ENTREVISTA EN 'LOS DESAYUNOS DE TVE'

Sánchez propone reformar la Constitución para impedir el bloqueo en las investiduras

El presidente señala que cambiar el artículo 99 es el "primer acuerdo de país" que planteará a los grupos, porque es evidente que no funciona, para evitar así la repetición electoral "sistemática"

Foto: Pedro Sánchez, el pasado 2 de julio a su llegada al Consejo Europeo extraordinario de Bruselas. (Reuters)
Pedro Sánchez, el pasado 2 de julio a su llegada al Consejo Europeo extraordinario de Bruselas. (Reuters)

Desde las elecciones del 20 de diciembre de 2015, España no ha encontrado la estabilidad. Y cada vez que se llama a las urnas el país parece abocado irremisiblemente al bloqueo, a largas negociaciones en muchos casos infructuosas. O a una repetición electoral, como sucedió de hecho en 2016, cuando cerca quedaron incluso unos terceros comicios de no haber regalado el PSOE su traumática abstención a Mariano Rajoy. Ahora España vuelve a estar atascada y se dirige tal vez a otras generales para el 10 de noviembre. Pedro Sánchez no tiene su investidura resuelta, ni mucho menos, y plantea cambios constitucionales.

Su primer acuerdo de país, según anunció él mismo este jueves en 'Los desayunos de TVE', es una reforma del artículo 99 de la Constitución, para impedir que se vuelva a reproducir el bloqueo en las investiduras y se eviten repeticiones electorales sistemáticas.

¿Qué dice el citado artículo 99? Es el que tasa el procedimiento de elección de presidente del Gobierno tras cada renovación de las Cortes. Indica que el Rey, previa consulta con los representantes de los grupos políticos con representación parlamentaria, propone un candidato a la investidura, que habrá de exponer el programa político del Ejecutivo que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara.

Señala que como presidente ha de ofrecer una "garantía y una salida" al país, y que es evidente que el artículo 99 "no funciona" y "hay que reformarlo"


Para resultar elegido, el candidato necesita el voto de la mayoría absoluta del Congreso en una primera votación. Pero si no la alcanza, la propuesta pasa de nuevo por la Cámara Baja a las 48 horas: el aspirante necesita entonces la mayoría simple. O sea, más síes que noes. El 99.4 señala que si la investidura es fallida, "se tramitarán sucesivas propuestas" en la forma prevista en los apartados anteriores. Y el 99.5 dice esto: "Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso". Ese plazo, en este caso, se cumplirá el 23 de septiembre. Si para entonces no hay nuevo jefe del Ejecutivo, España irá a las urnas el 10 de noviembre.

El ejemplo de los municipios

Sánchez defendió que como presidente tiene la "responsabilidad" de ofrecer una "garantía y una salida al país". Porque concurren dos problemas. El coyuntural es la imposibilidad de acuerdo que se está manifestando de nuevo ahora mismo, y el estructural es que el artículo 99 "no funciona" y por tanto, "hay que reformarlo". "Es el primer acuerdo de país que yo voy a ofrecer al conjunto de fuerzas parlamentarias".

"Tenemos que encontrar un mecanismo que permita una investidura y que impida coaliciones negativas que puedan abocar a la repetición electoral", razona

El jefe del Ejecutivo en funciones puso el ejemplo de lo que ocurre con los ayuntamientos de toda España, y se pudo ver el pasado 15 de junio. Si no hay mayoría absoluta del pleno, gobierna automáticamente la lista más votada. "Yo no digo que esa sea la fórmula para la gobernabilidad de España, pero es evidente que tenemos que encontrar un mecanismo que permita una investidura y que impida coaliciones negativas que pueden abocar a la repetición electoral sistemática", reflexionó, adelantando que ofrecerá esa reforma en su debate del 22 y 23 de julio.

Para resolver el atasco coyuntural, Sánchez sigue ofreciendo a las tres grandes fuerzas parlamentarias, a PP, Cs y Unidas Podemos, "un acuerdo de país" para garantizar la "gobernabilidad", y que consiste en poner encima de la mesa como primera medida esa reforma constitucional del artículo 99 para que este bloqueo "sea la última vez que ocurra en todo proceso de investidura futura". A esta modificación de la Carta Magna, el PSOE añade otros, como la limitación de los aforamientos de políticos y la eliminación del término "minusválido" del artículo 49 para reconocer a las personas con "diferentes capacidades".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios