LOS PEDIDOS DE COMUNIDADES SE ACUMULAN

España busca con urgencia mil respiradores en un mercado sin capacidad de suministro

Alemania ha prohibido la exportación de estos aparatos, clave para las largas estancias de los infectados críticos. China ha donado maquinaria a Italia como gesto diplomático

Foto: El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón (d), asiste a la reunión del comité de Evaluación y Seguimiento del Coronavirus presidida por Pedro Sánchez (2i). (EFE)
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón (d), asiste a la reunión del comité de Evaluación y Seguimiento del Coronavirus presidida por Pedro Sánchez (2i). (EFE)
Adelantado en

Los pedidos se acumulan. Los fabricantes de respiradores artificiales han recibido en la última semana un alud de peticiones de ventiladores artificiales, clave para mantener a los pacientes graves con coronavirus en sus largas estancias, según fuentes del sector. Hospitales y comunidades están reclamando estos equipos en oleada. Sin embargo, no hay 'stock'. "Tengo unos 20 y Alemania no deja exportar más. Llega tarde. Estamos hablando con la fábrica", comenta un directivo de una multinacional que pide el anonimato. Ante la epidemia, los hospitales crean unidades de cuidados intermedios y pasan pacientes a las camas de reanimación para no saturar las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Pero necesitarán estas máquinas si sigue el aumento de casos.

El problema del coronavirus no es que sature las Urgencias, algo habitual en cualquier pico de gripe. Lo que complica su gestión es que un porcentaje menor pero significativo de pacientes acaba en la UCI, y una vez allí tienen estancias largas. "Pueden estar 20 días, y 20 pacientes te saturan la UCI, porque además esas camas las necesitas, en la mayoría de los casos, no son pacientes programados", explica un directivo de un centro.

España busca con urgencia mil respiradores en un mercado sin capacidad de suministro

María Jesús Rodríguez Nieto, presidenta de Neumomadrid, que agrupa a los neumólogos de la comunidad, coincide: "Lo que sabemos por lo que han publicado nuestros compañeros italianos y chinos es que el 20% de los pacientes con coronavirus tiene una alteración pulmonar importante que precisa internamiento. De ellos, la mitad deriva a insuficiencia respiratoria, que requiere apoyo ventilatorio suplementario. Eso son muchos pacientes, y nuestros compañeros italianos en lo que más hacen énfasis es en la alta demanda de soporte ventilatorio".

Los hospitales madrileños están creando lo que los expertos llaman unidades de cuidados intermedios, plantas habilitadas con respiradores artificiales para los pacientes con coronavirus en previsión de que siga el aumento de casos. Pero el problema es que no es fácil encontrar estos aparatos. Un directivo de un centro de la Comunidad explica que ha pedido más respiradores pero que los proveedores no dan fecha de entrega porque la cadena de suministro no da abasto. "No hay 'stock", contestan en uno de los principales fabricantes.

"Cuantos más respiratorios tengamos mejor, porque los pacientes no mejoran rápidamente y pasan 15, 20 o 30 días en la UCI. Estamos todos intentando ampliar el número en nuestros hospitales. Ahora mismo, todo el mundo intenta comprar respiradores. Nosotros los pedimos hace días y los conseguimos", señala Rodríguez, que pone en valor estas unidades intermedias: "Ya existen en algunos hospitales, dan soporte de manera no invasiva y previenen ingresos en la UCI. Los neumólogos hemos trabajado en estas unidades desde hace años". Según los datos de Sanidad, en España había ayer 142 personas ingresadas en la UCI. De ellas, 102 estaban en Madrid.

El problema es global. El mercado mundial de respiradores está colapsado. Alemania prohibió la semana pasada la exportación de material médico, lo que afecta a Draeger, uno de los fabricantes del sector y que produce allí. China ha acordado el envío de 1.000 respiradores a Italia como gesto diplomático, una cantidad como la que fuentes sanitarias cifran que hay en pedido. El portavoz de Sanidad, Fernando Simón, aludió en su rueda de prensa diaria a que China liberará más material sanitario conforme siga venciendo al coronavirus.

El Gobierno aprobó un decreto ley el miércoles según el cual "cuando un medicamento o producto sanitario se vea afectado por excepcionales dificultades de abastecimiento y para garantizar su mejor distribución, la Administración Sanitaria del Estado, temporalmente, podrá establecer el suministro centralizado por la Administración".

España busca con urgencia mil respiradores en un mercado sin capacidad de suministro

Eso ya ha servido para una compra conjunta de mascarillas y equipos de protección individual para personal sanitario. La primera operación la realizó el miércoles con el reparto de "410.000 mascarillas quirúrgicas y de protección respiratoria, 130.000 de ellas destinadas a la Comunidad de Madrid". Para los próximos días, prepara un segundo reparto de 500.000 mascarillas más.

La sanidad afronta su prueba de fuego con esta epidemia. Lógicamente, no está dimensionada para este volumen de pacientes infecciosos —como ninguna autovía lo está para el caso de que medio Madrid decida salir de golpe—, pero sí llega después de una larga crisis económica que ha afectado la inversión. La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) advirtió en diciembre de la elevada edad media de los aparatos médicos en los hospitales españoles. Según el informe, en 2018, el 67% de los aparatos de soporte vital tenía más de 10 años y el 19%, más de cinco.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios