TRAS LA PRESIÓN DE LA OPOSICIÓN Y DE LAS CCAA

El Gobierno prepara ahora el terreno para ampliar restricciones y reducir la actividad

El Ejecutivo va girando desde la resistencia inicial a adoptar más medidas. Reconoce que "todos los ministerios" están trabajando en hipótesis para actuar en cuanto Sanidad dé la orden

Foto: La titular de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, este 27 de marzo en la Moncloa. (EFE)
La titular de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, este 27 de marzo en la Moncloa. (EFE)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha venido defendiendo, con vehemencia, que iría tomando medidas para abordar la pandemia del coronavirus si fuera necesario. Pero a la vez machacaba que España había optado por medidas "drásticas", de las más exigentes de Europa y del mundo. No creía necesario reducir más la actividad, parar el país, porque eso dañaría más aún el tejido económico. Esa era la tesis oficial, la que esgrimía el presidente, Pedro Sánchez, frente a la oposición, frente a las comunidades —varias le pedían endurecer el confinamiento— y frente incluso a Unidas Podemos, más partidaria del cierre total.

Este viernes, sin embargo, el Ejecutivo cambió el paso. Y preparó el terreno para una posible ampliación de las restricciones, quizá para guardar el anuncio al jefe del Ejecutivo en una hipotética comparecencia el fin de semana.

Ese giro se percibió en las palabras de la portavoz, María Jesús Montero. "Todos los ministerios", reconoció, están trabajando por si Sanidad da la orden de endurecer las condiciones del estado de alarma, para tener las medidas trabajadas y se puedan implantar de inmediato.

Y es que la presión va en aumento. Varios presidentes autonómicos plantearon a Sánchez el pasado domingo que había que endurecer el aislamiento, parar la actividad de los sectores no esenciales, como acababa de hacer Italia. El líder socialista, según relataron al término algunos de ellos, consultados por este diario, no se negó en redondo, aunque sí reivindicó que medidas que entraron en vigor en España con la declaración de alarma, el 14 de marzo, iban por delante de las tomadas en otros países.

Sánchez incidía en que hay que "utilizar el bisturí para no amputar ningún nervio" que haga más duro el confinamiento o entorpezca la recuperación


Lo mismo dijo en su comparecencia en el pleno del Congreso del pasado miércoles. Subrayó que había que "ponderar", buscar el equilibrio. "A la hora de actuar, es preciso utilizar el bisturí para no amputar ningún nervio de nuestro organismo social que comprometa el propio sostenimiento de la población confinada o la ulterior recuperación", sostuvo. El razonamiento empleado es que la economía prácticamente está paralizada, y detener la poca que esté activa y no sea esencial (como la construcción o la industria no alimentaria o sanitaria) puede luego dificultar el rebote. Sin embargo, el PP y formaciones aliadas del Ejecutivo entendían que es preciso, para frenar la curva de contagios, ser más estrictos. Parar (casi) todo, señalan, para que el confinamiento sea más corto y se salga antes del agujero.

Aplicar "con rigor" el decreto

El debate, sin embargo, estaba instalado en el Ejecutivo. Y los datos de Covid-19 no son buenos. Son ya 64.059 los infectados —según el registro facilitado por Sanidad este viernes a las 11:30—, 4.858 los fallecidos, 4.165 los ingresados en la UCI y 9.357 los curados. Este viernes, la Cadena SER adelantó el borrador de una orden, de nueve folios, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en el que lista las actividades esenciales o de especial consideración, que son las ligadas a la industria alimentaria y a la producción de bienes de primera necesidad, la fabricación textil (para aprovisionar a sanitarios y protegerlos) y la industria química y farmacéutica. "Todo está en estudio", indicaban desde la Moncloa, advirtiendo de que no estaba decidido aún ampliar el arco de restricciones.

Los ministerios preparan "medidas adicionales" para que se puedan aplicar "desde el minuto cero" en cuanto Sanidad aconseje tomarlas

Montero, preguntada por ese posible endurecimiento de las medidas, insistió en que el Gobierno ha defendido siempre que el decreto aprobado y en vigor, y que seguirá vivo hasta al menos el 11 de abril, es "drástico", y "lo importante es aplicar con rigor" todo lo contenido en la declaración de alarma. Sin embargo, reconoció, el Gobierno analiza las actuaciones desplegadas en otros países.

El Gobierno prepara ahora el terreno para ampliar restricciones y reducir la actividad

"Todos los ministerios estamos trabajando anticipadamente todas las medidas que se podrían plantear en caso de que la autoridad sanitaria, solo y exclusivamete en función de los datos que cada día tiene, pueda exponer al Gobierno. Puede ser que los ministerios estén trabajando en diferentes líneas, como esa actividad reducida, pero en el momento en que el Gobierno apruebe cualquier medida, así lo anunciará y así lo trasladará", indicó Montero.

Para la portavoz, "es importante que los ministerios tengan previstos cualquier escenario que la autoridad sanitaria pueda plantear", porque "todos los ministerios están a disposición" de Sanidad, porque la "emergencia sanitaria es la clave". Esto "no es óbice para que cada uno trabaje en todos los escenarios posibles", de manera que, para cuando sea necesario, ya que la situación es "dinámica", haya "medidas adicionales preparadas para que en el minuto cero se puedan dictar". Montero repitió que el Ejecutivo está "monitorizando" todo lo que ocurre y actuará guiado por el criterio de los expertos. Pero el "único tratamiento" recetado, reforzó, es la disciplina social del conjunto de la ciudadanía. Si finalmente hubiese un refuerzo de las medidas, podría anunciarlo el propio Sánchez durante el fin de semana. El domingo se reúne por videoconferencia, y por tercera vez, con los presidentes autonómicos, marco que ya utilizó hace una semana para anticipar la prórroga de la alarma.

La megacompra de material sanitario anunciada esta semana por el titular de Sanidad, Salvador Illa, ha implicado también el liderazgo de Hacienda y la compañía de Exteriores e Industria. Montero precisó que no es que su departamento "asuma la gestión", es que "todo el Gobierno" está "a disposición" de lo que mande Illa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios