DECLARACIONES EN FERRAZ

El PSOE reitera que ya no habrá coalición y celebra la vía de IU para presionar a Podemos

"Habrá que ver hasta dónde cambia la posición de Unidas Podemos", subraya Narbona, quien insiste en que Sánchez, ya no como candidato, se dirigirá a los líderes para buscar el desbloqueo

Foto: La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, este 27 de julio en Ferraz. (EFE)
La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, este 27 de julio en Ferraz. (EFE)

El PSOE está dispuesto a taladrar en los oídos de Podemos que no habrá un Gobierno de coalición ya en ningún caso. Esa carta "ya no está sobre la mesa". Ni lo estará. La única opción que cabe y que está dispuesto a explorar es la que había defendido en un principio: un Ejecutivo de Pedro Sánchez en solitario con el apoyo externo de los morados y con un acuerdo programático por delante. La vía que ayer respaldó Izquierda Unida y que a los socialistas les sirve como palanca para presionar a Pablo Iglesias.

Gobierno y partido quieren trasladar que no se van de vacaciones este año porque ya está en marcha el plazo constitucional de dos meses para lograr una investidura viable. Por eso la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, también vicepresidenta primera del Senado, salió desde Ferraz a apuntalar el relato después de que durante la vertiginosa y finalmente fallida negociación con Unidas Podemos guardara silencio para no entorpecer el diálogo. Ahora todos los actores están en una nueva partida y los socialistas desean delimitar los límites del campo de juego.

Así, Narbona mantuvo que Sánchez "se dirigirá a los líderes" de las tres grandes formaciones políticas —PP, Ciudadanos y UP— para "abrir un espacio de conversación". Será él, añadió, quien "fijará el ritmo de las conversaciones y el contenido". No hay aún, por tanto, ni fechas ni orden del día. La dirigente del PSOE no precisó cuándo llegarán los siguientes movimientos del presidente y qué ofrecerá a sus interlocutores, como tampoco ayer viernes entró en detalles la número dos del Ejecutivo, Carmen Calvo. Sí insistió Narbona en que ahora toca una "labor fundamental de explicación a la ciudadanía", porque el Ejecutivo y el PSOE "han hecho todo lo posible para que hubiera Gobierno" y seguirán "trabajando" para evitar nuevas elecciones, el escenario que hoy por hoy se percibe como más probable y el que algunos cuadros de la cúpula federal ven como más deseable.

La dirigente llama a los líderes a hablar con Sánchez para "explorar otras vías diferentes a las que se debatieron en la sesión de investidura"


En ese sentido, el camino que cabría explorar, para el PSOE, es el de un acuerdo de investidura o un pacto de legislatura, las dos alternativas que ya Sánchez enunció en la tribuna del Congreso el pasado lunes en su debate con Iglesias. Este la rechazó. Pero IU, que ha visualizado su discrepancia con el modo de negociar de Podemos y que decidió la abstención en la segunda votación, la del jueves, al margen de lo que hicieran sus socios, ha resucitado ese camino. En un comunicado de la cúpula de Alberto Garzón lanzado ayer viernes por la tarde, se abrió a un pacto "en torno a las bases programáticas establecidas en el acuerdo de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, aun en el supuesto de que no existiera acuerdo para constituir un Gobierno de coalición con el PSOE, con el fin de evitar una nueva repetición electoral".

Distinta actitud en las CCAA

Narbona señaló que el PSOE "respeta" la propuesta de IU, como respeta "cualquier debate interno", y añadió que "está en la línea" de lo que ofreció el presidente en el arranque del último proceso negociador: "Un Gobierno socialista con un programa pactado con Unidas Podemos y con apoyo externo al Gobierno", "igual" que sucede en Portugal o Dinamarca, en ambos casos con resultados "muy positivos". Ayer, tras el Consejo de Ministros, y antes de que trascendiera la decisión de IU, Calvo reabrió también la puerta del acuerdo programático. PSOE e IU, por tanto, tienen posiciones conectadas. "La propuesta de IU habrá que ver hasta donde cambia la posición de Unidas Podemos. Respetamos el debate interno que puedan tener como lo que puede pasar en distintos territorios", agregó. Distintos cargos del Ejecutivo y de la cúpula del PSOE consultados por este diario coinciden en que tal vez el giro de Garzón pueda ayudar a remover el patio interno en UP, pero es harina de otro costal, advierten, que pueda inducir a Iglesias al cambio, porque le ven muy "enrocado".

Narbona: "La propuesta de IU habrá que ver hasta donde cambia la posición de Unidas Podemos. Respetamos el debate interno que puedan tener"

En ese sentido, la dirigente apuntó que la actitud de los morados es cambiante según la comunidad: en La Rioja tumbó a la candidata socialista a la investidura, Concha Andreu (elección que sí apoyó IU), mientras que en Aragón este mismo sábado se anunció el cierre de un preacuerdo que supondrá que Javier Lambán repetirá la semana que viene como jefe del Ejecutivo regional tras unas largas y durísimas negociaciones. Y en Navarra también hay acuerdo de coalición de los socialistas con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

El PSOE reitera que ya no habrá coalición y celebra la vía de IU para presionar a Podemos

"No podemos perder ni un solo día"

El problema de acercamiento con Iglesias, repitió Narbona, no estuvo en el programa, porque el de socialistas y morados sí es "muy coincidente". La dificultad estribó en "cómo entendía" UP el Gobierno de coalición y en el rechazo a una "oferta con enorme contenido", y no con "elementos decorativos" —no lo son una vicepresidencia social y tres ministerios como Sanidad, Vivienda e Igualdad—. Pero en cualquier caso, fracasada la investidura de Sánchez por UP, no hay vuelta atrás: "La oferta que se hizo [de coalición] ya no está sobre la mesa", reiteró.

Los socialistas vuelven a reclamar a PP y Cs que se abstengan, y que eso no significará "cambiar" la propuesta programática del PSOE

Pantalla pasada. Y a trabajar, vino a decir Narbona. "En el PSOE este año no hay vacaciones porque es absolutamente urgente que superemos la situación en la que estamos y que haya un Gobierno que tenga la capacidad de abordar todas las urgencias sociales. No podemos perder ni un solo día", porque hay retos que abordar, justificó. La presidenta del PSOE llamó a todas las fuerzas a que estén dispuestas a hablar con Sánchez y "quieran explorar otras vías diferentes a las que se debatieron en la sesión de investidura". En el Congreso se vio, por tanto, que "no era posible" un Gobierno de coalición porque Unidas Podemos "rechazó la oferta generosa y consistente" de los socialistas, y es momento de "explorar otras posibilidades". "En eso vamos a estar en los próximos días y semanas, intentando no dejar correr el tiempo, sino acelerar para que no haya que convocar elecciones", aseguró.

Pablo Iglesias, a su llegada al escaño el pasado 25 de julio. (EFE)
Pablo Iglesias, a su llegada al escaño el pasado 25 de julio. (EFE)

Apènas quedan dos resquicios que permitan la investidura. O bien que Unidas Podemos flexibilice su postura o bien que el PP y/o Cs se abstengan. A las derechas también se dirigió Narbona. Les pidió a ambos que quiten "barreras" para que la legislatura eche a andar, pero eso no significa, dijo, que el PSOE renuncie o "cambie su propuesta programática". Quizá las posturas cambien en los casi dos meses que quedan por delante. De momento, todo está muy reciente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios