EL PP MANTIENE SU NO AL PSOE

Iglesias dice a Sánchez que se replantearía su abstención si hubiera acuerdo PSOE-Cs

El presidente responde con una ronda telefónia a la petición de reunión urgente lanzada por Rivera, que quería que el PSOE firmara el compromiso de tres condiciones para dar su abstención

Foto: Pedro Sánchez sale a recibir a la Selección española de baloncesto, este 16 de septiembre en el palacio de la Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez sale a recibir a la Selección española de baloncesto, este 16 de septiembre en el palacio de la Moncloa. (EFE)

La ronda antes de la ronda. El presidente del Gobierno en funciones fue llamando este martes por la mañana a los líderes de Unidas Podemos, PP y Ciudadanos —por este orden— para conocer su decisión final antes de ver él mismo al Rey en la Zarzuela. Y, por ahora, todo sigue como estaba: los morados mantendrían su abstención porque siguen reclamando la coalición al PSOE, y advierten de que replantearían su voto si hubiera acuerdo de socialistas y Cs. El PP también se queda en el no. Y los naranjas ya anticipan que no pasarán a la abstención si los socialistas no "rectifican".

La secuencia de contactos fue la respuesta que trasladaron fuentes de la cúpula socialista a la petición de reunión urgente hecha por carta por el jefe de Ciudadanos y anunciada en 'El programa de Ana Rosa', en Telecinco. Ferraz informó así de que Pedro Sánchez telefonearía a las 11 horas a Pablo Iglesias; a las 12 horas, a Pablo Casado, y a las 12:30, a Albert Rivera para "conocer su decisión final". "El compromiso del presidente en funciones es abrir una legislatura sin necesidad de ir a elecciones y disponer de un Gobierno estable, que es lo que necesita España". Las llamadas se produjeron, obviamente, antes de que ellos tres vayan a ver al jefe del Estado en la Zarzuela, ya que Iglesias estaba citado a las 12:15; Rivera, a las 16:30, y Casado, a las 17:15. El último líder político con el que despachará Felipe VI en esta segunda y definitiva ronda de esta legislatura es el propio Sánchez, que tiene prevista la entrevista a las 18:00.

Según un comunicado redactado en los mismos términos por PSOE y Unidas Podemos, Iglesias aseguró a Sánchez que mantendría la abstención salvo que admitiera este un Gobierno de coalición. "En caso de un eventual acuerdo entre PSOE y Cs, Iglesias ha trasladado que el grupo confederal valoraría el contenido de dicho acuerdo para decidir su voto final". Este punto es el clave, puesto que la investidura sí prosperaría si hubiera una (improbable) abstención conjunta de Cs y Podemos, y también saldría adelante con el sí de socialistas y naranjas, puesto que ambos suman mayoría absoluta (180 escaños). Además, el presidente transmitió a Iglesias que "le informará regularmente de los asuntos de Estado".

Sánchez demandó a Casado una "abstención técnica" del PP para que su Ejecutivo no dependa de las fuerzas soberanistas. Le remarcó, además, que con la sentencia del 'procés' a la vuelta de la esquina —y la eventual respuesta contundente de las formaciones secesionistas— y un potencial Brexit salvaje es "importante tener un Gobierno estable con plenas capacidades". Pero Casado le manifestó el rechazo a su investidura, por lo que, en palabras del PSOE, rechaza también un Ejecutivo fuerte y "evitar con ello una repetición electoral". Los populares, sin embargo, evitaron adelantar su postura hasta la posterior audiencia con Felipe VI, informa Ángel Collado.

Iglesias dice a Sánchez que se replantearía su abstención si hubiera acuerdo PSOE-Cs

El secretario general del PSOE, pues, va conociendo de antemano el posicionamiento de los partidos, antes de que estos se lo fueran trasladando al Rey. Se calcula que a partir de las siete de la tarde habrá bien comunicado de la Zarzuela o bien un despacho del monarca con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. De la ronda tiene que desprenderse una decisión del jefe del Estado: o bien propone un candidato a la investidura o bien constata que Sánchez no tiene los apoyos suficientes para ser elegido y por tanto España va a elecciones generales el 10 de noviembre. Este sigue siendo el escenario más probable.

Ferraz insiste en que la voluntad es un armar un "Gobierno estable". Sánchez avisa a Casado de que hace falta ante la sentencia del 'procés' y el Brexit


Rivera, que ha rechazado verse con el líder del PSOE en los últimos meses, solicitó una "reunión urgente" con Sánchez para "abordar una solución de Estado que pueda poner las instituciones de nuestro país en marcha y eviten el coste económico y político de una eventual repetición electoral". El presidente de Cs, tras su encuentro de dos horas ayer lunes con Casado —y en el que este evitó sumarse a la estrategia de abstención conjunta y coordinada—, pretendía que asumiera "tres compromisos" por escrito.

Acuerdo programático

Las tres premisas ya son conocidas: que rompa "el acuerdo con Geroa Bai y Podemos en Navarra, que cuentan con el apoyo de Bildu [en realidad, es la abstención] y sentarse a negociar un Gobierno constitucionalista" en la comunidad foral, "establecer una mesa de trabajo a tres con miembros designados por el Gobierno, Cs y PP para planificar la aplicación del artículo 155" en Cataluña y "comprometerse a respetar íntegramente la sentencia del 'procés', renunciando al indulto a los políticos si hay sentencia condenatoria" y finalmente "el compromiso de respetar la bajada de impuestos aplicada por Cs y PP en los últimos Presupuestos Generales del Estado vigentes y no subir los impuestos a las familias ni a las cuotas a los autónomos a lo largo de esta legislatura". "Solo así —remacha Cs— podrá producirse un eventual desbloqueo por parte de la oposición". Los socialistas ya reiteraron que cumplían esas tres condiciones puesto que hay un Ejecutivo que "defiende la Constitución" en Navarra y que lidera la socialista María Chivite, el Gobierno central activará el 155 si hay una nueva quiebra de la ley y pretende "aliviar" la carga fiscal que pesa sobre las clases medias y trabajadoras.

Ábalos confirma que si Sánchez no tiene los apoyos suficientes no irá a la investidura. La ronda telefónica final es el último movimiento del líder

Posición que Sánchez reiteró este martes por teléfono y por escrito a Rivera, garantizándole así que cumplía ya con sus condiciones. Pero Cs replicó airado: esa carta es una "tomadura de pelo" y una "colección de mentiras", por lo que si el presidente "no rectifica" y no "vira" hacia el constitucionalismo, los naranjas mantendrán su no.

No se esperaba que en estas tres llamadas Sánchez hiciera ninguna contraoferta a los tres grandes grupos de la Cámara, y no las hubo. Esa era la postura de los socialistas en los últimos días, que sentenciaban que su posición ya había quedado fijada y que el partido tiene un comportamiento "predecible". Un planteamiento que quedó incluso reflejado en el comunicado que Ferraz lanzó el lunes por la tarde, en el que reiteraba la voluntad del PSOE de construir un Gobierno "progresista" cuya estabilidad "no dependa de las fuerzas catalanas independentistas". La ronda telefónica del presidente, por tanto, era sobre todo un ejercicio de presión a los demás partidos a los que siempre pidió desbloquear su investidura, puesto que no hay alternativa. Un último movimiento también para vestir el relato de cara a la cada vez más segura competición electoral del 10-N.

Iglesias dice a Sánchez que se replantearía su abstención si hubiera acuerdo PSOE-Cs

El obstáculo principal para Sánchez sigue situándose en Unidas Podemos. Hasta ahora, los morados han venido reclamando una coalición, opción que para los socialistas está enterrada porque no existen las "bases mínimas de confianza" entre las dos formaciones. De modo que, salvo que hubiera cambios de ultimísima hora, el presidente no se mueve de su oferta de acuerdo programático, completado con garantías "rigurosas" de cumplimiento del mismo y la posibilidad de que cargos de UP ocupen cargos en organismos e instituciones públicas. Alternativa que Iglesias sigue viendo insuficiente.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, confirmó este martes en RNE que si Sánchez no cuenta con los respaldos necesarios, no está dispuesto a ir a otra sesión de investidura, porque no sería más que otra "ceremonia de fracaso". El dirigente también ratificó que si los morados prestan su sí gratis, el presidente lo aceptará. "Si manifiestan que nos van a apoyar, obviamente aceptaremos ese apoyo. Gratuito no es un término que favorezca la consideración, pero lo que importa es un apoyo afirmativo", arguyó. Pero UP se quedó en la abstención, y así se lo dijo Iglesias al Rey.

Ferraz convoca a su ejecutiva para este jueves

Otro movimiento que también entra dentro de la lógica y de lo esperado. La reunión de la cúpula del PSOE. Eso llegó este martes por la mañana. Ferraz convocó a la ejecutiva federal del partido para este jueves, 19 de septiembre, a las 10:30 horas, según confirmaron fuentes de la cúpula. El propósito oficial es analizar la situación política, pero qué duda cabe de que el motivo real es poner en marcha la maquinaria electoral. Porque el primer paso es la constitución del comité de campaña, que presumiblemente volverá a dirigir el secretario de Organización, José Luis Ábalos

La ejecutiva también tiene que convocar al órgano máximo de dirección, el comité federal, que finalmente no se reunirá el próximo sábado, 21 de septiembre (coincidiría con el pleno de la FEMP). Será más adelante cuando se cite para proclamar las listas del 10-N, que sufrirán previsiblemente pocos cambios respecto a las del 28 de abril. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios