A CAMBIO DE TRES GRANDES CONDICIONES

Rivera ofrece a Casado una abstención conjunta para que Sánchez pueda gobernar

Una "solución al límite". Rivera propone una abstención conjunta si Sánchez rompe su pacto en Navarra, planifica un posible 155 en Cataluña y se compromete a medidas económicas

Foto: Los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera. (EFE)
Los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera. (EFE)

Giro de última hora. El presidente de Ciudadanos compareció esta mañana tras reunir a su ejecutiva nacional permanente y a escasas horas de verse con el Rey en la ronda que Felipe VI ha iniciado este mismo lunes para constatar si Pedro Sánchez tiene suficientes apoyos para ser investido o si, por el contrario y como hasta ahora parece, no los tiene y España irá a unas nuevas elecciones generales. "Es una solución al límite", avanzó Albert Rivera a los medios, para anunciar después su oferta a Pablo Casado: una abstención conjunta para que el líder socialista ponga en marcha un Gobierno a cambio de tres grandes condiciones y evitar así unos nuevos comicios.

En concreto, según desgranó Rivera, los tres requisitos ineludibles para apoyar a Sánchez serían la ruptura del Gobierno en Navarra de los socialistas con Geroa Bai y Podemos (y la abstención de EH Bildu), permitiendo que la coalición constitucionalista de UPN-Cs-PP pueda gobernar (y estando abiertos a una coalición con PSN), la planificación de un nuevo artículo 155 ante "el otoño caliente que viene" si Torra llama a desacatar la sentencia judicial, y la puesta en marcha de reformas económicas muy distintas a lo pactado con Unidas Podemos (principalmente, la garantía de que no habrá subida de impuestos ni mayores cargas para los autónomos).

Según explicó Rivera, esta misma mañana se puso en contacto con el líder del PP para lanzar la propuesta. Aunque el comité de dirección popular está estudiando la oferta, fuentes de Ciudadanos aseguran que el PP “camina en la misma dirección” y que creen que podría haber fácilmente un acuerdo. Esta tarde, está prevista una reunión entre los dos líderes en el Congreso.

La decisión llegó ‘in extremis’ entre el día de ayer y esta mañana, cuando en Ciudadanos constataron que el acuerdo de la izquierda era imposible. Rivera iniciaba su declaración asegurando que “España está al límite” y dejando claro que “a 36 horas de que se anuncie la disolución de las Cortes”, la oposición “tiene que estar a la altura”. “Tenemos que dar una solución a una situación muy preocupante” y que los españoles “no paguen el fracaso de Sánchez”.

Rivera ofrece a Casado una abstención conjunta para que Sánchez pueda gobernar

“La soberbia de Sánchez puede paralizar el país y que no salgan adelante leyes necesarias. Las nuevas elecciones costarán 175 millones de euros a los españoles. Hay un bloqueo político que no puede continuar y una sentencia del 'procés' que puede ser el mayor reto al orden constitucional. Tenemos que estar preparados”, afirmó Rivera, anticipando que estaba a punto de hacer una oferta importante que daría un giro al escenario actual. “Sánchez fue propuesto por el Rey. Pero a 36 horas de que ‘de facto’ se disuelvan las Cortes y termine la legislatura, el futuro va a ser más negro que blanco”, zanjó.

Por eso, continuó el dirigente naranja, esta mañana llevó la propuesta a su ejecutiva permanente para “no ser el problema de España” y “llegar a un acuerdo con el PP”, y “de la mano, ofrecer una solución de Estado”. Rivera insistió en que ante “la incapacidad de Sánchez” —como reiteró también en una entrevista con El Confidencial recientemente—, los partidos de la oposición deben tener altura de miras: “Tenemos la obligación de poner encima de la mesa una solución más allá de ideologías”, afirmó.

Previsiblemente, esta tarde podría haber una escenificación del acuerdo entre PP y Ciudadanos y, según explican fuentes naranjas, esperan reunirse después con el propio Sánchez. Rivera y Casado se ven en la tarde del martes con el Rey, donde tendrán que confirmar al monarca su sentido del voto en una hipotética investidura. Será en la tarde del martes cuando Felipe VI se vea con el presidente en funciones y después emita un comunicado despejando la gran incógnita: si habrá un pleno de investidura o elecciones generales.

Lo que no está claro, según la oferta, es el porvenir del resto de la legislatura. El acuerdo, en principio, sería únicamente para garantizar la investidura. Aun así, dirigentes de Ciudadanos no descartan otros acuerdos como los Presupuestos. “Dependerá del camino que tome Sánchez”, explican, teniendo en cuenta que uno de los requisitos pasa por implementar medidas económicas que necesariamente irían incluidas en unas cuentas públicas. “Tendrá que comprometerse a hacer unos Presupuestos sin subida de impuestos”, aseguran.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
76 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios