el psoe pierde una baza contra podemos

Errejón descarta presentarse a las generales en otoño y da alas a Iglesias frente a Sánchez

El líder de Más Madrid descarta presentarse si hay nuevas elecciones y la coordinadora de Podemos Andalucía recuerda que la vía portuguesa comporta exigencias de programa y que no es gratuita

Foto: El portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Íñigo Errejón. (EFE)
El portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Íñigo Errejón. (EFE)

Pedro Sánchez contaba ya antes de la investidura fallida con que la supuesta amenaza del salto de Íñigo Errejón a la arena política estatal si se repetían elecciones actuase como elemento de presión adicional para intentar atraer el apoyo de Unidas Podemos a su candidatura con un pacto cooperación, no de coalición. Tras su fracaso en la sesión de investidura, Moncloa volvía a echar mano de esta baza para redoblar la presión sobre los morados, dando cuenta de que tendrían un serio competidor en su espacio ante una repetición electoral. Primero era el asesor de Estrategia y Comunicación en el Gabinete de Presidencia del Gobierno, Manu Cavanilles, quien minutos después de la votación, que siguió desde la tribuna del Congreso, tuiteaba "todo tuyo, Errejón". Esa misma noche, el presidente del Gobierno en funciones insistía en esta línea argumental, durante una entrevista en Telecinco, asegurando que Manuela Carmena reunía "sin duda alguna el perfil adecuado para entrar en el Gobierno". Sin embargo, ahora se descarta desde el entorno de Errejón que su organización se vaya a presentar si hay nuevas elecciones.

El que fuera número dos de Podemos y ahora portavoz de Más Madrid en la Cámara regional no niega la posibilidad de que en un futuro más o menos cercano mire al plano estatal, pero sí lo descarta a corto plazo y, sobre todo, en los próximos meses. De producirse una repetición electoral, los comicios serían en noviembre, y no entrarían dentro de los plazos que se ha marcado en la hoja de ruta para seguir construyendo su propio proyecto político. "Ahora mismo estamos más centrados en poder tener una caseta de Más Madrid en las fiestas del verano de un pequeño pueblo de Madrid", ejemplifican fuentes cercanas a Errejón. "Construir por abajo" es ahora su principal cometido. En otoño, además, celebrarán un congreso fundacional. Con todo, hay voces dentro del proyecto que empujan a escalarlo a otros territorios, con socios como Compromís o En Marea.

En la línea de descartar su presencia en unas nuevas elecciones se manifestaba también esta semana el senador de Más Madrid Eduardo Rubiño, quien en declaraciones recogidas por Europa Press apuntaba que su formación estaba concentrada en "sentar las bases del partido en Madrid" porque es de "ámbito autonómico". "Tiene que tener unos órganos y una dirección que empezarán a funcionar a partir de otoño", añadía. Su proceso de constitución formal se llevará a cabo "sin prisas", según fuentes de Más Madrid, y aunque se comienzan a definir ya las líneas maestras, todavía no está claro si se celebrará un congreso fundacional al uso o algún otro tipo de formato para constituir los estatutos y órganos de esta organización política que aspira a erigirse como "la nueva izquierda".

Más Madrid busca también contar con otras formaciones aliadas, principalmente verdes, como es el caso de los ecosocialistas Equo, y el calendario trazado para consumar esta cooperación política también hace que se descarte la participación en una eventual repetición electoral. La marca española de los verdes europeos ha convocado una asamblea extraordinaria en octubre, previa al congreso fundacional de Más Madrid, con el objetivo de "sentar las bases de la renovación del partido".

El objetivo de esta asamblea extraordinaria pasa por realizar "una reflexión sobre la estrategia política del nuevo ciclo que se abre", que se enmarcaría en un proceso más amplio para la "renovación del partido", incluyendo los cargos en la ejecutiva, y posiblemente de revisión de estatutos. El coportavoz de Equo, Loïc Alejandro, reconocía a este diario ya el pasado mes de julio que la revisión de las alianzas está sobre la mesa y puso como ejemplo que en las pasadas elecciones europeas la militancia decidió confluir con Compromís en lugar de con Unidas Podemos. "El escenario cambia con el efecto Errejón, al igual que el panorama político, y tenemos que tener esto en cuenta para definir la estrategia de Equo, de cómo nos ubicamos y cómo convertirnos en la referencia verde a nivel estatal", añadía este coportavoz de los ecosocialistas.

No se trata de la única baza utilizada por Pedro Sánchez que pierde fuerza. Otra de ellas es la de alinearse con las voces internas dentro de Unidas Podemos que reclaman seguir el modelo portugués, con un apoyo desde fuera al Ejecutivo, como han reclamado Izquierda Unida para evitar elecciones y, principalmente, el sector Anticapitalistas que lidera la coordinadora del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez. De hecho, desde el PSOE se celebró que sectores internos apostasen por la vía portuguesa. "La propuesta de IU habrá que ver hasta dónde cambia la posición de Unidas Podemos. Respetamos el debate interno que puedan tener como lo que puede pasar en distintos territorios", apuntaba la presidenta del PSOE, Cristina Narbona.

"Se están utilizando cosas que decimos para darles la vuelta y no lo vamos a consentir", explicaba una fuente de la dirección de este sector. Al mismo tiempo, Rodríguez afeaba a Sánchez a través de las redes sociales que "no cuela", añadiendo que "se trata de que negocies en serio con UP derogar la reforma laboral, la ley Mordaza y el artículo 135, y aplicar una reforma fiscal para que los ricos paguen más. Y que los movimientos (no tus amigos) controlen al Gobierno". Desde su entorno aclaraban que buscaban dejar clara su posición, al entender que los socialistas estaban "jugando sucio" con el relato.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios