El virus se ceba en las residencias: "Hay que sacar ya a los ancianos contagiados"
  1. España
se multiplican los casos por toda españa

El virus se ceba en las residencias: "Hay que sacar ya a los ancianos contagiados"

Los casos se multiplican por toda España: son los más vulnerables, pero, con los hospitales saturados y las UCI colapsadas, no son "candidatos a hospital". ¿Qué hacer entonces?

Foto: El virus se ceba en las residencias: "Hay que sacar ya a los ancianos contagiados"
El virus se ceba en las residencias: "Hay que sacar ya a los ancianos contagiados"

El coronavirus está diezmando las residencias de ancianos españolas: 18 muertos y 75 contagios en Montehermoso, Madrid; 14 fallecidos más en el centro Elder de Tomelloso; ocho en la residencia San Martín de Vitoria, con medio centenar de contagiados; seis muertos en Capellades, en la Fundación Consorts Guasch; más casos en Torrent, Alcoi, Viladecans... Decenas de residentes muertos ya, hasta el último brote conocido en la residencia Montserrat Caballé de Mensajeros de la Paz en Barajas, con cuatro ancianos fallecidos por el Covid-19 y otros dos sospechosos. Mientras los familiares esperan noticias sin poder visitar a sus mayores desde el 9 de marzo, el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) pide "un plan nacional urgente para aislar a los ancianos infectados de una manera digna y evitar, sobre todo, que contagien al resto de residentes y a los trabajadores".

El padre Ángel está abatido. Con un hilo de voz, agradece al "Gobierno de la Comunidad de Madrid que ya tenemos las mascarillas, aunque para ellos [los ancianos muertos] ya sea tarde". "Vamos a poner todos los medios —dice el presidente de Mensajeros de la Paz— para intentar controlarlo. Los trabajadores de la residencia están doblando turnos, estamos muy preocupados, pero vamos a salvar a nuestros mayores...". El sacerdote, después de varios días viendo cómo el Covid-19 hacía estragos en una de sus residencias, había llegado a pedir hasta "la intervención de la UME". A esta voz se une la del consejero de Asuntos Sociales de Madrid, Alberto Reyero, que ha pedido también este jueves que la UME acuda a desinfectar las residencias.

"El miedo continuo a que entre el virus influye en mi día a día. Más que por contagiar a mis propias hijas, tengo miedo a contagiar a los residentes"

"El miedo continuo influye en nuestra rutina diaria", dice Lidia Álvarez, terapeuta y adjunta a la dirección de la Residencia Madre Maravillas de Getafe, con medio centenar de residentes. Allí, de momento, no han tenido ningún caso. "Intentamos mantener la calma, porque la carga emocional es grande por eso, por el miedo a que entre el virus. Estamos teniendo mucho cuidado para no ser contagiados en el exterior y evitar que el Covid-19 entre en el centro. Mis desplazamientos se limitan del trabajo al domicilio y al revés. Más que miedo por contagiar a mis propias hijas, tengo miedo a contagiar a los residentes: sé las consecuencias en ellos, que serían mucho más graves".

Los profesionales de las residencias saben lo que significa la aparición de un brote de Covid-19 como el que está afectando a numerosos centros, y más en estos momentos. El protocolo establecido por la Sociedad de Medicina Intensiva para esta crisis, publicado hace apenas dos días, establece que “en situación de saturación o desbordamiento, es necesario priorizar la atención de los casos potencialmente más recuperables”. El anciano que llegue con coronavirus a los hospitales en la actual situación no irá a la UCI ni será intubado. Por ello, los distintos servicios regionales de Salud han ordenado a las residencias que siempre que haya un caso sospechoso, se pongan en contacto con el hospital de referencia para valorar si el anciano será derivado o si deberá permanecer y ser tratado, si hay medios, en la residencia.

No son candidatos a hospital

Así sucede ante los casos respiratorios sospechosos en ancianos que han aparecido estos días. "En otra situación —dice Lidia—, algunos de esos pacientes habrían sido derivados al hospital, dado que allí disponen de pruebas complementarias que nosotros no tenemos y de medicación intravenosa de uso hospitalario. Ahora, nuestro hospital de referencia ha preferido ofrecernos la medicación hospitalaria para el manejo del paciente en nuestro centro" y que no vaya a un hospital saturado.

"En esta situación de saturación, los ancianos que son contagiados no son candidatos a hospital: no los van a intubar ni les conectarán a un respirador"

Las cifras lo demuestran: los ancianos son la población más vulnerablemás del 90% de los fallecidos en España por el Covid-19 tenían más de 75 años o patologías previas—, pero, también, que ahora mismo, con el sistema sanitario saturado y al borde del colapso, son un 'problema' añadido si son contagiados. "En esta situación, los ancianos que son contagiados no son candidatos a hospital: no los van a intubar ni les van a conectar a un respirador", ya que prácticamente no hay. José Augusto García Navarro es presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) que este mismo miércoles emitía, a través de su grupo de expertos médicos de residencias, una serie de pautas para el Ministerio de Sanidad para la gestión de la epidemia de Covid-19 en residencias de personas mayores.

García Navarro afirma que "el coronavirus ha desbordado el sistema sanitario y hasta el social. Ha tensionado el sistema con la asistencia a los casos de agudos, las UCI, faltan respiradores... Y hemos dejado en segundo plano la mortalidad de los más vulnerables. Son personas con muchos trastornos de movilidad, incluso más del 50% de los mayores en residencias tiene algún trastorno cognitivo, por lo que no se les puede decir que no toquen algo o no se quiten la mascarilla... Necesitan ayuda para vestirse, para lavarse, para andar. Cuando uno se contagia, es enormemente fácil que contagie a sus compañeros y a los trabajadores que los cuidan".

El plan de contingencia elaborado por los expertos de medicina intensiva el pasado 16 de marzo deja claro, además, que "si un paciente no cumple los criterios de inclusión [para la UCI], deberá permanecer en hospitalización convencional y ser reevaluado", y uno de esos criterios es "mal pronóstico a pesar de admisión en UCI" o "deterioro cognitivo severo" previo a la infección, lo que afectaría a buena parte de los ancianos. Para García Navarro, "no tiene sentido el traslado a los hospitales convencionales, que están colapsados. Estos ancianos necesitan ayuda para lavarse, levantarse, cambios posturales... El contacto con ellos es muy intenso, necesitan más atención que un enfermo normal y los hospitales están saturados".

Un plan para sacarlos de las residencias

Sin embargo, el brote sigue entrando en las residencias. La solución, según la SEGG, es exigir "un plan único de actuación para todas las residencias públicas y privadas, para evitar que estos ancianos infectados contagien a sus compañeros y a los trabajadores sanitarios y, además, colapsen los hospitales". La SEGG propone que se evalúen las necesidades de cada territorio "y se destinen equipamientos para estos ancianos: en una zona, puede ser una residencia entera, en otra, el ala de un hospital, incluso destinar algunos de los hoteles que se van a habilitar. Hay que sacarlos de las residencias, porque la mayoría están concebidas con espacios para que los ancianos interactúen y allí acabarán contagiando al resto. Pero hay que darles un sitio digno".

"Hay que sacarlos de las residencias: están concebidas con espacios para que los ancianos interactúen y allí acabarán contagiando al resto"

De momento, los familiares de los ancianos de centros afectados siguen a la espera. Dentro de muchas residencias, hay una sensación total de incertidumbre. Y miedo, mucho miedo, ante la falta de información. "No se nos ha proporcionado por ningún medio, ni oficial ni no oficial, una guía de actuación desde las autoridades sanitarias competentes". Así empezaba la comunicación a los familiares de sus residentes la dirección de la residencia de mayores Siglo XXI, de Guadalajara. Allí sí ha entrado el Covid-19. Y el documento es un diario del descenso a los infiernos que se está viviendo estos días en muchos de estos centros:

El diario del 'descenso a los infiernos'

"Lunes 9 de marzo: se inicia el aislamiento preventivo de todo residente que presente clínica respiratoria y/o fiebre.

Martes, 10 de marzo: se contacta con el 112 para informar de que tenemos residentes con infección respiratoria y fiebre. Se nos responde que no existen indicaciones para tomar medidas excepcionales y que sigamos actuando de forma ordinaria. Aun así, se decide mantener en aislamiento respiratorio a esos pacientes...

Jueves 12 de marzo: contactamos nuevamente con el 112, dado que los casos de infección respiratoria siguen aumentando y llegan a cinco. Están todos estos casos en la cuarta planta. Se nos recomienda mantener las medidas de aislamiento y se nos informa de que al día siguiente vendrá personal sanitario para tomar muestra de estos residentes y realizar la prueba. El personal que los atiende tiene destinado todo el material, aunque es muy limitado.

Viernes 13 de marzo: acude el personal sanitario del hospital y realiza las pruebas a los cinco sospechosos.

Un brote de coronavirus se cobra la vida de decenas de personas en varias residencias de ancianos

Domingo 15 de marzo: el epidemiólogo nos informa de que cuatro de las pruebas han resultado positivas. Se le transmite la situación crítica de falta de material de protección en la que nos encontramos y la necesidad de una respuesta institucional por parte del Sescam [Sanidad de Castilla-La Mancha].

Lunes 16: se intentan tomar medidas de seguridad teniendo en cuenta que todo el personal sanitario de la residencia, médicos, enfermeras y un porcentaje de los auxiliares han estado en contacto con los positivos. Una situación que nos sobrepasa a todos.

Jueves 19 de marzo: Tenemos en la cuarta planta 2 casos confirmados, 7 sospechosos (aún no tenemos información de si les van o no a realizar la prueba). Fuera de la cuarta planta tenemos 4 residentes aislados por sos pecha baja. Tenemos que lamentar el fallecimiento de 2 de nuestros residentes ambos infectados por Covid19, uno en la residencia y otro en el hospital. (...) El doctor B. y 2 enfermeos, al haber presentado síntomas, se encuentran aislados en su domicilio a la espera de que se realicen las pruebas (...) Dado que esta situación se prolongará, nos va a faltar material para proteger a los residentes y trabajadores. Por ello hemos iniciado en la residencia la confección por parte de los trabajadores en sus casas y de voluntarios, de batas de tela para minimizar los riesgos de contagio...

Este es el diario de la infección en muchas de las residencias afectadas: en Montehermoso, en San Martín, en Tomelloso... A muchas, ni siquiera les llegarán las mascarillas o el material que habían comprado a los proveedores porque, como nos cuenta Lidia, "algunos de ellos estaban desabastecidos y otros nos han comentado que, estando ya en reparto hacia los centros de mayores, los Cuerpos de Seguridad se las han requisado" siguiendo la orden del Ministerio de Sanidad. Para el presidente de la SEGG, la única manera "de frenar los contagios y dar una oportunidad al resto de ancianos es destinar centros específicos para estos ancianos contagiados. Estamos aún a tiempo". El padre Ángel, con su hilo de voz, dice seguir "muy preocupado".

Coronavirus Ministerio de Sanidad Sanidad pública Sanidad
El redactor recomienda