RUEDA DE PRENSA EN NUEVA YORK

Sánchez exige a Torra que condene la violencia y mira "con distancia" a Errejón

Pide al 'president' que denuncie las acciones violentas si quiere desligarlas del independentismo. Sostiene que lo que está reconfigurándose es el "espacio político que representó UP"

Foto: Pedro Sánchez, este 25 de septiembre a su llegada a la sede de la ONU en Nueva York. (EFE)
Pedro Sánchez, este 25 de septiembre a su llegada a la sede de la ONU en Nueva York. (EFE)

Pedro Sánchez y su equipo se confiesan no preocupados por la irrupción de Íñigo Errejón a la arena política nacional. No les concierne como tal. Es la idea que el presidente y Ferraz quieren proyectar. Se trata de una mera "recomposición" del espacio que representaba (en pasado) Unidas Podemos. Nada que ver con el del PSOE.

Los resultados de las urnas del 10-N dirán si la lectura que quieren instalar los socialistas es correcta o no. Si la nueva marca patrocinada por el exportavoz morado detrae votos a la formación de Pablo Iglesias o también al PSOE. Pero hasta ese momento el jefe del Ejecutivo en funciones y su cúpula desean trasladar tranquilidad y seguridad en su proyecto. Eso explica las palabras del propio Sánchez desde Nueva York, las primeras que salían de su boca en declaraciones públicas. Su primera comparecencia en este viaje que se prolonga hasta mañana jueves, y en la que también dirigió un duro mensaje al 'president' Quim Torra: le exigió que condene todos los actos violentos de grupos separatistas si quiere que no haya "ningún tipo de vínculo" del independentismo con la violencia. Una forma de señalar cada vez más el abismo que le separa de los soberanistas. Sánchez, además, no se quiso comprometer con ninguna fecha concreta para la exhumación de Francisco Franco, más allá de señalar la voluntad del Gobierno de que se haga pronto, muy pronto.

[Consulte aquí en PDF la transcripción de la rueda de prensa de Pedro Sánchez]

"Yo creo que somos testigos de una recomposición del espacio político que representó en el pasado Unidas Podemos y sus confluencias. ¿Cómo lo vemos, en este caso como líder del PSOE? Con cierta distancia, con respeto, sin ninguna voluntad de inmiscuirnos en ningún asunto interno de otras fuerzas políticas", aseguró el presidente en rueda de prensa en la ciudad estadounidense, tras la Cumbre de Acción Climática y la Asamblea General de la ONU. No hubo forma de sacarle de esa reflexión que llevaba ya preparada. Ese era su mensaje, expresado en la tarde de este miércoles —mañana al otro lado del Atlántico—, apenas minutos antes de que, en Madrid, Errejón solemnizara su decisión de concurrir como candidato a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales bajo las siglas de Más País.

Sánchez asegura que no quiere "inmiscuirse" en las cuitas internas de otros partidos. El lunes afirmó que sí ve a Errejón "más posibilista" que Iglesias


El jefe del Ejecutivo entiende que no debe añadir más, porque se trata de una reconfiguración "del espacio a la izquierda del PSOE" y que por tanto no le afecta. Ni siquiera quiso adelantar si cree que será más fácil trenzar acuerdos con Errejón. No obstante, este pasado lunes, en una conversación con los periodistas españoles desplazados a Nueva York, afirmó que percibe al dirigente madrileño como "más posibilista" que Iglesias. En su dirección creen que sí será mucho más fácil pactar con el exdirigente morado, y que eso abaratará el coste de la alianza con UP, cuyos diputados seguirán siendo necesarios para alcanzar una mayoría. En Ferraz existe el convencimiento de que Errejón no robará votos al PSOE, aunque hay cuadros y miembros del Ejecutivo que no comparten esa visión tan optimista.

"Progresista, estable y coherente"

A partir de ahí, el presidente integró el mensaje que machacará de aquí a las elecciones: los españoles deben responder a una "simple pregunta", si quieren "abandonar la interinidad y provisionalidad" en que España vive desde hace cinco años, y abrir una "etapa con un Gobierno estable y coherente". El "reto", siguió, es conseguir movilizar a los "millones de ciudadanos progresistas" que participaron en las generales del 28-A, pero también convencer a aquellos que apostaron por formaciones cuyos líderes no han "contribuido a la estabilidad del país".

"Representamos una izquierda constitucionalista, moderada, reformista, que quiere dar una respuesta con convicciones progresistas, pero no aventurera"

Sánchez insistió en que todo su propósito, desde las anteriores elecciones, ha sido construir un Gobierno "progresista, estable y coherente", que se reconociera que el PSOE ganó en las urnas y que no había una "mayoría alternativa". Quería armar un Ejecutivo que no dependiera de los independentistas y con una "única visión de los principales problemas del país". Entonces hiló con el relato de las culpas: si no hay un Gabinete progresista, es por el "bloqueo" al que le sometieron, si no hay un Gobierno estable es porque PP y Cs dieron a las formaciones secesionistas "la llave", y si no hay un Ejecutivo "coherente" es porque Unidas Podemos quería uno "compartimentado". La conclusión a la que el PSOE quiere llevar a los votantes es que "solo una fuerza puede garantizar eso: progresismo, estabilidad y coherencia", y es la suya, la que él encabece.

Sánchez exige a Torra que condene la violencia y mira "con distancia" a Errejón

"Partimos de una premisa falsa: los votos no son de los partidos políticos, son de los ciudadanos. Es así de sencillo", remarcó, para agregar que el PSOE "está donde siempre ha estado". "Representamos una izquierda constitucionalista, una izquierda moderada, reformista, positiva, constructiva, que quiere dar una respuesta con convicciones progresistas, pero no aventurera, a muchos de los problemas que tenemos como sociedades". "Nosotros no miramos a un lado o hacia otros —prosiguió—, simplemente reivindicamos un espacio que hoy por hoy es mayoritario en la sociedad española que es el espacio de la socialdemocracia". Una apreciación que ya recogió en la carta remitida a las bases de su partido el pasado fin de semana.

Y precisamente como los votos "son de los ciudadanos", entiende que ahora las fuerzas políticas han de "ganarse su confianza y salir a explicar". El PSOE acudirá con un programa electoral que presentará el mes próximo y que incorporará las 370 medidas que incluyó en el documento ofrecido a Unidas Podemos y que eran fruto de las aportaciones de la sociedad civil. También se recogerá la propuesta de crear un comité para evaluar el grado de cumplimiento del programa.

"Una victoria para la democracia"

Sánchez fue preguntado por las detenciones de los autodenominados CDR de esta misma semana. El 'president' dijo este mismo miércoles que no permitirá que se asocie separatismo con terrorismo. "Si no quiere que haya ningún tipo de duda sobre ningún tipo de vínculo entre el independentismo y cualquier tipo de acción radical violenta, lo que tiene que hacer Torra es condenar cualquier hipótesis de que eso se pueda producir por algún grupo vinculado con el independentismo —respondió el presidente—. Eso es así de sencillo y eso es lo que me gustaría escuchar por parte del señor Torra".

"Si Torra no quiere que se le relacione con cualquier tipo de acción violenta tiene que criticar y condenar cualquier tipo de uso de la violencia", subraya

"Si no quiere que se le relacione con cualquier tipo de acción violenta tiene que criticar y condenar cualquier tipo de uso de la violencia", abundó. La pretensión evidente de Sánchez es lanzar mensajes claros, duros y directos al electorado: no tiene ningún tipo de componenda con los soberanistas, por mucho que la derecha le sitúe como amigo de ellos.

Sánchez exige a Torra que condene la violencia y mira "con distancia" a Errejón

El jefe del Govern se llevó otro rejonazo de Sánchez: cree que "tiene dificultades a la hora de entender cómo funciona el Estado social y democrático de derecho". Torra no entiende, siguió el líder socialista, que en una democracia las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actúan por orden de los jueces, y estos no dependen del Gobierno.

Sánchez exige a Torra que condene la violencia y mira "con distancia" a Errejón

El tercer paquete de preguntas se ligaba a la exhumación de Franco. Sánchez evitó dar una fecha: la democracia española, dijo, "está muy cerca, muy muy cerca de retirar un espacio público muy simbólico de nuestro país, emocionalmente simbólico para muchísimos millones de españoles y españolas". Y esa es "una extraordinaria noticia". La sentencia del Supremo, que avala los planes del Ejecutivo, es una "victoria" para la democracia y por eso el Gobierno, "más pronto que tarde" —"en cuanto podamos"—, procederá a ejecutar el fallo.

Y frente a las críticas de la derecha, que incidieron en que la decisión del TS y la salida del dictador del Valle de los Caídos divide a la sociedad, el presidente defendió que "ni la justicia, ni la dignidad, ni la memoria" puede partir a los ciudadanos. "Es todo lo contrario, une a los españoles", remachó, para mostrar la "satisfacción" de su Ejecutivo con la sentencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios