la dos de carmena gana la batalla a podemos

Marta Higueras, la heredera al trono del Palacio de Cibeles que tumbó a un general

Tras meses de conflictivas negociaciones entre los equipos encabezados por Higueras y Rodríguez, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, firmaba este viernes los términos del armisticio

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y la primera teniente de alcalde, Marta Higueras (i), a su llegada a un Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y la primera teniente de alcalde, Marta Higueras (i), a su llegada a un Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Los conocimientos sobre el arte de la guerra de un General del Aire con cuatro estrellas, Julio Rodríguez, no han sido suficientes frente a las habilidades de una apasionada de los juegos de rol, Marta Higueras, quien confiesa su predilección por la figura del mago. Como en Juego de Tronos, el misticismo de los hechiceros tiene mucho que decir frente a la fuerza de los ejércitos. La concejala de Derechos Sociales en el Ayuntamiento de Madrid se ha impuesto así al exJemad y líder municipal de Podemos en la batalla por la sucesión al trono capitalino. La política, al menos en el ámbito del municipalismo, es más un juego de rol que la continuación de la guerra por otros medios, como fallidamente intentaron algunos sectores invirtiendo la definición de Clausewitz.

Tras meses de conflictivas negociaciones entre los equipos encabezados por Higueras y Rodríguez, con la vista puesta en quien heredaría del despacho de la alcaldía en el Palacio de Cibeles —pues todo apunta a que si Carmena es reelegida no agotaría la legislatura—, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, firmaba este viernes los términos del armisticio: "Es lo de menos que (Julio Rodríguez) sea el dos, el tres, el cuatro o el cinco. Lo fundamental es que ganemos las elecciones en Madrid y que Manuela sea alcaldesa", afirmaba con resignación en los micrófonos de la cadena Ser.

El movimiento definitivo de Carmena e Higueras ha sido anticiparse a las primarias de Podemos lanzando la plataforma electoral Más Madrid. Unos días antes, habían conseguido que los ediles de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid la acompañasen en la lista como independientes. Una apuesta arriesgada para obtener la victoria total, dejando a la formación morada sin margen de reacción y obligándola a sumarse a una candidatura cerrada y bajo sus condiciones, conscientes de que los costes de Podemos de romper la unidad serían inasumibles. "También es una plataforma abierta a organizaciones y partidos políticos que se identifiquen con estos planteamientos, a los que animamos a participar, no mediante un reparto de cuotas, sino aportando su experiencia", recoge el manifiesto que acompañó el lanzamiento de Más Madrid.

El movimiento definitivo de Carmena e Higueras ha sido anticiparse a las primarias de Podemos lanzando la plataforma electoral Más Madrid

"En la plataforma hay gente de Podemos, pero Julio Rodríguez no está", explicaba uno de los impulsores de Más Madrid, antes de su primera reunión de trabajo fuera de la clandestinidad. Fuentes del entorno de la alcaldesa ya deslizaban, coincidiendo con la crisis de los ediles de Podemos, que la única vía para reconducir la situación era que Julio Rodríguez diese un paso atrás. Una rendición que este viernes asumía en público el secretario general de Podemos.

Marta Higueras ya puso todas las cartas boca arriba, incluida la del mago, en una entrevista reportajeada de 'El País Semanal' hace dos semanas, para precipitar el fin de una partida que se inició hace más de un año: "Si la pregunta es si me presentaría si no está Manuela, sí, me presentaría". Unas palabras que detonaron en el cuartel general de Podemos, que esa misma noche se incendiaba con la decisión de la portavoz municipal, Rita Maestre, y los otros cinco ediles del partido, de no presentarse a las primarias del partido como marcan los estatutos.

La figura de Higueras, a pesar de sus omnipotentes competencias, todavía es una de las más desconocidas para la opinión pública. Siempre a la sombra de Carmena, desde que comenzó a trabajar con ella hace 26 años, su perfil pretendidamente más de gestora que de política al uso ha contribuido a este desconocimiento. Sin embargo, es la que primero conocieron y con quien más relación han tenido los poderes económicos de la capital. Es su interlocutora en el Ayuntamiento, junto al coordinador de la alcaldía Luis Cueto. El respeto que le profesa la oposición es inversamente proporcional a la estima política que le tienen los sectores más movimentistas de Ahora Madrid. No en vano, fue quien se enfrentó y provocó la caída del exconcejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

El enfrentamiento entre Higueras y Sánchez Mato visualizó los dos modelos que intentaban convivir en el seno del Gobierno: posibilistas y rupturistas

El enfrentamiento entre Higueras y Sánchez Mato visualizó los dos modelos que intentaban convivir, no sin fricciones, en el seno del Gobierno municipal de Ahora Madrid. Las controversias sobre la Ley de Estabilidad Presupuestaria acabaron por hacer estallar las fricciones entre el modelo posibilista y el rupturista. Acabó imponiéndose el primero, con el apoyo crucial de los socialistas. Fue la última disputa que provocó el cese del delegado de Economía y Hacienda, después haberse enfrentado por cuestiones como el IBI de los mercados municipales o el reglamento de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) —dependiente de Higueras— que finalmente excluyó la regularización de la situación de familias 'okupas' en pisos municipales.

Lugarteniente de Manuela Carmena, su entrada en la lista de Ahora Madrid fue una condición de la alcaldesa para liderar Ahora Madrid, un reto para el que la convenció el exsecretario general de Podemos en Madrid, Jesús Montero. Concurrió como número siete, pero la alcaldesa la quiso a su lado, como primera teniente de alcaldesa y otorgándole responsabilidades en una 'superconcejalía' que asumió competencias de diversas áreas, como vivienda (antes en Urbanismo) y Empleo (antes en Economía, Hacienda y Administraciones Públicas).

Lugarteniente de Manuela Carmena, su entrada en la lista de Ahora Madrid en 2015 fue una condición de la alcaldesa para presentarse a las elecciones

Comenzó entonces a construir un blindaje apartidista, independizándose aún más de Podemos e IU. La alcaldesa se enrocó así entre la 'Gerencia de la Ciudad', un nuevo órgano directivo al que se confiará todo el funcionamiento interno del Ayuntamiento, y la 'superconcejalía' de Marta Higueras. Al frente de la gerencia situó a Carmen Román Riechmann, quien fuera directora general de la Función Pública durante el Gobierno de José María Aznar. Se construyó así un armazón que con el paso de los meses se hizo impenetrable para buena parte de los ediles de Ahora Madrid. Además, se rodeó de funcionarios, en lugar de hacerlo de personal eventual, incluida su jefa de prensa.

La número dos del ayuntamiento madrileño fue directora de Justicia en el ejecutivo vasco del socialista Patxi López, tras doce años como asesora, y antes de aterrizar en Cibeles fue jefa de la Secretaría de la consejera María Antonia Lozano, en el Tribunal de Cuentas. Fue allí donde conoció a Carmena. Posteriormente, formó parte del Consejo General del Poder Judicial como Jefa de la Sección de Oficina Judicial. Su cuenta en el banco ha aumentado desde entonces en apenas 2.080 euros. Durante la campaña fue la 'punching-ball' de Carmena para los debates ('aka' Esperanza Aguirre). En pocos meses tendrá que hacerlo de Begoña Villacís, aunque todo parece indicar que Carmena está empeñada en reeditar la estrategia de campaña de 2015, y en una legislatura espera cambiar de rol y tener a su propio 'punching-ball'.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios