HIGUERAS PRESENTA BATALLA

Errejonistas y carmenistas se enfrentan por el liderazgo de la oposición en Madrid

El enfrentamiento interno ha salido a la esfera pública en el mismo momento en que Carmena renunciaba a su acta y ante el temor de Higueras a que fuese relegada a un plano secundario

Foto: La ex primera teniente de alcalde de Madrid Marta Higueras (d) y el candidato de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad, Íñigo Errejón (i). (EFE)
La ex primera teniente de alcalde de Madrid Marta Higueras (d) y el candidato de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad, Íñigo Errejón (i). (EFE)

La marcha de Manuela Carmena de la política activa, como ya había anunciado si no lograba revalidar la alcaldía, ha abierto un conflicto en el seno de Más Madrid respecto a quien toma los mandos del grupo municipal y, por tanto, lidera la oposición en el Ayuntamiento de la capital durante los próximos cuatro años. La número dos de Manuela Carmena, Marta Higueras, había mantenido en el aire su continuidad, relegando los planes de los impulsores de este nuevo partido para situar en la portavocía municipal a personas de la confianza de Íñigo Errejón, principalmente Rita Maestre como portavoz, pero también dando visibilidad a otros perfiles como los de Inés Sabanés. Durante los últimos días, Higueras y otros miembros del núcleo duro de Carmena han dado un paso al frente manifestando su voluntad de seguir liderando este proyecto y desde el errejonismo se plantearon alternativas para pilotar conjuntamente el grupo municipal, abriéndose a portavocías corales que no excluyesen a ningún sector.

Una propuesta que Higueras ha rechazó en un principio haciendo valer tanto su posición como número dos en la lista como el aura de sucesora de Carmena que la regidora le otorgó aún a costa de tener que romper con Podemos para ello. "Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen", advertía Higueras a través de las cuentas sociales poco antes de que arrancase la reunión del grupo municipal de Más Madrid para discutir sobre los nombramientos en su dirección. "Creo en un proyecto y creo en la defensa de los derechos de los ciudadanos", aseguraba para concluir que "por eso estoy en política". Finalmente se ha optado por una suerte de bicefalia, con Rita Maestre como "portavoz externa" y Marta Higueras como "portavoz orgánica". Fuentes del grupo municipal señalan que Maestre mantendrá sus mismas funciones como hasta ahora, siendo la cara visible de la formación e Higueras se centrará en la coordinación con los otros grupos.

El enfrentamiento interno ha salido a la esfera pública en el mismo momento en que Carmena renunciaba a su acta y ante el temor de Higueras y otras personas del entorno más cercano de la exalcaldesa de que fuesen relegados a posiciones secundarias. En la Asamblea de Madrid, el grupo parlamentario de Más Madrid ya constituyó su dirección y portavocías sin incluir a ningún carmenista, a pesar de que muchos de ellos ocuparon las primeras posiciones de la lista. La portavocía ha recaído en Íñigo Errejón, mientras que la presidencia será ostentada por Pablo Gómez Perpinyà, exportavoz de Podemos en Pozuelo de Alarcón, y la exdiputada en el Congreso Tania Sánchez será la secretaria general. Esta última será también segunda portavoz adjunta, detrás de Mónica García, quien en el tramo final de la anterior legislatura ya ejerció como presidenta del grupo de Podemos en la Asamblea, por influencia de Errejón, para ir moldeando su candidatura antes de abandonar las siglas del partido que contribuyó a fundar.

Las personas que situó Manuela Carmena en los primeros puestos de la lista electoral para la comunidad, y cuyos perfiles estaban más centrados en la gestión que en la dirección política, se quedan por tanto al margen de la cúpula del grupo parlamentario. Asimismo, el coordinador político será otra de las personas de mayor confianza de Errejón, aunque también de las más desconocidas: Antonio Sánchez. El conflicto interno tiene que ver con que el Ayuntamiento de Madrid es el principal escaparate de Más Madrid por su visibilidad en la política nacional, pero también porque se trata de una de sus mejores fuentes de recursos y formación de cuadros a través de los que articular las estructuras del partido. La voluntad de constituir Más Madrid como una formación política que aspira a erigirse como "la nueva izquierda" tiene mucho que ver con quienes serán sus altavoces en la Asamblea de Madrid y el Ayuntamiento.

Desde el entorno de los impulsores de Más Madrid cercanos a Errejón se había asumido que técnicos de los equipos y quizás algún cargo electo retomasen sus carreras profesionales. Finalmente no será así y tampoco parecen dispuestos a tener un papel político secundario. Higueras siempre ha estado a la sombra de Carmena, con quien comenzó a trabajar con ella hace 26 años, pero ya coincidiendo con las conflictivas negociaciones para elaborar la lista electoral se posicionó como la heredera de la excaldesa. "Si la pregunta es si me presentaría si no está Manuela, sí, me presentaría", respondía tajante en una entrevista con 'El País Semanal'.

Ahora vuelve a poner todas las cartas boca arriba torciendo los planes de los impulsores de Más Madrid para hegemonizar el denominado espacio del cambio, puesto que se trata de una plataforma construida desde arriba y sin apenas bases todavía. La visibilidad de liderazgos en las instituciones es crucial en un contexto así.

El perfil de Higueras ha sido pretendidamente más de gestora que de política al uso, pero ahora ha dado un paso adelante sorprendiendo a propios y extraños. Con todo, a nivel orgánico ya presentó varias batallas soterradas en las que se impuso. Una de ellas fue el exconcejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, a quien se enfrentó y acabó provocando su caída. El enfrentamiento entre Higueras y Sánchez Mato visualizó los dos modelos que intentaban convivir, no sin fricciones, en el seno del Gobierno municipal de Ahora Madrid.

Las controversias sobre la Ley de Estabilidad Presupuestaria acabaron por hacer estallar las fricciones entre el modelo posibilista y el rupturista. Acabó imponiéndose el primero, con el apoyo crucial de los socialistas. Fue la última disputa que provocó el cese del delegado de Economía y Hacienda, después haberse enfrentado por cuestiones como el IBI de los mercados municipales o el reglamento de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) —dependiente de Higueras— que finalmente excluyó la regularización de la situación de familias 'okupas' en pisos municipales.

Higueras también ganó el pulso al líder de Podemos en la ciudad de Madrid, el exJemad Julio Rodríguez. Tras meses de conflictivas negociaciones entre los equipos encabezados por Higueras y Rodríguez, con la vista puesta en quien heredaría del despacho de la alcaldía en el Palacio de Cibeles, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, acabó firmando un armisticio renunciando a disputarle el segundo puesto de la candidatura que no fue suficiente para revalidar la lista unitaria. Errejón no tiene en enfrente un simple perfil técnico.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios