EN PLENA RONDA DEL REY

Sánchez pide a PP y Cs una abstención técnica al "cumplir" las condiciones de Rivera

"No hay obstáculo real para que se abstengan", dice, y subraya que en Navarra hay un Gobierno constitucional y que en Cataluña el Ejecutivo central vela por el cumplimiento de la ley

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este 16 de septiembre en Níjar, Almería. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este 16 de septiembre en Níjar, Almería. (EFE)

Los socialistas no entrarán a negociar las condiciones que este lunes puso Albert Rivera para desbloquear con el PP la investidura de Pedro Sánchez. Siguen pidiendo a Ciudadanos, pero también al PP, que le den su abstención técnica, porque no hay "razones objetivas" para negarla, puesto que aquello que pide Cs, a ojos del PSOE, ya lo "cumple". Esto es, quiere una abstención gratis, para permitir que arranque la legislatura y los españoles no tengan que volver a las urnas el 10 de noviembre, puesto que no hay alternativa. "No hay ningún obstáculo real para que PP y Cs se abstengan", señaló el propio líder del PSOE desde Almansa, en Albacete, donde se desplazó para conocer de cerca los daños ocasionados por la gota fría (la DANA) en el sureste peninsular.

El presidente del Gobierno en funciones hizo esta mañana unas declaraciones genéricas desde Cabo de Gata-Níjar, apelando a la "responsabilidad" de todos los partidos. Se dirigía a los medios cuando en paralelo Rivera estaba arrancando su rueda de prensa en Madrid. En ella, el jefe de los naranjas protagonizó un giro inesperado cuando ya están en marcha las audiencias de los representantes políticos con escaño en el Congreso en la Zarzuela, con el Rey. Después de negar su abstención desde las generales del 28 de abril, Rivera propuso a los populares una posición conjunta "en un momento límite de la política española", cuando España está a punto de irse a elecciones si mañana el jefe del Estado constata que no hay apoyos suficientes para poner en pie una investidura.

El líder de Cs planteó esa abstención de las dos formaciones de derechas —el concurso de ambas sería necesario, no bastaría con una de ellas solo— a cambio de la tres condiciones. Uno, la ruptura del Gobierno en Navarra de María Chivite, que fue elegida con los votos de Podemos, Geroa Bai, Izquierda-Ezkerra y la abstención de EH Bildu, permitiendo que la coalición de UPN-Cs-PP pueda gobernar (y estando abiertos a una coalición con el PSN). Dos, la planificación de un nuevo artículo 155, ante la previsión de un "otoño caliente" por la sentencia del 'procés'. Y tres, el despliegue de reformas económicas muy distintas a las previstas por socialistas y morados (no a las subidas de impuestos ni más carga tributaria para los autónomos, en síntesis).

"No hay pacto con Bildu ni lo habrá. El 155 se aplicaría si la situación constitucional lo requiere, como ya se hizo. No subirá la presión fiscal"


Fuentes socialistas insistieron en que Sánchez "siempre ha pedido la abstención técnica" a PP y Cs. Así que "si estos son los puntos, se demuestra que no hay razones objetivas". "En Navarra hay un Gobierno que defiende la Constitución, en Cataluña también el Gobierno de España vela por el cumplimiento de la Constitución y queremos bajar los impuestos a la clase media".

La referencia a la sentencia del TC

Para los socialistas, "no hay ninguna de las tres razones que impida la abstención". "No hay pacto con Bildu ni lo habrá. El 155 se aplicaría si la situación constitucional lo requiere, como ya se hizo. No subirá la presión fiscal sobre las clases medias y trabajadoras. Les volvemos a invitar por tanto a que desbloqueen la formación de Gobierno".

El presidente subraya que siempre pidió un Ejecutivo "progresista", para obtener el sí de Podemos, y no depender de los soberanistas

Después, el propio Sánchez respondió a los medios de comunicación desde Almansa. "No hay ningún obstáculo real para que PP y Cs se abstengan, que es lo que hemos venido pidiendo desde el 28 de abril, ya que no hemos pedido ningún tipo de apoyo, solo una abstención porque no hay una mayoría alternativa a la del PSOE". El presidente argumentó que si se analiza la política del Ejecutivo respecto al conflicto soberanista, es "evidente" que "garantiza el cumplimiento de la Constitución y del Estatut, la integridad territorial, la soberanía nacional y en caso de que hipotéticamente las fuerzas independentistas volvieran a situar a España y a Cataluña ante una situación de quebrantamiento de la Constitución y del Estatut, el Gobierno actuaría con la misma contundencia y la misma proporcionalidad al desafío que se pudiera plantear". Sánchez proclamó que no puede haber "duda" al respecto, puesto que el PSOE apoyó la intervención de la comunidad cuando estaba en la oposición y lo volvería a hacer ahora, ya desde la Moncloa.

Sánchez pide a PP y Cs una abstención técnica al "cumplir" las condiciones de Rivera

El líder del Ejecutivo, como ya hiciera el jueves su número dos, Carmen Calvo, recordó que también es importante conocer la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado julio, que limita la aplicación del artículo 155, haciéndola temporal, acotada y excepcional.

De momento, todo apunta al 10-N

Respecto a la condición económica, Sánchez sostuvo desde Almansa que la intención de su Gabinete es "aliviar la carga fiscal a la clase media y trabajadora de este país". Y respecto a Navarra, "no ha habido ningún pacto con Bildu", y lo que garantiza el Ejecutivo de Chivite es el "cumplimiento de la Constitución y la disposición que reconoce la foralidad" de la comunidad. Al hacer esa afirmación, estaba rechazando la posibilidad de revertir la investidura de su compañera de partido para que llegue al poder Navarra Suma.

La investidura sigue, por el momento, bloqueada, salvo que se produzcan más movimientos sorpresa en las últimas horas, como el de Rivera

"Siempre hemos sido muy claros", concluyó Sánchez, remitiéndose a los dos principios que ya enunció, recordó, en el debate de investidura de julio. Uno, armar un Ejecutivo "progresista", con una hoja de ruta "progresista", "de políticas económicas y sociales y de ampliación de derechos y libertades de reconstrucción del Estado del bienestar", cuestión ofrecida a Unidas Podemos. Y dos, que no dependa de las fuerzas secesionistas, y para que esto no ocurra, es "evidente que PP y Cs se tienen que abstener", concluyó. El presidente insistió a Pablo Iglesias en que tiene que decidir "qué hacer", si ayuda a poner en marcha un nuevo Gabinete (que no sea de coalición), pasando de la abstención al sí.

Sánchez pide a PP y Cs una abstención técnica al "cumplir" las condiciones de Rivera

Por la tarde, Ferraz emitió un nuevo comunicado [aquí en PDF] con el que apuntalaba su posición: insistía en que las condiciones que plantea Cs "se cumplen", por lo que no hay "razones objetivas" para mantener el bloqueo. "En consecuencia, instamos a Cs a facilitar, con su abstención, la formación de un Gobierno progresista y evitar la repetición electoral". La nota también se dirige a Unidas Podemos, para que propicie la reelección de Sánchez pasando al sí y aceptando un acuerdo programático, abandonando, por tanto, su pretensión de coalición.

La investidura de Sánchez sigue por el momento bloqueada, a falta de los movimientos sorpresa que, como en el caso de Rivera este lunes, puedan sucederse hasta mañana por la tarde, cuando Felipe VI reciba al presidente en funciones. Por lo pronto, también el PP acogió con escepticismo la oferta de Cs, porque entiende que esa propuesta ya la rechazó por la vía de los hechos el PSOE en los meses pasados. Lo previsible, por tanto, es que España vaya a elecciones el 10 de noviembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
94 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios