REPETICIÓN ELECTORAL

Íñigo Errejón negocia con Carmena para que encabece su lista por Madrid el 10-N

Para algunos miembros de Más Madrid, solo tendría sentido presentar otra candidatura a la izquierda del PSOE si es la exalcaldesa de Madrid la que se pone al frente de la misma

Foto: Manuela Carmena e Íñigo Errejón, durante el acto de cierre de la campaña de Más Madrid para las elecciones municipales y autonómicas. (EFE)
Manuela Carmena e Íñigo Errejón, durante el acto de cierre de la campaña de Más Madrid para las elecciones municipales y autonómicas. (EFE)
Adelantado en

El debate interno en Más Madrid se está decantando por la opción de presentar una candidatura propia en la repetición electoral del 10-N, que se limitaría a concurrir por la circunscripción madrileña, pero Íñigo Errejón se resiste a correr el riesgo y se piensa en la exalcaldesa Manuela Carmena como la mejor figura para encabezar una hipotética lista. Primero es necesario convencerla para dar el paso, limando desavenencias que ya surgieron tras el 26-M. Aunque desde el entorno de la exalcaldesa reconocen que "tiene mono" de política institucional, los socialistas también la han tanteado para ocupar puestos de responsabilidad. Así lo reconocía el propio Pedro Sánchez tras la investidura fallida, al afirmar que "reúne sin duda alguna el perfil adecuado para entrar en el Gobierno". La pasada semana, se la vio en un acto público con la secretaria de Estado de España Global, Irene Lozano.

Para algunos miembros del proyecto, solo tendría sentido presentar otra candidatura a la izquierda del PSOE, lo que cada vez demandan más voces vinculadas a Más Madrid tanto de forma pública como privada, si es Carmena quien la encabeza. Todo dependería, entre quienes descartan a Errejón por una cuestión de tiempos y estrategia, de si la persuaden o no para ello, en un momento en que dice estar más centrada en la escritura de libros, tertulias y la creación de una fundación. Su convencimiento es que cuentan con una ventana de oportunidad en el actual contexto de bloqueo político, ante el hastío del electorado de izquierdas por el fracaso de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos.

El interés por tener representación en el Congreso de los Diputados se traduce en la necesidad de crear cuadros para un proyecto que todavía está en plena construcción —y cuya fundación oficial se fijó para este otoño—, obtener recursos económicos y humanos para su desarrollo y, principalmente, ganar visibilidad en la política estatal. Una avanzadilla imprescindible de cara a extender este proyecto político de "la nueva izquierda" y amplificar sus mensajes más allá de la Asamblea de Madrid. La posibilidad de que sean determinantes para facilitar la formación de Gobierno, cuando la coalición entre Unidas Podemos y PSOE se aleja más de cara al 10-N, es otra de las claves que están en juego.

El que fuera número dos de Podemos siempre ha descartado su voluntad de presentarse en una candidatura al Congreso si se repetían elecciones, pero evitando cerrar la puerta a que su proyecto tenga representación en el Congreso si lo encabeza otra figura. Su obsesión en estos momentos pasa por desarrollar las bases de su nuevo partido y dotarlo de estructura. "Sin prisas" que hagan caer a Más Madrid en errores como los que habría cometido Podemos por su rápido y desordenado crecimiento.

Manuela Carmena e Íñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid. (EFE)
Manuela Carmena e Íñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid. (EFE)

La aspiración no pasa por que el proyecto se limite a ser una fuerza solamente regional, sino en hegemonizar el espacio a la izquierda del PSOE en un momento de recesión de Podemos, pero todavía no se darían las condiciones para extenderse territorialmente con garantías de éxito. Ni se han tejido alianzas territoriales o creado estructuras fuera de Madrid ni se han sentado las bases para convertirse en la referencia del espacio verde, una de las principales patas ideológicas de este proyecto político.

De momento, solo se han establecido contactos con algunos de los máximos exponentes del Partido Verde Europeo, como David Cormand, secretario nacional del Partido Europa Ecología-Los Verdes. También se está a la espera de que Equo defina en su congreso extraordinario del próximo mes de octubre una estrategia unitaria con su espacio. En este sentido, desde la dirección de Equo ya se reconocía el pasado mes de julio que la revisión de sus alianzas estaba sobre la mesa y que "el escenario cambia con el efecto Errejón, al igual que el panorama político, y tenemos que tener esto en cuenta para definir la estrategia de Equo, de cómo nos ubicamos y cómo convertirnos en la referencia verde a nivel estatal".

En Unidas Podemos, miran con recelo un escenario en el que tengan que competir electoralmente con su reciente escisión, pero entienden que los daños serán limitados y, en cualquier caso, compartidos con el PSOE, como ocurrió en las elecciones autonómicas y municipales en Madrid. Los socialistas, en cambio, presumen que el principal perjudicado sería Pablo Iglesias y no en pocas ocasiones han recurrido a la posibilidad de que Errejón diese el salto como arma de presión en las negociaciones con los morados. El asesor de Estrategia y Comunicación en el Gabinete de Presidencia del Gobierno, Manu Cavanilles, fue de los más directos al tuitear "todo tuyo, Errejón" minutos después de la investidura fallida de julio, que siguió desde la tribuna del Congreso.

El debate sigue abierto en Más Madrid respecto a sus movimientos de cara a la repetición electoral. Mientras se sopesan pros y contras, además de que se mira a Carmena, el argumentario se centra en repartir las culpas por igual a todas las formaciones políticas, sin distinción, señalando su "irresponsabilidad" y avanzando que los líderes que no consiguieron negociar están deslegitimados para volver a presentarse a las urnas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios