EN UN CONSEJO VIRTUAL celebrado de urgencia

El exJemad instigó la expulsión de los ediles de Podemos por "infracciones muy graves"

Pasados unos minutos de las 22:00, Julio Rodríguez instó a Ramón Espinar, en calidad de secretario general autonómico, que se sometiera a votación la expulsión de los concejales

Foto: El exJemad Julio Rodríguez. (EFE)
El exJemad Julio Rodríguez. (EFE)

Podemos vuelve a desgranarse tras otro terremoto con epicentro en Madrid. Esta vez no se trata de corrientes, sino del pulso entre Manuela Carmena y Pablo Iglesias por el control de Ahora Madrid, en el que se ha impuesto la alcaldesa arrastrando hacia su entorno a los ediles del partido, a costa de situarse fuera de Podemos, y blindándose de cualquier injerencia partidista. El conflicto ha escalado en pocas horas hasta explosionar anoche, generando un terremoto que todavía podría acarrear réplicas con consecuencias impredecibles para Podemos, el Gobierno municipal y las confluencias municipalistas.

A última hora de la mañana de ayer se descartaba intervenir políticamente en el incendio generado en Madrid tras la decisión de la portavoz municipal, Rita Maestre, y de otros cinco concejales de Podemos de presentarse en la candidatura de Manuela Carmena a las elecciones sin pasar por primarias. Una decisión que contravendría los estatutos de la formación y que situaba a la media docena de cargos de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid más cerca de presentarse como independientes, siguiendo los deseos de la alcaldesa, que como representantes de la formación liderada por Pablo Iglesias.

La pelota quedaba en el tejado de la comisión de garantías, cuyos tiempos burocráticos enfriarían el conflicto, y se evitaba la apertura de expedientes disciplinarios a corto plazo "para no avivar más el incendio". El propio secretario de Organización, Pablo Echenique, daba a entender a media mañana, tras la reunión de la ejecutiva estatal, que no correspondía tratar este asunto en los órganos de dirección. Todo cambió a mediodía y los acontecimientos fueron precipitándose hasta derivar en expulsiones ya bien entrada la noche, como adelantó este diario.

A las 14:05 se desconvoca la rueda de prensa prevista por el exJemad y líder municipal de Podemos, Julio Rodríguez, para presentar su candidatura. La decisión llamaba la atención de varios miembros del partido, porque esta marcha atrás, en lugar de tratar de sacar el foco mediático del conflicto y sofocarlo internamente, lo metía de lleno en la agenda mediática. Efectivamente, el paso atrás de Julio Rodríguez se convertía en una noticia en sí misma, pero en esos momentos ya había la determinación de tomar cartas en el asunto con todas las consecuencias.

Pablo Echenique daba a entender a media mañana, tras la reunión de la ejecutiva, que no correspondía tratar este asunto en los órganos de dirección

A primera hora de la tarde se convocaba una reunión de urgencia del órgano de dirección autonómico, que se celebraría de forma virtual a través de la herramienta de mensajería Telegram— rozando ya la noche. En primer lugar, y según las actas a las que ha tenido acceso este diario, se exponen los puntos del código ético y de los estatutos que habrían contravenido los ediles de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid. Se cita el artículo siete del código ético, que establece, entre otras cuestiones, “exigir y respetar que la elección de candidatos o candidatas a cualquier institución de representación política (cámaras municipales, diputaciones provinciales, parlamentos autonómicos, Congreso de los Diputados, Senado, Parlamento Europeo o cualquier otra) se lleve a cabo mediante elecciones primarias abiertas a toda la ciudadanía”. Asimismo, este mismo artículo obliga a “participar en las primarias de Podemos con total respeto al sistema de votación”. Por añadidura, se cita el punto 15 de dicho código, que determina que “el incumplimiento de los principios rectores recogidos en el código ético aprobado será considerado como infracción muy grave”.

Se expone también el punto tres de los estatutos, que recoge que “el desempeño de cargos públicos contra la decisión expresa de los órganos competentes de Podemos” es una infracción muy grave que puede provocar suspensión cautelar. Al igual que el punto 15: “Cuando se hayan producido otras situaciones irregulares o perjudiciales para la imagen de Podemos que a juicio del Consejo de Coordinación merezcan tal medida, especialmente aquellas situaciones que tengan que ver con la gestión pública o la actividad parlamentaria, los procesos electorales o el correcto funcionamiento de los órganos de Podemos”. Una resolución política argumentada y debatida en órganos de dirección.

En el caso de los inscritos de Podemos en el municipio de Madrid, Rita Maestre, José Manuel Calvo, Jorge García Castaño, Marta Gómez, Esther Gómez y Francisco Pérez, la secretaría municipal argumenta que acordó realizar unas primarias durante una reunión “el pasado día 9 de octubre de 2018, a las 19:00, en la C/Princesa 2, para elegir a los inscritos de Podemos que optarán a cargos públicos en las próximas elecciones municipales en el municipio de Madrid”. Asimismo, acordó participar en el proceso posterior a las primarias organizado por la plataforma electoral de Manuela Carmena.

Han rechazado ser elegidos mediante primarias, y por lo tanto han rechazado voluntariamente cumplir con los requisitos necesarios para representar como cargo público a Podemos

Se argumenta que “se realizan unas primarias para garantizar que las personas pertenecientes a Podemos elegidas por Manuela Carmena para formar parte de su lista hayan pasado previamente por los requisitos que exigen el código ético y los estatutos para ser cargo público representante de Podemos”. De este modo se concluye que “las personas que representan a Podemos en las instituciones tienen que ser elegidas en unas primarias por los inscritos de Podemos”. Esto lleva a indicar que Rita Maestre y el resto de concejales de Podemos “han rechazado ser elegidos mediante primarias, y por lo tanto han rechazado voluntariamente cumplir con los requisitos necesarios para representar como cargo público a Podemos, requisitos enumerados en su código ético y en sus estatutos”.

Como consecuencia, se acusa a Rita Maestre, José Manuel Calvo, Jorge García Castaño, Marta Gómez, Esther Gómez y Francisco Pérez de “estar quebrantando”, en el momento de ser elegidos para ser cargo público, los estatutos que dicen que no se puede producir: el desempeño de cargos públicos contra la decisión expresa de los órganos competentes de Podemos. Un quebrantamiento que se considera como una infracción muy grave.

Pasados unos minutos de las 22:00, y atendiendo a esta exposición de motivos, el exJemad Julio Rodríguez insta a Ramón Espinar, en calidad de secretario general autonómico, que se someta a votación la siguiente resolución:

"Por lo anterior, el Consejo de Coordinación del Consejo Ciudadano de la Comunidad de Madrid de Podemos, a petición de la Secretaría General del Consejo Ciudadano Municipal de Madrid, y de acuerdo al art. 71.5 de los Estatutos de Podemos acuerda abrir un expediente disciplinario, y de acuerdo con en el “artículo 77. De la medida cautelar de suspensión de los derechos de afiliación” acuerda una medida cautelar de suspensión de militancia a Rita Maestre, José Manuel Calvo, Jorge García Castaño, Marta Gómez, Esther Gómez y Francisco Pérez hasta que se resuelva la situación descrita anteriormente. La situación será resuelta en el momento que se produzca la elección de representantes definitivos en la lista electoral al Ayuntamiento de Madrid. En ese momento:

  1. Si deciden concurrir a las elecciones quebrantando el Código Ético y los Estatutos de Podemos, la suspensión será definitiva.

  2. 2) Si finalmente la intención pública manifestada de concurrir en las listas electorales sin haber sido elegidos en el proceso de primarias de Podemos no se concreta, la suspensión se anulará inmediatamente".

Julio [Rodríguez] no puede pretender imponerse a Manuela [Carmena], no podemos poner en riesgo el Gobierno de Madrid

La mayoría de los miembros de la dirección autonómica votan a favor de la suspensión cautelar de militancia. A pocos meses de las elecciones municipales, Podemos se queda sin representantes en el Ayuntamiento de Madrid, se visibiliza un conflicto interno a las puertas de la precampaña y se enturbian unas negociaciones que sitúan al exJemad con muchas menos posibilidades de integrar la candidatura de Manuela Carmena, que siempre se resistió a incluirlo en los primeros puestos de salida.

“Hay que seguir gobernando y revalidar Madrid, en vez de estar a peleas internas”, lamentaban fuentes del entorno de los concejales expulsados. “Estamos en la semana de presentar presupuestos”, añadían, al mismo tiempo que concluían que “Julio [Rodríguez] no puede pretender imponerse a Manuela [Carmena], no podemos poner en riesgo el gobierno de Madrid”. Esta situación inédita dibuja un futuro incierto para la candidatura y para Podemos. El secretario de Organización, Pablo Echenique, ya avanzaba este lunes: "No podemos permitirnos que las fuerzas democráticas vayamos por separado a las elecciones. Confiamos en que haya acuerdo en Madrid y en otras ciudades".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios