Gobierno trabaja en todos los escenarios futuros, que no son anticipables en este momento todavía", zanjó. Por ahora, la paralización de la actividad no esencial tiene una primera traducción en cifras. Según detalló el titular de Interior, en Madrid ha disminuido el tráfico en un 34% con respecto al lunes de la pasada semana, lo que demuestra cómo los españoles se comportan de manera "solidaria" y con "responsabilidad".

Un total de 10,1 millones de mascarillas repartidas a las comunidades

Salvador Illa se propuso facilitar diariamente datos del reparto de material sanitario distribuido por comunidades autónomas. Este lunes señaló que, desde el 10 de marzo hasta el domingo 29, el ministerio ha repartido 10.106.908 mascarillas. En Madrid recalaron 2,8 millones. La siguen Cataluña (1,31 millones) y Andalucía (1,13 millones). 

También Sanidad ha procedido al reparto (aquí en PDF) de 35.103 gafas de protección, 9.673.100 guantes de nitrilo, 64.713 batas desechables e impermeables, 141.800 soluciones hidroalcohólicas, 56 dispositivos de ventilación mecánica invasiva, 80.942 buzos, 328.00 unidades de calzas, delantales, cubremangas y gorros y 640 ventiladores no invasivos

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios